Economía

Cristina le dijo a la CTA de Yasky que está preocupada por la inflación

La presidenta Cristina Fernández le planteó al sector de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), que responde a Hugo Yasky, su "preocupación" por la inflación y que por ello se trató un "abordaje integral"...

Sábado 07 de Mayo de 2011

La presidenta Cristina Fernández le planteó al sector de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), que responde a Hugo Yasky, su "preocupación" por la inflación y que por ello se trató un "abordaje integral" sobre el alza de precios, en el encuentro mantenido ayer en Casa de Gobierno. También se analizó imponer límites legales a las tercerizaciones para proteger los derechos laborales.

Según detalló Yasky al finalizar este tercer encuentro por la Mesa del Diálogo Social, la presidenta hizo un balance de gestión y luego se sucedió el intercambio con los representantes gremiales que no dejó ningún tema afuera: personería gremial, distribución de la riqueza, inflación y pedidos puntuales de la CTA.

Yasky se reunió con la presidenta en el marco de la mesa de diálogo con sindicalistas y empresarios y expresó su deseo de que el cónclave "no sea sólo para la foto, para el evento, cada dos años", al hablar en una conferencia que ofreció tras el encuentro.

El dirigente aseguró que "es una preocupación que planteó la presidenta de la Nación y que nosotros compartimos, el ver de qué manera hacemos un abordaje integral del tema de la suba de precios, del tema de lo que significa la inflación".

Ese tema "requiere de políticas públicas, y también de la participación de los sectores empresarios, porque evidentemente es un tema distorsivo, que puede significar un retroceso en las conquistas que hemos logrado hasta ahora en términos de salarios".

El dirigente consideró que “fue una reunión intensa, buena, de más de dos horas de intercambios” entre la parte oficial y la sindical, y que “quedó abierta una agenda de temas a ser tratados a futuro”.

Además, señaló que se trataron “situaciones que tienen que ver con la práctica de las organizaciones sindicales en la puja distributiva”, y advirtió que “nos preocupa el contraste de que el mismo día que se discute la ley de participación en las ganancias, también se discute el trabajo esclavo, por las denuncias en el sector rural”.

“Tenemos que encontrar un piso de derechos sociales que tenga menos asimetrías”, aseveró Yasky, sobre lo planteado en el encuentro.

Personería gremial. Asimismo, indicó que se planteó nuevamente el acceso a la personería gremial, y que “estamos decididos a seguir planteando la demanda” y que incluso “hicimos reserva de derechos de un tema en el que no vamos a abdicar” aunque admitió que “no hubo una respuesta concreta” por parte de la presidenta.

Reclamó que “no sea un diálogo para el evento, para la foto, cada dos años, (sino) que podamos tener una relación fluida, en un ida y vuelta”.

De la reunión entre Cristina y la CTA en la Casa de Gobierno participaron el ministro de Economía, Amado Boudou, y de Trabajo, Carlos Tomada.

La reunión se realiza en el marco de la ronda de consultas de la Mesa del Diálogo Social convocado por la presidenta, por el cual se presentó el lunes la CGT, y el miércoles hizo lo propio la UIA. El lunes a las 17, será el turno de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), que conduce Osvaldo Cornide.

Por la CTA tomaron parte del encuentro, además de Yasky, Pedro Wasiejko, Marcelo Frondizi, Edgardo Llanos, Cecilia Martínez, Claudio Marin, Luis D’Elía, Roberto Baradel, Francisco Nenna, Edgardo Depetri y Estela Díaz, entre otros.

Críticas de Micheli

El titular del sector opositor de la Central de Trabajadres de la Argentina (CTA), Pablo Micheli, aseguró ayer que el diálogo convocado por el gobierno “está destinado a un fracaso rotundo porque no hay apertura democrática”. Calificó el encuentro como “una provocación” ya que, recordó, se realizó el mismo día que abrió su local “la verdadera CTA”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario