Cuadernos de las coimas

Cruce por supuestas sustancias "tóxicas"en el departamento allanado de CFK

La defensa de la ex jefa del Estado apuntó a la Policía Federal, cuyo titular rechazó de plano la acusación y reivindicó los procedimientos.

Martes 28 de Agosto de 2018

La defensa de la ex presidenta Cristina Kirchner denunció ayer que los efectivos de la Policía Federal que el jueves pasado allanaron el domicilio de la actual senadora nacional ubicado en el barrio porteño de Recoleta dejaron en el lugar sustancias "tóxicas". Sin embargo, el jefe de la fuerza de seguridad, Néstor Roncaglia, rechazó de plano la acusación.

El abogado Carlos Beraldi consideró que se trata de "un hecho de extraordinaria gravedad" y afirmó que lo detectaron el sábado, cuando ingresó a la vivienda la empleada que "se dedica habitualmente de las tareas del hogar".

"Dado que el trabajo de limpieza requería una mayor profundidad, le solicitó a dos miembros de su familia que la ayudaran. Una vez en el interior del departamento, cuando estaban ordenando la ropa y limpiando los estantes en el vestidor del dormitorio de mi representada, sintieron mareos, fuerte picazón en la garganta y los ojos y dificultades para respirar", aseguró en un comunicado.

Beraldi subrayó que "como tales síntomas persistieron durante el resto del día, el domingo concurrieron a la guardia del Hospital de Clínicas".

"Luego de los controles médicos de rigor, se constató que las dolencias padecidas tienen como origen un tóxico de contacto, recomendándose evitar, por todos los medios, una nueva exposición al mismo ambiente", indicó.

Además, explicó que por ese motivo la ex presidenta "decidió no regresar al departamento hasta tanto no se tenga una certera evaluación sobre el lugar y las cosas que fueron objeto de manipulación durante el allanamiento".

Voceros de la ex jefa del Estado difundieron un certificado emitido por el Hospital de Clínicas que confirma que la persona fue atendida y habla de una posible exposición a un "tóxico de contacto" como causa de los síntomas.

El facultativo que firmó el documento indicó que el paciente atendido concurrió al sanatorio con "síntomas de irritación en piel y mucosas".

Gregorio Dalbón, otro de los abogados de Cristina, señaló que no cree que esa situación se haya tratado de un "atentado" sino de una "maldad" por parte de alguna de las personas que intervino en el operativo.

"No creo bajo ningún punto de vista que hayan querido atentar contra la vida de la ex presidenta, nadie quiso matar a nadie", manifestó.

Además, el defensor de la ex mandataria opinó que la situación "amerita realizar una presentación ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh)".

"Pero si alguien puso un producto que pueda llegar a dañar en lugares que habitualmente son utilizados por Cristina, como los cajones donde guarda su ropa, un poquito de maldad hubo", añadió.

No obstante, el jefe de la Federal negó que durante el allanamiento al departamento de la ex presidenta se hayan dejado sustancias tóxicas.

"No se dejaron tóxicos bajo ningún punto de vista", enfatizó Roncaglia, al tiempo que señaló que durante el procedimiento los agentes policiales no utilizaron ningún "tipo de químicos" y que nadie "puso ni sacó nada que no corresponda".

Al respecto, el jefe policial expresó: "El personal que actuó en el allanamiento es súper profesional y actuó de acuerdo al Código Procesal Penal, a la legalidad, como auxiliares de la Justicia. Nadie sacó ni puso nada que no corresponda. Se filmó y fotografió todo el operativo. Está todo documentado, además hubo presencia de testigos".

Asimismo, Roncaglia precisó que los agentes "secuestraron distintos elementos y el juez evaluará si tienen entidad para la causa".

También confirmó que se realizó una "perforación de 5 milímetros de dimensión para poner una lente y mirar" en una de las paredes de un compartimiento que presentaba "ciertas refacciones".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario