Cuadernos de las coimas

Corcho Rodríguez negó acusaciones y detuvieron a otros dos empresarios

Sergio Taselli y Néstor Otero deberán dar explicaciones sobre su mención en los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno.

Miércoles 22 de Agosto de 2018

El empresario Jorge Corcho Rodríguez negó ayer haber estado involucrado en la trama de presuntas coimas en obras públicas durante el kirchnerismo al declarar durante unas dos horas ante el juez federal Claudio Bonadio, mientras que fueron detenidos otros dos importantes hombres de negocios como Sergio Taselli y Néstor Otero, quienes deberán dar explicaciones sobre su mención en los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno.

"Me presenté con el pasaporte para demostrar que el día en el que Centeno dijo que me veía o que me fue a ver con Roberto Baratta yo estaba en Estados Unidos", señaló Rodríguez tras prestar declaración indagatoria.

Se refirió, de ese modo, a las anotaciones de 2013, cuando Centeno adelantaba el 17 de septiembre que, un día más tarde, irían a "retirar" en Electroingeniería. "«Corcho» Rodríguez, Isolux, Calcaterra", suscribió el conductor sin dar más detalles.

Además de esa mención en los cuadernos, Centeno había declarado ante el fiscal Carlos Stornelli en su acuerdo como arrepentido que en 2013 visitaban al hombre de negocios en un galpón de la calle Bernardo de Yrigoyen, en Munro.

"Le entregué pruebas a Bonadio que demuestran que en ese lugar no hay un galpón ni una cochera sino un edificio de cuatro pisos que tiene entrada peatonal y en el que, efectivamente, me instalé pero recién a partir de abril de 2014. Se trata de La Roca, una sala de rock que fue inaugurada con un recital de Manal", contó el empresario.

Tras la declaración espontánea del ejecutivo, Taselli se presentó en el juzgado y quedó detenido: el hombre de negocios, vinculado a la explotación del servicio de ferrocarriles, aparece mencionado en los escritos del ex chofer de Baratta como uno de los que en 2013 habría entregado un "bolso lleno de dinero" al ex número dos del Ministerio de Planificación.

Sin embargo, el ex concesionario del tren Roca negó las acusaciones y argumentó que, en esa fecha, no ocupaba el inmueble en el que se lo vincula en los escritos. Taselli también tuvo intereses en Rosario: años atrás fue el principal accionista de la usina Sorrento.

El empresario es señalado como el que entregó en agosto de 2013 bolsos con 170 mil pesos y 200 mil dólares a Baratta en un edificio ubicado en la calle Wernicke al 573.

En su descargo, Taselli dijo que recién tomó posesión de ese lugar en 2016. Es decir: tres años después de los hechos descritos en los cuadernos.

Otra de las novedades fue la detención de Otero, concesionario de la terminal de ómnibus de Retiro, quien se entregó ayer a la tarde a la Policía Federal luego del pedido de arresto librado por Bonadio.

El dueño de la empresa Teba, que tiene la concesión de la terminal desde hace más de 20 años, ya había declarado dos semanas atrás ante Bonadio y Stornelli: también aseguró que en la fecha en que aparece mencionado en los cuadernos entregando un bolso a Nelson Lazarte, asistente de Baratta, estaba en Paraguay.

Su apellido, sin embargo, aparece en varias oportunidades en los cuadernos de Centeno: en junio de 2015, entregando un bolso calculado en 250 mil dólares y, posteriormente, regalando vinos y champagne a Baratta.

Tanto Taselli como Otero están imputados como "partícipes necesarios" de la presunta asociación ilícita que se habría dedicado a la "recaudación de fondos ilegales" aplicados al enriquecimiento ilícito de sus principales organizadores y a la comisión de "otros delitos".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario