Economía

Cristina arrancó el diálogo social con un pedido de mesura a los sindicatos

La presidenta se reunió ayer con la CGT. Insistió en que se moderen las demandas salariales. Pidió “reglas de juego mínimas” para sostener el modelo económico iniciado en 2003.

Martes 03 de Mayo de 2011

La presidenta Cristina Fernández reiteró ayer su pedido de moderación a los sindicatos a la hora de encarar los reclamos salariales de cara a las negociaciones colectivas para este año. Durante el encuentro que mantuvo con la cúpula de la CGT en el marco de la convocatoria al diálogo social, pidió “mesura” al momento de pedir aumentos a las cámaras empresarias.

Así lo reveló anoche al término del encuentro el titular del Sindicato Argentino de Televisión y Servicios Audiovisuales (Satsaid), Horacio Arreceygor, quien ofició como uno de los voceros del encuentro que se convirtió en el primer capítulo de otro nuevo intento presidencial por sellar un pacto social de cara a un año electoral.

La presidenta convocará para el mañana a la Unión Industrial Argentina (UIA) y, posteriormente, a la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y a los representantes de las pequeñas y medianas empresas (pymes).

En la agenda de discusiones con la cúpula a pleno de la CGT encabezada por Hugo Moyano, la jefa de Estado incluyó el tema de la participación obrera en las ganancias, sobre el cual aseguró que “se debatirá en el Congreso” e insistió con el pedido que hiciera hace un tiempo atrás de moderar los reclamos de aumentos salariales. “Se analizó la puja salarial y hubo un reclamo de cordura en los pedidos gremiales”, dijo Arreceygor.

“Fue una reunión amena, cordial”, afirmó el sindicalista, quien sostuvo que “las negociaciones paritarias dependen de la situación de cada actividad o sector”.

Lo concreto es que Cristina Fernández fue concreta y planteó “reglas de juego mínimas” para sostener lo iniciado en el 2003, relató el secretario general del Sindicato de Dragado y Balizamiento y dirigente de la CGT, Juan Carlos Schmid y recordó que la CGT se explayó sobre las medidas necesarias para “institucionalizar el modelo”. En este sentido advirtió que “si queremos ingresar en la etapa del desarrollo, tenemos que saber cuáles son los instrumentos, porque no será con las mismas medidas”, advirtió.

Salud y prepagas. Por su parte, Omar Plaini, miembro del consejo directivo de la CGT, señaló que además se debatió sobre cómo “transparentar el tema de la salud, las obras sociales y las prepagas”. Así, el dirigente reconoció que este tema también fue analizado junto a los ministros de Trabajo, Carlos Tomada y de Economía, Amado Boudou, quienes participaron junto a la presidenta del encuentro. “Se analizó el tema de la situación de la salud, a la que es preciso transparentar y hacer abarcativa”, dijo Plaini.

En ese sentido los sindicalistas reiteraron que la necesidad de que “se apruebe la ley de prepagas” que esta en el Congreso, también resistida por el sector empresario, aunque no recibieron respuesta por parte del gobierno.

Cristina recibió en el Salón de las Mujeres de la Casa de Rosada a la conducción de la CGT en el marco de una agenda abierta que en rigor tuvo la impronta del diálogo social como tema clave y que se extendió durante una hora y media. En el encuentro la presidenta también agradeció a la dirigencia obrera el apoyo recibido a su gestión en el masivo acto realizado el viernes último en la avenida 9 de Julio para conmemorar el Día del Trabajador.

Los dirigentes sindicales señalaron que la presidenta hizo énfasis en la necesidad de “reducir el grado de conflictividad y ser responsables respecto de las demandas” y negaron que durante el cónclave se haya analizado el tema electoral y la conformación de las listas de candidatos.

Pese a eso, la central obrera ratificó su reclamo de que la presidenta sea candidata en los comicios generales del 23 de octubre próximo y los participantes del encuentro negaron enfáticamente que se haya hablado de candidaturas y listas para octubre.

Plaini indicó que “el tema central del encuentro fue el actual modelo, que tiene cuatro ejes: la producción, el empleo, el salario y el consumo, por lo que es preciso alcanzar acuerdos mínimos para profundizarlo e institucionalizarlo”, que según expresó, implica “modificar las herramientas vigentes desde los años 70 y 90”.

Reparto de ganancias. Respecto del tema de ganancias, Plaini puntualizó que “se conversó en términos generales” y subrayó que esa iniciativa del diputado nacional kirchnerista Héctor Recalde requiere de “la búsqueda de los mecanismos adecuados para implementarla”.

“Hay que hallar las fórmulas y las formas. En muchos lugares del mundo, por ejemplo, existen sectores jerárquicos que participan en las ganancias de las empresas con un bonus”, explicó Plaini.

El dirigente coincidió con Arreceygor en que en los conflictos gremiales “es preciso hallar acuerdos mínimos y comunes y ser racionales, ya que siempre existe un tironeo cuando en el centro de la discusión está instalado el tema de la redistribución del ingreso”, aunque expresó que “ningún conflicto puede llegar a desbordarse y, ello, a veces no es provocado por la CGT”.

Telefónicos van por el 35%

El Sindicato Telefónico de Rosario (Sitratel) consensuó en una reunión con la Mesa de Unidad Sindical elevar una reclamo de incremento salarial del 35% tanto a Telecom como a Telefónica, las dos grandes operadoras de ese mercado a nivel nacional en el marco de las paritarias del gremio.

La negociación con ambas empresas comenzará formalmente la próxima semana, como forma de aceitar el diálogo antes del 30 de junio, fecha en la cual vencen las paritarias del año pasado. Según explicó Miguel Paapane, secretario de prensa del gremio, el porcentaje fue acordado el viernes pasado en la mesa sindical que agrupa a dos de las federaciones del sector, Fatel y Foecitra a las que pertenece Sitratel. Para Paapane, las expectativas sobre el diálogo con la empresas son todavía inciertas. “Esto recién comienza. La paritaria vence el 30 de junio próximo y estamos comenzando a dialogar desde ahora”, dijo.

Respecto al incremento del 24% que acordó el titular de la CGT Hugo Moyano para el gremio de los Camioneros, que de alguna forma fijó un virtual techo a la negocación paritaria, el vocero de los telefónicos aclaró que si bien “tienen en claro” que esa cifra de alguna forma “marca la cancha”, hay que considerar que cada sector y gremio tiene sus particularidades. “Negociamos con empresas muy grandes que facturan muy bien”, agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario