Economía

Coparticipación: Santa Fe perdió 6,5 por ciento el año pasado

La provincia fue una de las más afectadas por la caída de las transferencias federales. Buenos Aires, la única ganadora.

Martes 14 de Enero de 2020

Con la excepción de Buenos Aires, las provincias perdieron ingresos reales por coparticipación en 2019 en relación al año anterior. Santa Fe fue una de las más afectadas en ese sentido, ya que recibió un 6,5 por ciento menos de transferencias, descontada la inflación. En pesos constantes a diciembre pasado, resignó $ 11.683 millones a lo largo del año, unos $ 3.332 por habitantes.

Las cifras surgen del último estudio del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), en el que realiza una radiografía de la distribución de recursos a federales a las provincias, por vía de la coparticipación, leyes especiales y compensaciones.

Primer distrito

La gran ganadora del período fue la provincia de Buenos Aires, el único distrito que vio crecer los ingresos por coparticipación en términos reales, un 9,6 por ciento en el acumulado anual.

En plata constante, son $ 39.066 millones más que en 2018. Este resultado es directa consecuencia del Consenso Fiscal firmado en 2017, que cambió la masa coparticipable y garantizó una compensación al distrito más importante del país a cambio de la extinción del Fondo del Conurbano. Por esta vía, recibió recursos específicos por $ 44 mil millones.

Hasta abril del año pasado, la ciudad de Buenos Aires también se mantenía a salvo del destino manifiesto de los Estados del interior, que vieron como mes a mes la inflación devaluaba las transferencias que recibían. En el cuarto mes del año se corrigió a la baja el índice de coparticipación de la Capital Federal, que el ex presidente Mauricio Macri había elevado por decreto a 3,75 por ciento y luego bajó al 3,50 por ciento como consecuencia de la queja del resto de los distritos.

En términos generales, los recursos coparticipables girados durante todo el año pasado alcanzaron a $ 1,63 billón de pesos, lo que representó una baja de 1,5 por ciento en términos reales. El informe del Iaraf recuerda que dentro de esa masa se incluyen las compensaciones acordadas en el Consenso Fiscal 2017, por $ 72.576 millones y compensaciones por la suspensión del IVA a bienes de la canasta básica y elevación del mínimo no imponible de Ganancias por $ 4.298 millones.

Las cuentas finales del reparto arrojaron una caída de 4,7 por ciento de la coparticipación en términos reales para el conjunto de provincias, excepto Buenos Aires.

Ganador y perdedores

En el acumulado anual, el Iaraf dividió a los distritos en cuatro grandes grupos: Buenos Aires, el único que le ganó a la inflación en la recepción de fondos; La Pampa, que apenas perdió el 1,1 por ciento; la mayoría de las provincias, que sufrió pérdidas de entre 3 por ciento y 4 por ciento, y el lote de Santa Fe, San Luis y La Pampa, que experimentó retracciones superiores al 6 por ciento cuando se compara con la inflación.

Entre otras razones, explica el Iaraf que estas tres provincias recibieron en 2016 la devolución del 15 por ciento de precoparticipación ordenada por la Corte Suprema de la Nación. Esto es así porque fueron los distritos que realizaron las demandas. El resto acordó con el gobierno de Mauricio Macri un cronograma de reposición de tres puntos anuales, hasta llegar al 15 por ciento durante este año. Esas transferencias incrementales mejoran la comparación interanual.

Cuando se mide la evolución de las transferencias por cantidad de habitantes, a precios constantes de diciembre de 2019, aparece San Luis como la más perjudicada (- $ 5.784), seguida por Tierra del Fuego (- $ 5.287). El único distrito con resultado favorable fue la provincia de Buenos Aires, que recibió $ 2.249 más por habitante.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario