Economía

Cristina cruzó a Moyano y abrió una etapa de "sintonía fina" del modelo

La presidenta Cristina Fernández convocó a los empresarios a "analizar" la inflación, los subsidios y su tasa de ganancia, y rechazó la pretensión del secretario general de la CGT, Hugo Moyano, de impulsar por ley la participación de los trabajadores en las ganancias empresarias.

Miércoles 23 de Noviembre de 2011

La presidenta Cristina Fernández convocó a los empresarios a "analizar" la inflación, los subsidios y su tasa de ganancia, y rechazó la pretensión del secretario general de la CGT, Hugo Moyano, de impulsar por ley la participación de los trabajadores en las ganancias empresarias. También cargó contra los sindicatos aeronáuticos y los grandes compradores de dólares.

Al hablar en el cierre de la 17ª conferencia de la Unión Industrial Argentina (UIA), la presidenta expuso durante un discurso de una hora los trazos de una etapa de gobierno que denominó de "sintonía fina". En su presentación, aunque admitió por primera vez la existencia de un proceso importante de alza de precios, enfatizó que la política oficial apunta al crecimiento y no a fijar "metas de inflación".

"Algunos entienden que competitividad se hace a costa de bajar salarios o de pagar menos impuestos., ahora hay que comenzar con sintonía fina a analizar inflación, subsidios y utilidades", afirmó.

Afirmó que "la competitividad de la economía argentina es sólo sustentable con inclusión social". Y cargó contra los rumores sobre medidas financieras y cambiarias, y las corridas fracasadas contra el Banco Central. "A esta altura todos deberían comprender hacia dónde vamos", señaló .

Cristina volvió a curzarse con el secretario general de la CGT, que disertó poco antes en el mismo ámbito y defendió la potestad de la central sindical para formular reclamos de justicia social. Cuando ya se había retirado, situación que hizo constar la propia presidenta, la jefa del Estado se defendió: "Sin ser dirigente sindical, pero siendo trabajadora de toda la vida, tengo pergaminos suficientes para mostrar que siempre defendí los intereses de los trabajadores".

Definiciones. Ante unos 550 invitados, la Jefa de Estado advirtió que "estamos ante un problema de liderazgo internacional que no acaba de entender que hay un nuevo mundo" y lamentó que "no haya nadie como David Ricardo, Adam Smith o Karl Marx que dé un marco teórico de lo que está pasando". Los puntos más salientes del discurso de la jefa del Estado fueron los siguientes:

u "Vamos a tener que precisar y estudiar a cada uno de los sectores, esta etapa que viene que es la de la competitividad.

u "Tenemos que sentarnos a discutir y a hablar de inversión, para hablar de inflación, para hablar de todas las cosas que tenemos que hablar muy en serio. Para mantener el modelo, tenemos que seguir reinvirtiendo".

u "De los créditos que otorgamos en el Bicentenario encontramos que algunas empresas grandes habían comprado igual cantidad de dólares o más de la que nosotros les habíamos prestado en pesos a tasa negativa".

u *Estoy abierta a todas las ideas, pero fundamentalmente a seguir sosteniendo a rajatabla la demanda agregada y ese poder adquisitivo de las clases mása vulnerables que son las que no tienen capacidad de ahorro, ellos no me hacen contado con liqui".

u "Vamos a tener que medir una utilidad que tenga un estándar más o menos internacional".

"Si la economía pudiera regirse por leyes sancionadas por el Parlamento, no tendríamos necesidad de tener una UIA ni una CGT. Hay empresas que han acordado con sus trabajadores distribuir las utilidades. Es una cosa que tienen que decidir entre los empresarios y los trabajadores, no la puede imponer el Estado por la fuerza a través del Parlamento".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario