Economía

Bonfatti: "No hay otro camino que aumentar los impuestos, están atrasados"

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado santafesino, Antonio Bonfatti, defendió la decisión de la provincia de incrementar los valores del impuesto inmobiliario, ingresos brutos y patente, aunque no se descarta otro gravámenes. “No hay otra posibilidad para cualquier Estado del mundo de funcionar sin impuestos, y los impuestos han quedado extremadamente atrasados”, sostuvo, quien responsabilizó de esta situación a la inflación y el conflicto entre el gobierno nacional y el campo.

Miércoles 16 de Julio de 2008

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado santafesino, Antonio Bonfatti, defendió la decisión de la provincia de incrementar los valores del impuesto inmobiliario, ingresos brutos y patente, aunque no se descarta otro gravámenes. “No hay otra posibilidad para cualquier Estado del mundo de funcionar sin impuestos, y los impuestos han quedado extremadamente atrasados”, sostuvo, quien responsabilizó de esta situación a la inflación y el conflicto entre el gobierno nacional y el campo.

Ayer, el ministro de Economía, Angel Sciara, dijo los aumentos de impuestos estaban previstos para el 2009, pero que el actual escenario nacional obligó a adelantar la modificación fiscal.

En tal sentido, el ministro Bonfatti trazó hoy por LT10 de Santa Fe un panorama de la situación actual que atraviesa la provincia de Santa Fe. “El diagnóstico que hacemos es menores ingresos, una inflación mayor a la prevista cuando se hizo el presupuesto 2008 -en septiembre del año pasado- y hay que mantener el funcionamiento del Estado provincial, garantizar cuestiones básicas que tienen que ver con la salud, la educación, la policía, el arreglo con las rutas y todo lo que se hace con las finanzas públicas, y obviamente los impuestos son las únicas fuente de recaudación que tiene el Estado”, explicó el funcionario.

Además, indicó que “de un superavit de 2.200 millones de pesos en 2003, fue cayendo paulatinamente y este año se preveía que iba a quedar en cero. Pero nos fuimos comiendo el anterior. Hubo 1.000 millones de pesos, más 320 millones de pesos de los pasivos de incremento salarial, que no estaban previstos en el presupuesto, por lo tanto esto ya era una luz amarilla que veíamos en el crecimiento de la economía. Hoy nos encontramos a partir del conflicto del campo con un escenario diferente”.

Bonfatti, el funcionario de mayor confianza del gobernador Hermes Binner, precisó que “no hay otra posibilidad para cualquier Estado del mundo de funcionar sin impuestos, y los impuestos han quedado extremadamente atrasados. El impuesto inmobiliario es ridículo en base a lo que cuesta una propiedad, el incremento de las propiedades y lo que se paga hoy en la evaluación fiscal de las propiedades”.

Y añadió que “en el tema de la industria, que estuvo exento de Ingresos Brutos desde 2002, como la construcción, el campo y otras actividades, y hoy nos estamos planteando que si no hay ingresos no hay posibilidad de seguir funcionando”.

Por último, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado aseguró que el conflicto con el campo fue “el detonante de una economía que se fue enfriando y una inflación que paulatinamente iba creciendo. Este conflicto del campo para Santa Fe fue un desastre porque prácticamente paralizó la provincia. En base de lo que estaba proyectado que ingresara ha habido menos recursos. No hay otro camino para el Estado que no hacerse de mayor cantidad de recursos y tiene que venir de la recaudación provincial”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario