Economía

Contigiani potenció las diferencias en el Frente Progresista y el socialismo

En plena polémica por su rechazo a legalizar el aborto, el diputado cosechó el respaldo del vicegobernador y de referentes del PS.

Miércoles 13 de Junio de 2018

La controversia que detonó el firme posicionamiento del diputado nacional Luis Contigiani en contra de la legalización del aborto, que hoy tratará la Cámara baja (ver página 3), sacudió las bases del Frente Progresista (FPCyS), donde radicales y algunos integrantes del gobierno provincial respaldaron públicamente su figura, al tiempo que reavivó la interna en el Partido Socialista (PS).

El lunes pasado, luego de una reunión entre Contigiani y dirigentes del PS, entre ellos el titular del partido a nivel nacional, Antonio Bonfatti, se resolvió que el bloque unipersonal que el legislador integraba (en ese momento ya había decidido renunciar al espacio) no correspondería más al socialismo sino al Frente Progresista.

La jugada buscó desligar al socialismo de una votación en rechazo a la legalización del aborto, instancia que se daría de bruces con la posición histórica del partido sobre el tema. Hoy, cuando Contigiani materialice su posición, lo hará en nombre del FPCyS.

No obstante, detrás de la decisión del ex ministro de la Producción, de origen radical, parecen tallar otros factores que irían más allá del proyecto que en las últimas semanas mantiene al país en estado de debate permanente.

Es que persiste el ruido que generó la frase que el propio diputado lanzó el lunes a la noche con dirección a la Casa Gris. "Con el gobernador Miguel Lifschitz desde diciembre pasado que no nos hablamos", afirmó en declaraciones al programa En Profundidad (Canal 4 Express).

Otras miradas apuntaron hacia el vínculo de Contigiani con la diputada nacional peronista Alejandra Rodenas (Nuevo Espacio Santafesino). Ambos coincidieron en varias votaciones, como la del rechazo a la reforma previsional, una iniciativa que contaba con el compromiso de acompañamiento por parte de la gestión de Lifschitz. Los días por venir reflejarán si la buena sintonía del legislador con la ex jueza rosarina se amplía.

"Lamento la poca capacidad de tolerancia y de diversidad que tiene un grueso conjunto de militantes del socialismo, que genera un punto de inflexión en mi relación con ellos", fue otra de las objeciones de Contigiani al justificar su alejamiento del sector.

Posiblemente la denuncia judicial que un grupo de militantes santafesinos del PS planeaba presentar hoy endilgándole usurpar un bloque y no cumplir con la plataforma electoral es otro condimento que —seguramente— acicateó las críticas del legislador.

Paralelamente, el vicegobernador Carlos Fascendini salió a respaldar ayer la decisión de Contigiani ("Ahora las cosas quedaron más claras", dijo) y cuestionó a un sector del socialismo "por su intolerancia".

El radical, también presidente del Senado provincial, pareció apuntar contra la ministra de la Producción santafesina, Alicia Ciciliani, quien previamente había afirmado que Contigiani debía renunciar a la banca si votaba en contra de la ley.

Incluso, la funcionaria depositó en Bonfatti la responsabilidad, como titular del PS, de haber elegido erróneamente a Contigiani como candidato a la Cámara baja.

Cuando Contigiani llegó al Congreso, en diciembre de 2017, Lifschitz ubicó a Ciciliani al frente de Producción. El paso del radical por esa cartera será recordado como uno de los más críticos a las políticas del gobierno de Macri, en especial por su impacto en territorio santafesino.

"Ahora las cosas están en su lugar. Contigiani fue electo por el Frente Progresista, no por el Partido Socialista. Fue un candidato que representó a ocho partidos que integran la coalición y que tienen pensamiento diverso o posiciones disímiles respecto de esta cuestión (por la despenalización del aborto)", aseveró Fascendini en declaraciones a La Ocho.

También recordó que la posición de su correligionario respecto del aborto "se sabía de antes de resultar electo diputado". Y añadió: "No le podemos exigir que cambie sus profundas convicciones porque tiene una militancia en el partido de largo tiempo. Hay que respetar eso. Además, muchos pensamos como él".

Paralelamente, la controversia también provocó oleaje en las aguas socialistas: el diputado provincial Rubén Galassi manifestó que "hay que aceptar la posición" de Contigiani y aseguró que, en otras coyunturas, se ve "transitando un mismo camino" con el ex ministro.

"Hay que aceptar la posición de Luis, que era conocida por todos. Además, él fue un candidato del FPCyS propuesto por el socialismo. Me siento un hombre de partido, una persona que siempre actuó en función de lo colectivo. Pero también es necesario tender puentes con otros actores de la sociedad que no siempre se sentirán contenidos por los preceptos que defendemos los que estamos en una organización", fundamentó Galassi, quien respaldó la legalización del aborto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario