Cuadernos: Baratta se negó a ampliar su declaración indagatoria
El ex funcionario Roberto Baratta y su entonces secretario Nelson Lazarte, así como los empresarios Néstor Otero (Teba) y Gerardo Ferreyra (Electroingeniería) se negaron ayer a ampliar su declaración indagatoria ante el juez federal Claudio Bonadio, en el marco de la causa por los cuadernos del chofer Oscar Centeno por el presunto pago de sobornos a funcionarios kirchneristas.

El ex funcionario Roberto Baratta y su entonces secretario Nelson Lazarte, así como los empresarios Néstor Otero (Teba) y Gerardo Ferreyra (Electroingeniería) se negaron ayer a ampliar su declaración indagatoria ante el juez federal Claudio Bonadio, en el marco de la causa por los cuadernos del chofer Oscar Centeno por el presunto pago de sobornos a funcionarios kirchneristas.

Por su parte, el empresario Osvaldo Acosta, director de Electroingenieria, negó los cargos en su contra tras escuchar la imputación por asociación ilícita que le comunicó el juez Bonadio en los Tribunales Federales de Comodoro Py.

Al declarar por primera vez en este expediente, Acosta explicó cuál era su función dentro de la empresa así como las de Ferreyra y Jorge Neira, este último también imputado en la investigación.

Baratta, ex secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación Federal y número dos de Julio De Vido, es una de las cabezas de la asociación ilícita que investiga la Justicia su nombre fue uno de los más mencionados por los empresarios y ex funcionarios arrepentidos en la causa, acusado de haber sido quien realizaba la cobranza de las coimas.

Las audiencias se produjeron en el marco de una nueva ronda de indagatorias por la causa de los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno, que incluye la convocatoria a la ex presidenta Cristina Kirchner y al ex ministro Julio De Vido para el 3 de septiembre.

Para hoy, en tanto, están citados José María Olazagasti, secretario del entonces ministro De Vido; el ex secretario de Obras Públicas José López; Walter Fagyas, de Enarsa; Rafael Llorens, de Planificación Federal, y Germán Nivello.

Es que el juez Bonadio extendió la imputación desde 2003 a 2015 (cuando antes partía de 2008) y por eso volverá a indagar a muchos de los funcionarios y empresarios investigados.