Economía

Boudou presentó el presupuesto y reclamó una rápida aprobación

El ministro de Economía, Amado Boudou, aseguró ayer que el proyecto de ley de presupuesto 2012 apunta al "crecimiento y apuró a los legisladores para lo que aprueben, al advertirles que la discusión fiscal no puede...

Jueves 29 de Septiembre de 2011

El ministro de Economía, Amado Boudou, aseguró ayer que el proyecto de ley de presupuesto 2012 apunta al "crecimiento y apuró a los legisladores para lo que aprueben, al advertirles que la discusión fiscal no puede convertirse en "un concurso de vanidades".

Los supuestos principales del proyecto presentados por Boudou ante la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados indican que la Argentina crecerá el año que viene un 5,1 por ciento, tendrá una inflación del 9,1 por ciento y el dólar cotizará en promedio a 4,40 pesos.

También se prevé un superávit fiscal primario equivalente al 2,2 por ciento de su Producto Bruto Interno (PBI), un superávit comercial de algo más de 8.500 millones de dólares y un aumento del consumo estimado en 4,7 por ciento.

Boudou consideró que el proyecto presentado "es razonable" y pidió al Parlamento que lo apruebe para que el gobierno "pueda contar con una herramienta muy importante ante un mundo con alta volatilidad".

"Esto no es un concurso de vanidades para ver quién sale más en televisión", advirtió, en declaraciones posteriores a la prensa, quien recordó que la Casa Rosada tuvo que manejarse sin presupuesto formal porque el Parlamento no se le había aprobado.

El proyecto de presupuesto 2012 prevé un aumento de la inversión del 7,9 por ciento; de las exportaciones en un 8,8 por ciento, hasta alcanzar los 90.833 millones de dólares; de las importaciones en un 8,1 por ciento, para llegar a los 82.254 millones de dólares; un incremento del gasto público del 18,8 por ciento y de los ingresos públicos del 22,5 por ciento.

El titular del Palacio de Hacienda destacó que la iniciativa contiene la pauta anual de ingresos y gastos del Estado, que incluye una suba del 20 por ciento en los servicios sociales y una vuelta al superávit financiero, calculado en un 0,07 por ciento del PBI.

El jefe de la cartera económica señaló también que el pago de los servicios de la deuda estimados en el presupuesto equivalen al 2,15 por ciento del PBI, al tiempo que pidió al Congreso que apoye la utilización del Fondo del Bicentenario -que prevé la utilización de las reservas de libre disponibilidad que tiene el Banco Central para el pago de la deuda- aunque no precisó los recursos que integrarán ese fondo para el 2012.

Por otra parte, el ministro -que además es candidato a vicepresidente por el Frente para la Victoria en las próximas elecciones- solicitó el apoyo de los parlamentarios para la creación de "un cargo específico" destinado a financiar "el gasoducto NEA-NOA".

El jefe de la cartera económica comentó que en ocho años, la economía creció a un promedio del 7,61 por ciento, que bajó el desempleo hasta el 7,3 por ciento y que la deuda, gracias a las políticas de desendeudamiento, pasó del 176 por ciento del PBI al 46,3 por ciento.

El presupuesto contempla igualmente un aumento del gasto público de 18,8 por ciento; inversiones un 17,9 por ciento superiores a este año; un alza de los recursos de 22,5 por ciento; y un superávit fiscal de 2,2 por ciento del PBI.

Boudou definió el contexto internacional como de "incertidumbre y volatilidad", con un bajo nivel de crecimiento en los países desarrollados y elevados rangos de desempleo.

Sobre el uso de recursos públicos como fuente de financiamiento, el ministro pidió "menos ideologismo" para evaluar esa alternativa, y precisó que "Estados Unidos tiene 16 por ciento de su deuda con el Tesoro, así como el 100 por ciento de los fondos previsionales".

El ministro insistió, al respecto, en reclamar la aprobación del Fondo del Bicentenario "que por tercer año consecutivo se incluye en el presupuesto para que el Estado pueda pagar deuda pública con reservas monetarias".

Boudou mencionó, por otra parte, los avances en materia energética, con la conclusión de la represa de Yacyretá y la próxima inauguración de la central nuclear Atucha II y del Parque Eólico de Chubut.

El 60% de las erogaciones va a servicios sociales

Un superávit financiero de 1.446 millones de pesos, un dólar promedio de 4,40 pesos y la utilización de más de 10.400 millones de pesos de recursos previsionales para recursos corrientes, son algunos de los puntos que se destacan del proyecto de presupuesto nacional para 2012 presentado ayer por el ministro de Economía, amado Boudou. Algunos detalles:
  El proyecto contempla gastos corrientes y de capital por $ 505.129.201.206; recursos corrientes y de capital por $506.576.200.857 y un resultado financiero por $1.446.247.422
  Los recursos están compuestos por ingresos tributarios y de seguridad social por $ 465.711,3 millones; rentas de la propiedad por $ 24.830 millones, fondo de garantía de la Ansés por $ 10.403,7 millones y utilidades del BCRA por $8.988,5 millones.
  El proyecto contempla un aumento del 4,7% en el consumo.
  El gobierno prevé destinar u$s 5.674 millones al Fondo de Desendeudamiento Argentino y crear 3477.584 cargos en la administración pública nacional.
  El gasto se distribuye, por finalidad, en los siguientes ítems: administración gubernamental, que se lleva el 6,5% del total, servicios de Defensa y Seguridad, 5,77%; servicios sociales (59,99%), Servicios económicos (18,81%) y deuda pública: 8,93%
  En cuanto a los recursos tributarios que se prevén obtener, la cifra estimada alcanzaría a 668.290,5 millones de pesos, un aumento del 32,05 % respecto del año anterior.
  El Palacio de Hacienda prevé recaudar 131.329,7 millones de pesos por el impuesto a las ganancias (+ 22,7 %), 185.109,2 millones de pesos por IVA neto de reintegros (23,5%), 166.543 millones de pesos por contribuciones a la seguridad social (26,5%) y por derechos sobre el comercio exterior, 89.005,7 millones de pesos (+ 23 %).

Reasignación de partidas

El gobierno reasignó partidas presupuestarias por unos 500 millones de pesos, destinadas principalmente a las elecciones presidenciales, al saneamiento del Riachuelo, a los ministerios de Trabajo y Turismo, y a Parques Nacionales.
  Así lo estableció la Decisión Administrativa 951, publicada ayer en el Boletín Oficial, que determinó la reorientación de 123 millones de pesos al Ministerio del Interior, de cara a las elecciones presidenciales del 23 de octubre próximo.
  Asimismo, se destinan 82,2 millones de pesos para tareas relacionadas con el saneamiento y el reacondicionamiento de la Cuenca Matanza Riachuelo. La cartera laboral percibirá 68,1 millones de pesos para acciones de capacitación laboral; y el Registro Nacional de las Personas, otros 32,8 millones.
  En tanto, se quitan 270,4 millones de pesos del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial; 68,1 millones de transferencias a empresas privadas para financiar gastos de capital; y 68,1 millones de un préstamo del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario