Economía

Cirubon avanzó en su plan para operar en Mefro Wheels

Directivos de la firma se reunieron con funcionarios nacionales, provinciales y dirigentes gremiales. Intensas negociaciones

Jueves 13 de Abril de 2017

Se escribe un nuevo capítulo en la historia de la fábrica de llantas de acero rosarina Mefro Wheels. La empresa Cirubon confirmó su intención de hacerse cargo de la planta, que dejó de producir en enero pasado cuando los dueños alemanes decidieron cerrarla, dejando a 170 empleados en una situación de total incertidumbre.

Representantes de la autopartista de Villa Gobernador Gálvez, que en marzo habían recorrido la planta de Mefro junto a directivos de la UOM y funcionarios del gobierno provincial, se reunieron ayer con autoridades de la Secretaría de Industria de la Nación para presentar su plan.

La ronda de contactos continuó en Rosario con dos reuniones en las que estuvieron presentes dirigentes y delegados de la Unión Obrera Metalúrgica y funcionarios de la cartera que conduce Luis Contigiani.

El primer encuentro en torno al "rescate" de Mefro Wheels se produjo en Buenos Aires, donde Ejecutivos de Cirubon se entrevistaron con el secretario de Industria de la Nación, Martín Etchegoyen, y el diputado nacional por Santa Fe José Núñez.

Según trascendió, los dueños de Cirubon detallaron la propuesta que comenzaron a madurar hace un mes, cuando fueron contactados por el gremio y la provincia.

Consistiría en reabrir la fábrica a través de un contrato de alquiler con opción a compra negociado directamente con los dueños alemanes. También se baraja la posibilidad de que la empresa entre en convocatoria de acreedores.

Mefro Wheels es la única fabricante de llantas de acero en el país. Según el Observatorio de Importaciones de Santa Fe, mientras en 2016 no ingresó ninguna llanta de este tipo al país en lo que va de 2017 ya ingresaron 157.780 unidades importadas. Y alrededor de un 70 por ciento de las autopartes que se ensamblan en Argentina proceden del exterior. En este sentido, lo que se le pide al gobierno nacional es que garantice que la planta rosarina pueda operar y tener rentabilidad en el mercado.

En el verano los trabajadores ya habían tenido reuniones con funcionarios nacionales para pedir ayuda, pero no hubo grandes avances.

Cuando empezaron a recorrer su propio camino esa instancia reapareció. El secretario de Industria aseguró que "las inversiones que están realizando Toyota, Nissan y Peugeot serán una buena palanca para el desarrollo de esta empresa que llegó a producir 100 mil llantas por mes".

Además, "la Argentina está yendo a plataformas de producción especializadas en camionetas y grandes vehículos, que tienen mayor valor agregado", advirtió.

Las autoridades nacionales pusieron a disposición de la firma interesada en la reapertura de la planta el Programa de Transformación Productiva, lanzado para reconvertir las fuentes de trabajo, además de créditos a tasa subsidiada para capital de trabajo.

Ya en Rosario, representantes de la familia Cicarelli, propietaria de Cirubon, se reunieron con Sergio Buchara, en representación del Ministerio de la Producción provincial; el ministro de Trabajo, Julio Genesini, los dirigentes de la UOM y la diputada Cesira Arcando (PRO), entre otros. "Se plantearon y barajaron todas las alternativas posibles y se dejó en claro que lo importante es que el hilo no se corte por lo más delgado, que son los trabajadores", señaló Pablo Cerra, abogado del gremio metalúrgico.

Cerra advirtió que la situación "está lejos de resolverse aún", por lo que apeló a "ser muy cuidadosos con dar falsas expectativas", porque "resta resolver nada menos que tres puntos fundamentales: la parte privada que atañe a Cirubon y a los dueños alemanes; la pata política, que debe resguardar el mercado, y la laboral, que es la más delicada, en la que habrá que procurar que el hilo no se corte por lo más delgado que son los trabajadores: si hay que resignar, que resignen todas las partes y no sólo ellos".

La prevención tiene que ver con que la propuesta empresarial, amparada por las características del plan de reconversión impulsado a nivel nacional, afectarían la antigüedad y el salario de convenio de los trabajadores. El abogado de la UOM recordó que los 170 obreros de Mefro Wheels "no han sido despedidos ni suspendidos, la empresa no paga nada ni da tareas". Hasta ahora los empleados sobreviven con una suerte de fondo de lucha y aportes solidarios.

Cirubon produce componentes de amortiguadores para las principales terminales del país. Semanas atrás, representantes de esta firma ya mostraron su interés en la fábrica de llantas rosarina ubicada en Ovidio Lagos al 4400 e hizo una recorrida por la misma junto a sus trabajadores.

Interés. Directivos de Cirubon recorrieron Mefro el mes pasado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS