Economía

Créditos hipotecarios: la ilusión hecha ladrillos

El sueño tan anhelado de la casa propia renovó sus esperanzas con el lanzamiento de la línea de créditos hipotecarios que el gobierno nacional anunció para la construcción, ampliación, terminación o compra de viviendas nuevas o usadas. La mayor expectativa de la flamante propuesta, que funcionará gracias a los fondos de la Administración Nacional de Seguridad Social (Ansés), pasa por que la tasa de interés es fija y en pesos a lo largo de todo el crédito, una rareza para el mercado financiero de estos días.

Domingo 14 de Junio de 2009

El sueño tan anhelado de la casa propia renovó sus esperanzas con el lanzamiento de la línea de créditos hipotecarios que el gobierno nacional anunció para la construcción, ampliación, terminación o compra de viviendas nuevas o usadas. La mayor expectativa de la flamante propuesta, que funcionará gracias a los fondos de la Administración Nacional de Seguridad Social (Ansés), pasa por que la tasa de interés es fija y en pesos a lo largo de todo el crédito, una rareza para el mercado financiero de estos días.

La gran cantidad de consultas registrada desde el primer día del lanzamiento habla de la amplia demanda de la población para acceder a la vivienda propia. Desde su presentación, el martes 26 de mayo, se registraron más de 600 mil consultas en la web del Banco Hipotecario, el call center superó las 22 mil llamadas y las distintas sucursales del país atendieron a casi 40 mil personas. En la ciudad diariamente entre 350 y 400 rosarinos se acercan a la entidad financiera para conocer los detalles de la línea de financiamiento.

Durante su paso por Rosario, el titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Ansés), Amado Boudou, destacó que las consultas de interesados en acceder a la línea de créditos del Banco Hipotecario "supera las expectativas iniciales".

Sin embargo, aunque el abanico de alternativas que propone el Banco Hipotecario es amplio, las críticas a la línea "El crédito para tu casa" no tardaron en llegar. El fracaso de experiencias anteriores, cuando los requisitos e ingresos exigidos debían ser más que altos, pone en alerta a los posibles interesados. Más aún cuando recientes planes oficiales de financiación para la compra de autos, motos, heladeras, calefones y cocinas tampoco resultaron ser lo esperado.

Además, la incertidumbre que genera la crisis internacional opera como una restricción a tomar deuda, más aún de largo plazo. No obstante, uno de los factores que incide positivamente en la gran cantidad de consultas realizadas obedece a que el segmento al que se dirigen los créditos hipotecarios, por lo general, alquila una propiedad para vivir y con la financiación anunciada la cuota del crédito superaría por poco margen lo que abonan por mes de alquiler.

Pero aunque muchos se entusiasmen, la línea de créditos del Banco Hipotecario tiene un perfil de destinatario muy definido. Más allá de que teniendo un ingreso de 2 mil pesos se puede acceder al préstamo para adquirir una propiedad se necesita que el grupo familiar junte ingresos por al menos 4 mil pesos para llegar a comprar una vivienda, teniendo en cuenta los valores del mercado rosarino.

Referentes del mercado inmobiliario advierten que las parejas jóvenes con algún tipo de ahorro o que puedan recibir alguna ayuda familiar, ya que se financia sólo el 70 por ciento de una unidad nueva o usada, son los candidatos con más posibilidades de acceder al crédito. También aquellos que ya cuentan con un departamento y optan por pasar de un dormitorio a dos, pueden financiar con los créditos del Hipotecario la diferencia.

Es por eso que desde las inmobiliarias de la ciudad consideran que los departamentos de uno y dos dormitorios que ronden entre los 60 mil y 80 mil dólares serán las propiedades más buscadas. También las casas en zonas alejadas del macrocentro.

Segmento intermedio

Ariel Secondo, consultor especializado en el mercado de viviendas, explicó que "en este momento existe una importante oferta de unidades nuevas disponibles que no son premium y que, con los créditos lanzados, podrían ser adquiridas por familias de ingresos medio y medio-altos, teniendo algunos ahorros y empleo estable".

Sin embargo, el especialista señaló que para que las líneas de crédito sean exitosas se presentan dos condiciones básicas: que la implementación sea impecable y que se pueda lograr un buen nivel de confianza hacia el gobierno y expectativas favorables. "Los planes para autos y electrodomésticos fracasaron porque no supieron implementarse, si se logra superar esa dificultad los créditos serán exitosos porque la demanda existe", indicó Secondo.

El especialista contó que en la ciudad existe un 25% de la población con necesidades habitacionales y de ese porcentaje una pequeña tajada podría acceder al financiamiento oficial. Serían los rosarinos pertenecientes al nivel socioeconómico C2, "aquellos que tienen un buen nivel de ingreso, que como no podían comprar una vivienda adquirieron un auto, se fueron de viaje al exterior y tienen un ahorro ahorra podrán tener una propiedad familiar", sintetizó.

Enrique Badaloni, presidente de la Corporación de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Ceir), estimó que se trata de "un paso positivo" porque el mercado tenía una carencia total de créditos hipotecarios pero advierte que "son caros y no del todo accesibles" porque el que quiera comprar deberá tener un ahorro o ayuda familiar. Pero que sean en pesos los hace tentadores, advirtió el referente de uno de los sectores que sintió con fuerza el impacto local de la crisis internacional y anteriormente los avatares del conflicto gobierno-campo.

De todas formas consideró que seguramente tendrá un impacto positivo. "Por menos que sea el sector que acceda el mercado tendrá una actitud dinámica, hay un sector medio que necesita este instrumento para acceder a una vivienda", apuntó, al tiempo que insistió con que el gobierno debe dar tasas más accesibles y mayores plazos para que los créditos alcancen una mayor parte de la sociedad.

En tanto, dijo que a pesar de que el mercado inmobiliario se mueve a un ritmo menor no se prevé una baja del precio de las propiedades. "El vendedor quiere resguardar el valor, la parte compradora espera una baja de precios pero no se da", explicó Badaloni.

Javier Grandineti, presidente de la Cámara de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros), por su parte consideró que para pensar en acceder a los créditos del Hipotecario hay que "arrancar con ingresos por más de 4 mil pesos y tener ahorros".

"El crédito es para un segmento muy específico, para los que buscan departamentos de uno o dos dormitorios y les faltaba muy poquito para llegar o para aquel al que los padres le pudieron dar un terreno y ahora con un empleo estable puede construir", indicó el titular de Cadeiros.

Sobre cómo influirá la puesta en marcha de esta línea en el mercado inmobiliario, destacó que dependerá de cómo se implemente pero subrayó que "amplió el mercado", en una actividad donde las operaciones de compra venta están dominadas por inversores que se manejan con cash.

Marcelo Passardi, presidente de la Asociación Empresarios de la Vivienda (AEV), indicó que "ya es una novedad que haya líneas de crédito hipotecario" aunque se mostró cauteloso a la hora de analizar cómo impactará en el mercado. "Esperemos que sirva pero nos parecen que las tasas son altas y eso condicionará a los tomadores; todavía no hay síntomas en la calle pero los estamos esperando", señaló el empresario, quien detalló que la actividad sigue estable pero por la cercanía de las elecciones las operaciones se demoran.

A pesar de que la mejor tasa de interés que ofrecen los créditos es para la construcción, desde la asociación civil Grupo Construya, que agrupa a las 12 empresas líderes del sector de la construcción, consideraron que algunos fracasos anteriores hacen prematuro juzgar el efecto.

La construcción

José Rodríguez, gerente comercial SV y vocero del Grupo Construya, mostró cautela a la hora de evaluar el impacto. "Se trata de una medida alentadora y positiva y pareciera que la gente tiene mucho interés pero hay que ver si los interesados pueden realmente tomar el crédito", señaló el directivo de una de las empresas que desde septiembre del año pasado siente con fuerza una ralentización de sus ventas.

A la hora de analizar alternativas para llegar a la vivienda propia vale tener en cuenta un estudio de Construya donde se destaca que en el contexto actual es más conveniente invertir en la construcción y refacción de una propiedad, comparado con julio de 2008.

"Aquellas personas que tengan ahorros disponibles en dólares y analicen distintas opciones de inversión, encontrarán que en este momento se presenta una excelente oportunidad para construir o refaccionar propiedades, ya que bajaron los costos de los materiales y de la mano de obra en dólares; por ejemplo, si tomamos los datos de julio de 2008, la baja de los costos de los materiales fue de 14,8%, y de la mano de obra, de 15,7%; lo que implica una baja promedio de un 15,1% en dólares", comentó Pedro Brandi, presidente del Grupo Construya. Volvieron los créditos hipotecarios, aunque no para todos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario