Economía

Continúa la polémica entre provincia y Nación por la deuda histórica

Viernes 22 de Septiembre de 2017

La polémica entre los gobiernos provincial y nacional por la deuda histórica de 50 mil millones de pesos que reclama Santa Fe a la Nación continuó ayer. El gobernador Miguel Lifschitz acusó a la administración central de apelar a "estrategias dilatorias", mientras que Marcos Peña, jefe de Gabinete de Mauricio Macri, aseguró que la discusión está "dentro de los plazos establecidos por la Corte Suprema".

El miércoles, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dejó entrever que el gobierno nacional propondría pagar ese millonario monto con obra pública. En declaraciones al programa Zysman 830, Lifschitz no la consideró una "verdadera propuesta de pago" sino parte de "estrategias para ir demorando la situación".

"El escenario siempre está abierto para un acuerdo con la Nación, lo que ocurre es que al no estar esos fondos en el presupuesto, es una señal de que no hay voluntad; de que no hay una decisión del gobierno de avanzar en esa dirección", dijo.

El gobernador pidió que "en el debate legislativo que habrá ahora, los legisladores santafesinos de todos los partidos presionen para que se incorpore una cláusula para poder avanzar en este tema durante el año 2018".

El jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, aseguró, a su turno, que "no hay ninguna demora ni ninguna especulación" en la falta de acuerdo por la deuda por coparticipación que la Corte Suprema ordenó a la Nación pagar a Santa Fe en noviembre de 2015.

"La Nación, en esta instancia, honra las deudas y estamos dentro de los plazos establecidos por la Corte para acordar el monto y la forma de pago", añadió Peña en declaraciones al programa A Diario, de Radio 2.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario