Economía

Combustibles, viajes y mercado inmobiliario, entre los afectados por la suba del dólar

La Cámara de Estaciones de Servicio prevé una inminente suba de la nafta. Ya aumentaron los autos y se frenaron los pagos de viajes con tarjeta.

Sábado 01 de Septiembre de 2018

"No tenemos información certera, pero es inminente que el combustible va a aumentar, aunque no sabemos cuándo ni en qué medida", señaló Daniel Giribone, presidente de la Cámara de Estaciones de Servicios, Garages y Afines de Rosario (Cesgar), quien estimó que el impacto de la última y violenta corrida cambiaria se traduciría recién a partir de la semana que viene, por lo que todo indica que los surtidores estarán saturados este fin de semana. Por el momento no hay problemas de abastecimiento.

Antes del miércoles, cuando el dólar dio el primer salto abrupto de la semana y llegó a los 35 pesos, trascendía que los precios de las naftas subirían al menos un 20 por ciento antes de fin de año para compensar el efecto de la devaluación. Hoy, "como no conocemos cuál es la estructura de costos de las petroleras al momento en que aplican los aumentos, no sabemos de qué manera impactará esta última corrida, que no pasará desapercibida", aseguró Giribone.

Desde ya, a partir del 1º de septiembre se espera un incremento del precio de los combustibles debido al traslado del aumento del impuesto a la transferencia de combustibles (ITC) y el impuesto sobre el dióxido de carbono (IDC), que se actualizan trimestralmente, aunque "hay un rumor muy fuerte de que Afip suspenderá momentáneamente esa suba para mitigar el impacto de los aumentos que se vienen", reveló Giribone.

Por otra parte, el dirigente manifestó la preocupación del sector que representa ante las ventas con tarjetas de crédito, "porque si bien tenemos una alta venta y el abastecimiento es normal, utilizar este sistema frente a esta situación no conviene porque vendemos un producto con un margen muy pequeño, frente a un aumento que a lo mejor puede superar ese margen, con lo cual estamos, en el mejor de los casos, cambiando la plata".

"Cuando uno paga con tarjeta en cualquier local el precio es diferenciado respecto al pago contado. Si nosotros hacemos eso, nos castigan porque el precio está fijado por las petroleras. Cobrar a los 28 días corridos un producto que nosotros estamos pagando por anticipado, en este contexto y con las tasas de interés que tenemos, nos resulta altamente perjudicial", renegó Giribone.

A la par del combustible, las concesionarias de autos frenaron las ventas tanto de usados como nuevos a la espera de nuevos precios. A priori, la automotriz General Motors fue la primera en enviar una nueva lista de precios para septiembre con aumentos de 20 por ciento. También Volkswagen informó una suba de 13 por cientoayer y 7 por ciento desde el lunes próximo.

Por su parte, Renault anunció aumentos del 10 por ciento y Honda y Peugeot del 12 por ciento.

Viajes, al contado

En el rubro turismo, el impacto llevó a tomar medidas drásticas, al punto que "casi todos los operadores suspendieron los pagos con tarjetas de crédito y sólo se aceptan pagos con billetes para los paquetes al exterior", afirmó Oscar Vázquez, presidente de la Asociación Rosarina de Agencias de Viajes (Arav). La devaluación del peso que detonó en los últimos días "retrajo las ventas y las consultas porque se genera volatilidad en el valor del billete", agregó.

Mercado inmobiliario

Mientras desde las inmobiliarias advierten que la vertiginosa corrida cambiaria ha dejado al mercado "totalmente" parado y anticipan una posible baja en el precio de las propiedades del orden del 10 por ciento al 15 por ciento, desde el Centro de Estudios Metropolitanos de la Concejalía Popular denuncian una "alevosa especulación", especialmente en cuanto a las cláusulas que se imponen en alquileres, que "hoy están cerrando con aumentos de hasta 35 por ciento semestrales", dijo Nire Roldán, presidente de la entidad.

"La última encuesta nacional revela que los alquileres representaban un 50 por ciento del ingreso de un trabajador, sin contar las tarifas y expensas, entre otros gastos. Realmente estamos en una situación de acoso", consideró, y bregó por una ley nacional de alquileres ajustados a los salarios y al costo de vida, la cual ya tiene media sanción del senado.

Por otra parte, Roldán denunció que en el afán especulativo "los propietarios prefieren no renovar los contratos por más que sus inquilinos sean ejemplares, y especulan con alquilar a un valor nuevo, ajustado a dólar, al que se suman comisiones y otras cláusulas y mecanismos (ilegales) que seguramente irán surgiendo y agregando para trasladar al inquilino el costo" de la devaluación. En ese sentido, recomendó (a quienes puedan) "tomarse un tiempo de espera. No arrebatarse ante las presiones de las inmobiliarias". Y a quien tenga urgencia de mudarse, "que tenga mucho cuidado con lo que firma, que se asesore a través de organismos como la Concejalía Popular y Defensa del Consumidor".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario