Economía

Cristina pidió que el reparto de ganancias se discuta entre privados

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner insistió en su pedido para bajar el nivel de conflictividad en la negociación salarial y opinó a favor de que la participación de los trabajadores...

Jueves 05 de Mayo de 2011

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner insistió en su pedido para bajar el nivel de conflictividad en la negociación salarial y opinó a favor de que la participación de los trabajadores en las ganancias de las empresas se discuta dentro de los convenios de actividad, antes de llevarla a la discusión parlamentaria. Así lo dijo el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Ignacio De Mendiguren, al salir de la Casa de Gobierno, donde participó del segundo encuentro convocado por la Jefa del Estado para avanzar en el pacto social.
  De Mendiguren concurrió acompañado por la cúpula de la central fabril. El lunes Cristina había recibido a la conducción de la Confederación General del Trabajo (CGT). En aquella ocasión, la cúpula sindical insistió en el reclamo para que antes de fin de año el Congreso convierta en ley el proyecto del diputado oficialista Héctor Recalde para establecer la distribución de ganancias extraordinarias de las empresas a los trabajadores.
  El titular de la UIA informó que el tema “estuvo ayer sobre la mesa” de discusión con Cristina. Y dijo que la presidenta coincidió con los industriales en opinar que la iniciativa debería ser debatida entre las partes antes de ser discutida en el Parlamento. En definitiva, una posición distante de la que mostró el jefe cegetista, Hugo Moyano, en el acto que realizó el 29 de abril en la 9 de Julio.
  Ayer, mientras el Ministerio de Trabajo desactivaba un bloqueo de Camioneros a las refinerías y deistribuidoras de combustible, así como un conflicto petrolero a nivel nacional, la presidenta continuó la ronda de diálogo social con la UIA. De Mendiguren fue el único portavoz al término del encuentro que por espacio de dos horas se celebró en la Casa Rosada, y que contó, además de la mandataria y una veintena de empresarios, con la presencia de la ministra de Industria, Débora Giorgi, de Economía, Amado Boudou, de Planificación, Julio de Vido, y de Trabajo, Carlos Tomada.
  Dijo que Fernández de Kirchner se mostró de acuerdo en que en ese ámbito de debate que es el diálogo social se puede acordar que el tema de las ganancias “se incluya en la discusión del convenio colectivo de trabajo”. Y opinó que incluir la cuestión en la discusión paritaria “podría incluso influir en que se bajen las expectativas de demanda salarial”.
  El presidente de la UIA explicó además que la jefa de Estado consideró que “es necesario bajar el nivel de conflictividad y litigiosidad” laboral.
  En este sentido, De Mendiguren señaló que Cristina les pidió empresarios y gremios “encuentren ya un consenso” para encontrar una salida a lo que “se llama la industria del juicio” en relación a los accidentes laborales.
  Los empresarios señalaron en la reunión que los “75 mil juicios” en trámite generan una pérdida de más de 2 mil millones de pesos”, según cifras que maneja la entidad.
  Según De Mendiguren, como balance del encuentro que calificó de “muy bueno”, se fijó una agenda a debatir para “el largo plazo” porque “explicamos por que la Argentina puede doblar su PBI en los próximos 12 años y que el salario vuelva a participar en el 50 por ciento de la riqueza nacional”.

Cuero y alimentos

La Federación de Trabajadores de la Industria Curtidora (Fatica) declaró el estado de alerta y movilización en apoyo a su reclamo por lograr un incremento salarial del 38%. En tanto, el gremio de la alimentación se movilizó ayer al Obelisco para reclamar por un salario básico de la actividad del orden de los 4 mil pesos.

Combustibles: frenan bloqueo de Moyano y paro petrolero

En medio de la ronda de discusiones por el pacto social, el Sindicato de Camioneros bloqueó durante buena parte del día de ayer las plantas petroleras de Capital federal y provincia de Buenos Aires, en reclamo de aumento salarial para los choferes. La medida se suspendió luego de que el Ministerio de Trabajo dictara la conciliación obligatoria por cinco días.
  El gobierno también dictó una conciliación de cinco días en el conflicto que enfrenta a la federación de trabajadores del petróleo con las refinerías del sector. El gremio iba a comenzar a la cero hora de hoy un paro nacional por tiempo indeterminado en reclamo de un aumento del 36%. Por la noche, llegó la tregua obligada por el Ministerio de Trabajo.

Santa Cruz arde. A estos conflictos se suman los bloqueos en los pozos de la sureña Santa Cruz, por parte de distintos gremios conflicto. Con este combo, el sector del crudo hervía justo cuando la presidenta se reunió con la UIA, y el Grupo Petersen, aliado al gobierno, amplió su participación accionaria en YPF (ver página 13).
  En el caso de los camioneros, el secretario adjunto del gremio, Pablo Moyano, explicó que se reclama a las empresas de transporte de combustible eun plus salarial del 20% por el traslado de sustancias peligrosas.
  La medida que afectó la salida de vehículos de refinerías y plantas de Buenos Aires le agregó un factor de tensión al momento conflictivo que atraviesa la actividad petrolera, y que puede derivar en problemas de abastecimiento.
  En tanto, la federación de trabajadores del petróleo y gas privado tenína previsto comenzar un paro por tiempo indeterminado en apoyo a us reclamo de un aumento del 36%. “Estamos haciendo asambleas”, señalaron desde el gremio.

 

Banqueros contra paritarias

Los banqueros que integran la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (Adeba) expresaron ayer su preocupación por el curso que están tomando las negociaciones salariales. La inquietud se la trasladaron al ministro de Economía, Amado Boudou, durante un almuerzo que mantuvieron ayer y en el cual los directivos de las entidades financieras llamaron a preservar el modelo económico.
  Del encuentro realizado en la sede de la entidad, participaron su presidente, Jorge Brito, junto a los ejecutivos Jorge Benegas Lynch, Guillermo Cervino, Antonio Garces, Mario Blejer, Jorge Stuart Milne, Juan Carlos Nougues, Juan José Piano y Norberto Peruzzotti.
  El almuerzo fue a puertas cerradas y trascendió que los banqueros transmitieron cierto grado de preocupación por las negociaciones salariales en curso.
  De hecho, el sector bancario protagoniza una de las paritarias más duras de la ronda de discusión de 2011. El gremio reclama un aumento de entre 30% y 35% y negocia actualmente bajo conciliación obligatoria.
  Fuentes empresarias dejaron trascender que los dirigentes de Adeba le explicaron al ministro que consideraban necesario que la economía “se mantenga alejada lo más posible de la campaña electoral”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario