Economía

Cristina recorta el poder del supersecretario Moreno

En medio de una serie de cortocircuitos en el área económica del gobierno, el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, sufrió en los últimos días un recorte de su poder interno, luego de haber recibido un reto de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Jueves 02 de Agosto de 2012

En medio de una serie de cortocircuitos en el área económica del gobierno, el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, sufrió en los últimos días un recorte de su poder interno, luego de haber recibido un reto de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Según informó la agencia "Noticias Argentinas", citando fuentes oficialistas, las acciones de Moreno en la administración kirchnerista mermaron a tal punto que este mismo miércoles circularon versiones sobre su próximo desplazamiento.

A medida que se desinfla la imagen de Moreno en el Gabinete nacional —Cristina acaba de desplazarlo de las gestiones con Brasil para reactivar el comercio entre ambos socios del Mercosur—, parece expandirse el ámbito de influencia del viceministro de Economía, Axel Kicillof.

De acuerdo a las fuentes consultadas, Moreno no mantiene una relación amena con Kicillof, quien incluso estaría preparando a uno de sus colaboradores para proponer en lugar del "supersecretario": se trata del subsecretario de Mejora de la Competitividad, Augusto Costa.

Moreno estaría en la mira de la presidenta desde el 10 de julio último, cuando en la quinta de Olivos la mandataria le pidió explicaciones por los efectos colaterales que presentan los controles al comercio exterior y también por la disparada del dólar paralelo.

La progresiva erosión del playón de maniobras en el que solía moverse Moreno también quedó en evidencia cuando la presidenta decidió apartarlo, tanto a él como a la secretaria de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri, de las negociaciones comerciales entre la Argentina y Brasil.

El "supersecretario", al igual que su delfín Paglieri, fueron duramente criticados por funcionarios del gobierno de Dilma Rousseff por un presunto maltrato en las negociaciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario