Economía

Ciudades inteligentes: soluciones para la cotidianidad

El emprendimiento creó sensores que muestran desde fallas en alumbrado público hasta alertas para recolectar residuos.

Domingo 25 de Febrero de 2018

Columba _que significa paloma en latín_ es el nombre elegido por ​Miguel Gatto, Marcos Mammarela, Iván Regali y Marina García para su empresa de gestión de ciudades inteligentes. La palabra elegida para que este proyecto salga al mundo no fue al azar sino que tiene que ver con que las palomas son un símbolo de las ciudades y también fueron uno de los primeros medios de comunicación, casi casi podría decirse que dieron vida a las smart city de la Antigüedad.

El proyecto Columba ganó el segundo lugar en la competencia de planes de negocios de 2017 que llevan adelante la Secretaría de Producción municipal junto al Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación del Gobierno de Santa Fe, UNR, Aderr, Endeavor, JCI, UAI, y Aceleradora BioR. Los emprendedores impulsores de esta innovadora propuesta buscaron en la competencia encontrar las herramientas que les faltaba para llegar a convertirse en una verdadera empresa.

Justamente el objetivo de la competencia es promover la creación de nuevas empresas con valor agregado en la ciudad y en el transcurso del año pasado los emprendedores realizaron un proceso de perfeccionamiento de sus planes de negocios a través de herramientas de capacitación, asistencia técnica y mentoría.

En el marco de la Semana del Emprendedor Rosario que se realizó en noviembre pasado se llevó a cabo el cierre de la Octava Competencia de Planes de Negocios para emprendedores y allí se presentaron los ganadores. El primer premio fue para Yumkax, sensores para el agro; el segundo para Columba Ciudades Inteligentes y el tercer galardón quedó para la marca de indumentaria Reptilia, de Malena Rinaudo (ver aparte).

Transformar a los complejos urbanos en ciudades inteligentes es uno de los desafíos del futuro, y no tanto. Ya existe un amplio abanico de herramientas y soluciones creadas para hacer más sencilla la cotidianeidad de quienes habitan cada espacio en los grandes aglomerados, y los pequeños también.

Desde Columba apuestan a crear soluciones para los municipios. Por ejemplo, conectar las lamparitas de alumbrado público para que emitan una alerta cuando se queme o descomponga y así realizar rápidamente el cambio de equipo, y no que el vecino de la cuadra deba llamar a la dependencia municipal para notificar que es necesario una reposición.

Mammarela explicó que están desarrollando los dispositivos necesarios para conectarlos a internet con la idea de recolectar información que producen, procesar esa información con el fin de producir algún resultado o alguna acción que permita utilizar ese proceso, como por ejemplo con el tema de alumbrado público.

"Estamos trabajando para conectar el dispositivo a las lamparitas, se podrían ver muchos temas, como determinar la luminosidad necesaria, medir el consumo. Tenemos una plataforma que concentra toda esta data que producen, la analizamos, procesamos. La idea es que el vecino no tenga que interactuar para decirte que está la lampara quemada. Después de una tormenta la municipalidad tiene que esperar que cada vecino denuncie que su lampara está quemada y después las arreglan, en cambio con este sistema al día siguiente después de la tormenta la gente de mantenimiento ve en un circuito inteligente donde están todas las lámparas, el detalle y sabe que repuestos llevar", detalló.

Gatto señaló que "la idea de la plataforma es que sea integral, horizontal y podamos cruzar información con las distintas aplicaciones". Si bien el emprendedor indicó que las municipalidades serían los principales clientes dijo tanto el dispositivo como la plataforma también están orientados a barrios privados, por ejemplo.

En rigor, Gatto detalló que entre todos los desarrollos que tienen en mente comenzaron con "Luci", que es la parte de alumbrado público, pero remarcó "el verdadero potencial está en la integración de todo". Será clave para las ciudades contar con información sobre el estado de los contenedores de basura, semáforos. En ese sentido, desde Columba aseguran que cada municipio podría "baja el costo de mantenimiento en 40%".

"Hemos visto que hay un problema con el tema de los contenedores, que están llenos porque no se pasa a recolectar por una semana, se podrían generar rutas específicas y evitarle esos problemas al vecino", apuntaron.

García, el alma femenina del equipo, explicó que si se conoce el estado del el transito se puede cruzar información sobre horarios picos y evaluar la ruta en función de eso.

"Hay un montón de problemas que se ven en las ciudades. Sabemos que el Carcarañá se inunda, si estuviéramos midiendo todo el tiempo la altura del río más los factores metereológicos eso podría producir una alerta. O el temas del dengue, si detectáramos lugares de altas temperaturas y se fumigara en esos lugares primero sería mucho más eficaz. Con sensores de acumulación de agua combinado con temperatura sabes a dónde hay que ir a accionar, si tenés ese dato no vas a todas partes por las dudas", resaltó.

Desde Comlumba subrayaron que el gran valor de las ciudades inteligentes es "la integración". Si bien hay aplicaciones particulares, lo más acertado es coordinar diferentes áreas.

"Hemos visto implementaciones particulares. En Buenos Aires las lamparas que tiene son led y la idea es conectarlas a todas, con residuos también tienen soluciones. Son tecnologías que están validando", puntualizaron.

La flamante empresa ganadora de la competencia de planes de negocios sostiene que tal vez la inversión inicial para poner en marcha una ciudad inteligente lleva un desembolso importante pero aseguran que luego el costo se recupera y además un detalle para nada menor es que la población gana calidad de vida.

Los emprendedores están más que contentos con el premio obtenido y con la capacitación que tuvieron durante todo el año pasado en temas fundamentales como finanzas, marketing, oratoria, legales. "Te abre un montón de parámetros que a nivel técnico podemos discutir pero no es algo que nos viene a la menta pensar en la patente o la marca", señaló Gatto.

En ese sentido, García apuntó que "hay otra parte además de tener una idea" y resaltó: "La idea en sí no vale nada, sino que es la ejecución".

Con la idea bajo el brazo, Columba fue seleccionada en la competencia de planes de negocios y también obtuvo recursos a través del Fondo Fiduciario de Promoción de la Industria del Software (Fonsoft) que destinan al desarrollo del dispositivo para alumbrado público y la plataforma on line.

Una vez que el prototipo del módulo este terminado y puedan haber realizado algunos ensayos para pulir el dispositivo van a realizar una ronda de inversión en busca de recursos frescos que les permitan seguir creciendo. "Estamos buscando también un partner estratégico que nos facilite la parte de las licitaciones públicas", apuntó el equipo que conforma Columba, un grupo que busca que "una ciudad como Funes sea inteligente, una ciudad de San Juan pueda serlo y que un nuevo barrio salga lo mismo hacerlo inteligente o no".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});