Economía

Con la plata que llegó del Fondo, el BCRA le dio un golpe al dólar

El precio de la moneda estadounidense inició la semana en baja y volvió al nivel de mediados de marzo. Los bonos no pudieron repuntar

Martes 16 de Abril de 2019

El dólar minorista bajó ayer 64 centavos y cerró a $ 42,647 promedio en la city porteña, al cabo de una jornada en la que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) comenzó a vender los dólares que desembolsó recientemente el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco del salvataje financiero al gobierno de Mauricio Macri. Las subastas de u$s 60 millones diarios buscan llevar calma al mercado cambiario, y fueron autorizadas por el organismo internacional luego de que la divisa se disparara en el mes de marzo.

La autoridad monetaria remató el monto diario autorizado por el Fondo en dos licitaciones de u$s 30 millones. En la primera licitación el precio promedio fue de $41,55, mientras que en la segunda, la cotización media se ubicó en $41,6538.

Las divisas que el Central puso a disposición son parte de los u$s 10.800 millones correspondientes al cuarto desembolso del crédito stand by por u$s 57.100 millones, acordado el año pasado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En tanto, en el segmento mayorista la divisa retrocedió 56 centavos y finalizó a $ 41,62.

Por el lado monetario, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) convalidó ayer una baja de tasas de Leliq de 0,85 puntos básicos, al finalizar en un promedio de 66,852 por ciento para un total adjudicado de $ 198.135 millones.

A partir de esta operatoria se generó una contracción de liquidez de $ 372 millones.

Desde el 8 de marzo la entidad monetaria realiza dos subastas diarias, y en la primera licitación del día, el BCRA convalidó Letras de Liquidez (Leliq) a siete días de plazo a una tasa promedio de corte que se ubicó.

Gustavo Quintana, analista de PR Corredores de Cambio, comentó que esta fue la sexta caída consecutiva del tipo de cambio mayorista "que lo alejó de los máximos históricos y lo dejó sobre el final del día en un nivel similar al del 22 de marzo".

Mauro Mazza, analista de research de Bull Market Brokers, detalló que "entre Hacienda y los embarques de aceite y harinas de soja se liquidaron unos u$s 170 millones". Así, el mercado pasó de tener un faltante a "un excedente de unos u$s 80 millones".

Para Mazza, posiblemente el miércoles o el próximo lunes "comience aparecer algo de demanda de inversores del exterior luego de los pagos de los bonos del Tesoro TO23 y TO26, que podrían generar una dolarización de portafolios". Luego, el peso podría volver a apreciarse, dijo el analista.

Durante la rueda de ayer la Bolsa porteña, luego de dos retrocesos consecutivos, volvió a la senda de los ascensos de la mano de las acciones de los segmentos energético y financiero, en un contexto de reducidos negocios.

Con el alivio de un dólar en baja, el índice bursátil S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos aumentó un 1,2 por ciento, al cierre de 31.745,57 unidades. Los principales recorridos del día los registraron los papeles de Valores (5 por ciento), Transener (4,5 por ciento), Transportadora de Gas del Sur (3 por ciento) y Galicia (3 por ciento). El volumen operado en acciones sigue muy chato y apenas alcanzó los $ 610,5 millones.

"Que la calma cambiaria de las últimas ruedas no se esté trasladando en un mayor apetito por los activos locales, debe ser interpretado como una señal de que la desconfianza inversora no desapareció, sino que sólo está camuflada detrás del respiro del dólar", analizó un operador.

Riesgo país

El segmento de la renta fija es un ejemplo. Los principales bonos soberanos en dólares (cotizantes en pesos) anotaron bajas generalizadas, producto de una nueva caída de la moneda de Estados Unidos en la plaza mayorista (-1,3 por ciento).

Entre los más operados, el Discount bajo ley argentina se hundió un 2,1 por ciento; el Bonar 2020, un 2 por ciento; el Bonar 2024, un 1,9 por ciento. Además, el Bonar 2037 perdió un 1,9 por ciento; y Argentina 2025 cedió un 1,8 por ciento. Por su parte, los títulos en moneda dura terminaron con bajas de hasta 0,8 por ciento (Bonar 2024).

En consecuencia, el riesgo país elaborado por el banco JP Morgan subió a los 810 puntos básicos. Así y todo hubo cierta descompresión sobre el final de la jornada. Hacia el mediodía argentino llegó a rozar las 820 unidades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario