Economía

Combustibles suben 5 por ciento y se vienen más aumentos de bienes y servicios

El incremento de naftas y gasoil rige desde hoy. También subieron alimentos, telefonía y prepagas. Se viene otro ajuste en la tarifa del gas.

Viernes 01 de Noviembre de 2019

El gobierno nacional finalmente autorizó ayer un aumento del 5 por ciento en el precio de los combustibles que comienza a regir hoy, una medida que afianza la decisión del la administración de Mauricio Macri de desmantelar progresivamente los controles parciales que había implementado después de las elecciones primarias con la intención de mejorar su chance electoral. A esta escalada también se suman los incrementos en la medicina prepaga, telefonía celular, alimentos y tarifas, que generarán una aceleración de la inflación sobre fin de año.

Aunque hacía días se especulaba con esta suba, la Secretaría de Energía autorizó ayer la suba de los combustibles y del dólar de referencia para el barril de crudo, a partir de hoy. El incremento habilitado a las petroleras es la segunda que se adopta tras el congelamiento dispuesto por 90 días tras las Paso, y que vence el 14 de noviembre. Es la séptima suba del año y acumulan un aumento del 27 por ciento.

La autorización de Energía será de 5 por ciento para los combustibles y para el valor del dólar que se utiliza de referencia para la comercialización de crudo que pasará de $49 a $51,77, se informó oficialmente. También explicó que la medida se adopta con el objetivo de amortiguar el impacto de la finalización el 13 de noviembre, del período de vigencia establecido en el decreto 566/2019 en los precios en surtidor.

Con la suba, los precios de la petrolera YPF que actúan de referencia, serían para la Ciudad de Buenos Aires de $47,75 la nafta súper (hasta hoy $45,49); $55,11 la nafta premium ($52,49); $44,71 el diesel común ($42,59) y $52,33 el diesel premium ($49,84).

Al incremento de los combustibles se suma también el ajuste del 12 por ciento en la medicina prepaga que el gobierno habilitó a partir de diciembre que se adicionará al 4 por ciento de este mes.

Además, para fin de año se esperan otros aumentos que pondrán más presión sobre el poder adquisitivo de los salarios, que mayoritariamente vienen perdiendo contra la inflación. A priori, los economistas ya prevén que la disparada del dólar previa las elecciones generales se expresará en el índice de octubre que estiman estará alrededor del 5 por ciento y se encamina al 60 por ciento anual.

En este descongelamiento progresivo están incluidas las tarifas de telefonía celular, que subirán en los próximos días entre 11 y 24 por ciento según las diferentes compañías.

Pero la estocada más fuerte vendrá de la mano del aumento en las tarifas de electricidad y de gas, esta última a partir del primer día de 2020, que llegarían al 20 por ciento, tras la postergación que el gobierno realizó antes de las primarias.

A los servicios también se le suma la fuerte remarcación en alimentos, que ya comenzó a expresarse en las góndolas, incluso con escasez de insumos. Desde las asociaciones de panaderos alertaron por la falta de entrega de harina y plantearon que la bolsa llegó con subas de hasta el 30 por ciento, algo que se trasladaría en forma inmediata al precio del pan. En Rosario, los comerciantes del sector señalaron que en los últimos días el incremento de la bolsa superó los $300 para ubicarse por encima de los $1.120.

También la carne comenzó a moverse. El aumento que se produjo en el mercado de Liniers desde el viernes pasado, se trasladó a los mostradores en un 18 por ciento, aunque el menor consumo podría no llegar a convalidar ese nivel de aumento, explicó Mario Ravettino, del consorcio de exportadores ABC.

Esta marcha atrás en algunas políticas de control de precios _que nunca fueron implementadas con convicción por el gobierno de Macri_ tuvo un capítulo crucial esta semana cuando se decidió finalizar con el plan Precios Esenciales, acordado en abril con algunas cadenas nacionales de supermercados.

Desde Rosario, donde aún persiste la experiencia "Precios Justos" _el programa local implementado por autoservicios junto a la Municipalidad_ el Centro Unión Almaceneros planteó al presidente electo, Alberto Fernández, que esta iniciativa puede operar como "una prueba piloto de lo que puede ser un acuerdo social", aplicada a productos de consumo masivo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario