Economía

Cristina se reunirá con el presidente del FMI

La presidenta electa Cristina Fernández deberá definir, tras hacerse cargo hoy del Poder Ejecutivo, cuál será la posición oficial ante los compromisos asumidos oportunamente con el Club de París, motivo por el cual mantendrá el mañana un encuentro con el titular del FMI, el francés Dominique Strauss-Kahn.

Lunes 10 de Diciembre de 2007

La presidenta electa Cristina Fernández deberá definir, tras hacerse cargo hoy del Poder Ejecutivo, cuál será la posición oficial ante los compromisos asumidos oportunamente con el Club de París, motivo por el cual mantendrá el mañana un encuentro con el titular del FMI, el francés Dominique Strauss-Kahn.
  La mandataria electa también trataría este tema, en la Casa Rosada, con el primer ministro de Francia, Francois Fillon, en el encuentro que hoy mantendrán ambos, horas después de asumir formalmente el cargo de Presidenta.
  Fillon exhortó en las últimas horas a la Argentina a reestablecer las negociaciones el Club de París por un monto de 6.300 millones de dólares.
  Esta y otras cuestiones también no se descarta que figuraren en el temario de Fillon y Strauss-Kahn.
  Los papers elevados en las últimas semanas por los especialistas del FMI establecidos en Buenos Aires advierten a sus superiores en Washington la existencia de dudas sobre la credibilidad que ofrecen los datos estadísticos que ofrece el Indec.
  Es por ello, y atentos al impacto que tiene la medición de la inflación argentina sobre el pago de intereses en los bonos de deuda local, se multiplicaron los mails e informes en los que se analiza el desempeño de las estadísticas económicas previo al viaje del titular del FMI al país.
  El Club de París es un grupo informal de acreedores formado por 19 países, que incluye a EEUU y miembros del Grupo de los Siete. Cerca del 70 por ciento de la deuda Argentina es con Alemania, España y Japón.
  Este organismo exige que los países con los que mantiene relación cuenten con un acuerdo previo con el FMI para renegociar pasivos. Sin embargo, la posición argentina es no cerrar un convenio con el Fondo que implique el cumplimiento sistemático de metas económicas.
  Esto también forma parte del interés de la gestión que comenzará Cristina Fernández, ya que de cumplir con este trámite, se destrabarían inversiones provenientes de Estados Unidos y Europa, actualmente bloqueadas por esta cuestión.
  Otro de los temas en la agenda del FMI (y que incluye a los gobiernos de Italia y Alemania), también figura atender la situación de los bonistas en default que no ingresaron al canje, cuyos compromisos ascenderían más de 20.000 millones de dólares.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario