Economía

Cristina cuestionó el "modelo depredador" de los fondos buitre

Se reunió con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el financista George Soros. La mandataria insistió con la adopción de un marco regulatorio para la deuda soberana durante su primera jornada en Nueva York.  

Martes 23 de Septiembre de 2014

La presidenta Cristina Fernández volvió ayer a cuestionar el "modelo depredador" de los fondos buitre, advirtió que la situación se puede repetir en otros países si no hay una regulación global al respecto y aseguró que ya "se habla de la Argentina como la nueva Arabia Saudita", por sus recursos energéticos en gas y petróleo.

La mandataria se reunió ayer en Nueva York con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y recibió el respaldo de las principales centrales sindicales del mundo por los fondos buitre, mientras sigue abierto el conflicto judicial con los holdouts.

En la primera jornada de actividad oficial en Estados Unidos, la mandataria también mantuvo un encuentro con el magnate y financista norteamericano George Soros, y pese a que había expectativa con que se podía tratar el tema de los holdouts en el encuentro, desde Presidencia no se brindaron detalles sobre el diálogo.

En la reunión que cerró la agenda de actividades de la presidenta, participaron también el canciller Héctor Timerman, el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini y el vocero Alfredo Scoccimarro.

La jefa de Estado apuntó contra el "modelo buitre" que, según consideró, impera en el sistema económico mundial.

Al recibir el respaldo de las centrales sindicales a nivel mundial en la pelea con los holdouts, Cristina reveló que un funcionario norteamericano comentó que por las grandes reservas de gas y petróleo en Vaca Muerta "se habla ya de Argentina como la nueva Arabia Saudita".

"Con una diferencia: no estamos en medio de guerras, no hay enfrentamiento religioso ni diferencias étnicas", aclaró, y por eso destacó que "es más codiciada".

La mandataria resaltó que el objetivo de los fondos buitre es "escarmentar a la Argentina que tiene un modelo de desarrollo que no se basó en las indicaciones del Consenso de Washington" y así "tirar abajo" la reestructuración de la deuda.

Además, advirtió que la disputa con los holdouts, actualmente en el juzgado de Thomas Griesa en Nueva York, "es alarmante" para todos los países.

Por esa razón, insistió en la necesidad del marco regulatorio para la deuda soberana, votado en la ONU, porque "si no lo tenemos, otras naciones pueden verse afectadas por otro juez Griesa" y "como en los años 30 podemos tener crisis recurrentes", explicó.

"Esto no es 'No llores por mí Argentina", es "No llores por mí, the world", enfatizó entonces porque "lo que está pasando con la Argentina es el espejo de la distorsión en el sistema económico mundial", agregó. Por esa razón, recurrió al refrán que dice "cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar", para graficar la necesidad mundial de contar con una estrategia común frente a los buitres.

En este marco, advirtió que "estamos ante un modelo absolutamente depredador, y eso es un modelo buitre", al tiempo que exhortó a los sindicalistas presentes a instar a sus respectivos países a apurar el tratamiento en la ONU del marco regulatorio.

La presidenta aprovechó la oportunidad para confirmar que la Argentina abonará el 30 de este mes 187 millones de dólares en cumplimiento de sus obligaciones y volvió a quejarse por el dinero que, según el fallo de Griesa, "quedó en el limbo".

Performance

El índice FTSE, del Grupo Financial Times, que hace seguimientos de performance de activos internacionales anunció que “la Argentina será degradada de la categoría “Mercado de frontera” al estatus de “Mercado sin clasificar”, debido a los continuos y estrictos controles de capital impuestos a los inversores internacionales”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario