Economía

Cargill: aceiteros, en alerta nacional por los despidos

La federación que nuclea a los trabajadores en todo el país profundizó un plan de lucha para lograr la reincorporación de los obreros cesantes.

Miércoles 16 de Mayo de 2018

La federación nacional de trabajadores aceiteros se declaró ayer en estado de alerta en todo el país, como parte de un plan de lucha para lograr la reincorporación de los obreros despedidos en las plantas de Cargill de Villa Gobernador Gálvez, Punta Alvear y Bahía Blanca.

El conflicto desatado a principios de febrero escaló en marzo cuando se acabó el período de conciliación obligatoria y los trabajadores, junto al sindicato de Rosario, lanzaron medidas de fuerza en reclamo de la reincorporación de trabajadores. En abril la empresa dispuso directamente un lock out patronal, con suspensión de los obreros sin goce de haberes.

Los obreros aceiteros despedidos mantienen un acampe frente a las plantas de Villa Gobernador Gálvez y Bahía Blanca. En el sur del Gran Rosario la lucha de los trabajadores de Cargill acumuló en un hito histórico: fue el centro de los actos conmemorativos del Día de los Trabajadores en la región.

Tras acordar la paritaria del sector, la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina dispuso el estado de alerta en el marco del conflicto por los despidos en Cargill.

"Informamos a las compañeras y compañeros trabajadores aceiteros y desmotadores, delegados de base, integrantes de comisiones gremiales internas y sindicatos adheridos que nos declaramos en estado de alerta en el marco de un plan de lucha nacional por la reincorporación de los compañeros trabajadores despedidos en las plantas de la empresa multinacional Cargill ubicadas en Villa Gobernador Gálvez, Punta Alvear y Bahía Blanca", señaló el gremio en un comunicado.

A fondo

La federación recordó que "tal cual fuera mandatado por el voto de las compañeras y compañeros delegados presentes en el noveno plenario de delegados de base realizado los días 14 y 15 de marzo del presente año, la comisión directiva se dispone a profundizar el conflicto mediante la realización de las medidas de fuerza que resulten pertinentes para garantizar el reingreso a sus puestos de trabajo de los compañeros arbitrariamente despedidos".

El gremio denunció que la empresa multinacional Cargill se empeña en desconocer de forma reiterada el derecho fundamental de los trabajadores de "protección contra el despido arbitrario", consagrado en el artículo 14 bis de la Constitución nacional y en normas internacionales de derechos humanos.

"La patronal reincidió una y otra vez en su accionar ilegal y discriminatorio, primero llevando a cabo despidos antisindicales, luego realizando un lock out patronal, y finalmente, persiguiendo a la comisión gremial interna, que son los legítimos representantes de los trabajadores", denunció.

También alertó que Cargill "puso en riesgo la integridad psicofísica de las trabajadoras y trabajadores" ya que "al despedir a los 45 compañeros con experiencia en el oficio han dejado sectores sin operadores que puedan garantizar el normal desarrollo de las actividades, para luego agravar la situación contratando trabajadores sin experiencia en la actividad".

Esto, dijeron, "ya provocó el accidente laboral de dos compañeros que entraron para reemplazar a los despedidos en el sector mantenimiento".

Transportistas

La Asociación de Transportes de Cargas de Rosario (ATCR) convocó a una asamblea extraordinaria en forma urgente mañana en su sede de bulevar Seguí 2514 para abordar la "grave situación", que pone en riesgo 34 mil empleos, dependientes de más de 2.400 empresas de transportes de cargas. Esto a raíz de "presiones recibidas y la falta de resolución del conflicto entre Federación de Camioneros y el Sindicato de Santa Fe", indicaron.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario