Economía

Creció casi 5 por ciento en mayo el costo de producción para la industria local

El incremento del costo industrial de las empresas radicadas en la región del Gran Rosario fue del 4,94 por ciento para el mes de mayo y acumula 8,15 por ciento desde principios de año...

Sábado 18 de Junio de 2011

El incremento del costo industrial de las empresas radicadas en la región del Gran Rosario fue del 4,94 por ciento para el mes de mayo y acumula 8,15 por ciento desde principios de año y alcanza al 15,36 por ciento en forma interanual. La proyección para 2011 es que ese indicador llegue al 19,56 por ciento, una cifra muy parecida al 20,66 por ciento registrado a lo largo de 2010.

Así se desprende del informe presentado ayer por Marcelo Vila Ortiz, del Instituto de Formación Política (IFP), desde donde explicaron que ese incremento, al que compararon con una inflación en dólares, se explica por el aumento en el costo de la mano de obra y de insumos básicos como plásticos, acero y madera.

A raíz de estos incrementos, desde el IFP también elaboraron un trabajo sobre la competitividad externa del sector que, justamente como consecuencia del incremento de sus costos y la falta de inversión, se vuelve cada vez menos competitivo afuera.

Así, el año pasado el sector importó por 307 millones de dólares, un 10,43 por ciento más que en el año 2007; y exportó por 107 millones, un monto que si bien es un 31 por ciento superior al de 2007 igual dejó un déficit sectorial de 200 millones de dólares.

A esto hay que agregarle que la casi totalidad de las colocaciones externas son con países limítrofes o del sur del continente, lo cual habla de falta de estrategias para búsqueda de nuevos mercados y de la adversión al riesgo que caracteriza a una parte del empresariado local.

"Las ventas externas son tres veces menores a las importaciones, o sea que por cada dólar exportado, importamos 2,87", puntualizó Vila Ortiz, para quien esta situación es "insostenible a mediano plazo" y sólo se sostiene por la diferencia cambiaria con Brasil.

A la hora de encontrar razones a la pérdida de competitividad externa del sector, Vila Ortiz puso el foco en la implicancia de la puesta en marcha de las licencias no automáticas de importación (LNA), que encarecieron en muchos casos insumos que salen más caros si son nacionales que importados, o que directamente ya casi no se encuentran en el mercado, como pasa con los plásticos.

"Las LNA no han dado el resultado esperado, ya que provocan que muchas firmas afronten alzas de precios injustificadas, es inexplicable que las empresas que benefician de las licencias suban sus precios", explicó.

Además, el experto aseguró que es imposible pensar en competir en grande si no se invierte para ampliar capacidad productiva, así como en tecnología nueva e innovación: "falta dar un salto de calidad", sentenció, tras lo cual agregó que desde el sector público también se necesita una reingeniería que ayude a definir metas industriales.

Inversión. "Al privado le decimos que hace falta más decisión real para invertir ya que para crecer hay que tomar riesgos", dijo Vila Ortiz, quien además le pidió al sector público más y mejores políticas para alentar inversiones, medidas para "evitar aumentos preventivos por parte de los formadores de precios industriales, y por último una política cambiaria "que acompañe".

En cambio, las voces industriales de sectores como los de plásticos, autopartistas y máquinas de refrigeración para la industria de la alimentación cargaron las tintas contra la falta de previsibilidad de las políticas públicas, el alto costo de la mano de obra por los aumentos salariales acordados en paritarias, la presión impositiva y la falta de infraestructura logística para la exportación de manufacturas.

Hugo del Valle, presidente de la Cámara de la Industria Plástica de Santa Fe, aseguró que tras la aplicación de las LNA el mercado interno quedó desabastecido de materia prima, ya que la producción local no alcanza. "Los uruguayos nos están vendiendo sillas y mesas plásticas porque compran materia prima china un 30 por ciento más barato que acá", afirmó.

José Villamil, gerente de suministro de planta de Fric-Rot, aseguró que por la suba de costos perdieron en febrero un negocio de 2 millones de dólares: "Nuestro principal cliente era EEUU, pero desde el año pasado les sale más barato producir allá", afirmó.

Déficit

El resultado del balance de pagos del primer trimestre del año arrojó un déficit de 673 millones de dólares en la cuenta corriente y de 153 millones en la cuenta capital. También una baja de 1.159 millones en las reservas internacionales, según informó ayer el Indec. En tanto, la deuda externa bruta total a fines de marzo ascendió a 130.827 millones de dólares.

Subió 9% la actividad fabril

La actividad industrial creció el 9% entre mayo de este año e igual mes del 2010, impulsado por el sector automotriz, la producción de acero, y los minerales ligados a la construcción, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Además, el Estimador Mensual Industrial (EMI) avanzó durante mayo el 1% en comparación a abril, por lo que en los primeros cinco meses del año se alcanzó un crecimiento del 9%.

El repunte interanual estuvo avalado por el crecimiento del 28,7% del sector automotriz, lo que alentó una mejora del 10,2% en la producción de acero crudo, y 14% en neumáticos. Otro sector que aumentó por encima del promedio fue el de la producción de minerales ligados a la construcción. Así, la producción de cemento aumentó 19,6%.

En cuanto a las expectativas de los empresarios, el 20,6% de los consultados por el Indec anticipa una suba en la demanda interna para el mes en curso respecto de mayo, contra un 4,1% que prevé una baja, mientras que el 75,3% no anticipa mayores modificaciones.

En cuanto a las exportaciones, 28,4% de los empresarios anticipan una suba en sus ventas, contra el 6,3% que prevé una caída, mientras que el 65,3% estima un ritmo estable en sus ventas.

En medio de este panorama, el 17,5% de las firmas estima que aumentarán sus importaciones, contra un 6,2% que vislumbra un retroceso, mientras el 76,3% no anticipa mayores cambios.

Antes de que se dieran a conocer estas cifras, la ministra de Industria, Débora Giorgi afirmó que “no creamos que sin salarios, sin industria, sin nuevas incorporaciones al mercado de trabajo vamos a poder vender autos, motos o cualquier otro bien”. La funcionaria formuló estas declaraciones durante la apertura del Quinto Salón Internacional del Automóvil, que se desarrolla en el predio de la Sociedad Rural de Palermo.

Casi todos los rubros industriales tuvieron alzas interanuales, salvo la producción relacionada con la elaboración de carnes rojas, que mostró un baja del 12,6%; hilados y fibras sintéticas, con retrocesos del 4,1 y 6,2%, respectivamente, y refinación de petróleo, con una merma del 8,4% y una caída acumulada del 6,1%.

La utilización de la capacidad instalada en las refinerías alcanzó al 79,4%, frente al 86,7% de mayo del año pasado. En cuanto a la utilización de la capacidad instalada a nivel general, llegó al 78,3% contra el 76,7% de igual mes del 2010.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario