Economía

Biocombustibles: hoy arranca el debate en comisión de un nuevo proyecto de ley

La iniciativa presentada por el diputado nacional santafesino, Marcos Cleri, propone un nuevo régimen hasta 2030. Reduce el corte obligatorio del 10% al 5% en biodiesel. Los autores aseguran que la relación corte-precio es favorable para las pymes. Hubo consenso con las cámaras sectoriales

Miércoles 28 de Abril de 2021

La Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara de Diputados abrirá hoy el debate sobre el proyecto de ley que propone un nuevo régimen de biocombustibles hasta el 2030, que reduce del 10% al 5% el corto obligatorio para el biodiesel y mantiene el del etanol en torno al 12%.

La iniciativa fue presentada por el legislador santafesino del Frente de Todos, Marcos Cleri, y ese grupo parlamentario fue citado hoy a la comisión para escuchar la opinión de representantes de cámaras empresarias y especialistas.

El debate se realiza en medio de la demanda de productores y legisladores opositores para extender hasta el 2024 el actual régimen, que ya tiene sanción del Senado, debido a que la norma original vence el 12 de mayo próximo.

La iniciativa, firmada por 15 diputados, propone una vigencia para el régimen hasta 2030 con posibilidad de ser prorrogado por cinco años.

Cleri comentó que la iniciativa tiene la adhesión de alrededor de un 80% del sector del biocombustible. En ese sentido, detalló que si bien las cámaras de fabricación a partir del azúcar (13 plantas) y 21 fábricas de biodiesel están en 100% de acuerdo con los términos de la norma, cinco de estas últimas "están proponiendo modificaciones relacionadas con la economía regional".

Por otra parte, hay 6 plantas de bioetanol en el país, y "algunas cámaras están haciendo objeciones respecto del precio libre y no regulado", dijo.

En cuanto al consenso dentro del Congreso, Cleri aseguró que "estamos muy bien". Incluso "dentro de Juntos por el Cambio hay legisladores acompañando.

image (2).jpg
El diputado Marcos Cleri es el autor del nuevo proyecto de biocombustibles.

El diputado Marcos Cleri es el autor del nuevo proyecto de biocombustibles.

El legislador aseguro que confía en lograr la media sanción en Diputados del proyecto cuyo debate en comisión arranca hoy y planteó que en el Senado "también hay expectativas" en base a "las señales que están dando, trabajando para poder lograr todos los consensos".

Cleri dijo que "después se viene la ley de hidrocarburos y ahí confío en un acompañamiento importante".

Los consensos

El proyecto “es una propuesta integral, para dar respuesta al sector y acompañar un modelo de desarrollo nacional”, dijo Cleri y destacó que su articulado “fue construido con mucho diálogo para buscar un consenso entre los legisladores de las distintas provincias productoras de biocombustibles y para contar con el acompañamiento de las cámaras empresarias y de productores del sector, como las de azúcar a nivel nacional, la de maíz de Córdoba y Casfer, de nuestra provincia”.

Destacó que “se contempla un régimen de sustitución de importaciones, se establece una autoridad de aplicación con facultades para poder elevar o bajar el corte, cuidando la macroeconomía pero también las economías regionales, el trabajo ,el empleo y la producción de biocombustibles; y además se crea una comisión especial para planificar hasta el año 2030, donde las provincias productoras son parte”, agregó el diputado nacional.

“El objetivo es preservar y fortalecer las economías regionales y las fuentes laborales, seguir cuidando el ambiente y, a la vez, evitar que un aumento significativo de los commodities impacte en el precio del litro de nafta y de gas oil, resguardando la macroeconomía y el modelo de desarrollo integral de la Argentina que venimos impulsando”, destacó.

En definitiva, el proyecto se enmarca en la "transición energética argentina, en la industrialización de la ruralidad, potenciando la generación de subproductos: el biodiesel más la glicerina medicinal, que se podría exportar en este contexto pandémico. En consecuencia lo fundamental es tener a las líneas de producción funcionando, más otros proyectos y miradas", concluyó Cleri.

Corte y precio

Si bien el proyecto reduce el corte obligatorio de combustibles fósiles con biodiesel del 10% al 5%, establece que la autoridad de aplicación podrá elevar el referido porcentaje mínimo obligatorio cuando lo considere conveniente, en función del abastecimiento de la demanda, la balanza comercial, la promoción de inversiones en economías regionales, y/o razones ambientales o técnicas”. En tanto, el artículo 14 establece que “las metodologías de cálculo de los precios de los biocombustibles deberán garantizar una rentabilidad determinada por la misma, considerando los costos de los principales componentes de su elaboración y el precio para producto puesto en su planta”.

En ese sentido, el diputado German Martínez, quien acompañó con su firma el proyecto, explicó que el proyecto estipula una baja en el corte, "pero no respecto a la (aún vigente) ley 26.093. El gran aprendizaje es que se necesita es precisamente una ecuación de corte y precio y esto no aparecía en la ley".

Precisamente "este es un pedido del sector: que garanticen el precio, aún debiendo resignar el corte. Tenemos un buen proyecto y va a tener análisis que lo puedan mejorar", aseguró.

En ese sentido, Cleri acotó que "estamos buscando que la industria trabaje a pleno. Que el corte se pueda bajar, y sin embargo no parar, pero con un mayor precio hasta que se acomode el valor del commoditie y abastecer al mercado interno. El mismo criterio se aplica para el bioetanol de maíz. La ecuación se resume en una relación entre corte, precio e insumo. El cupo es un tope de 50 mil toneladas para 23 de las 26 plantas. Cuando hay mayor escala de corte, las cuatro más importantes entran a abastecer", aclaró.

Según Martínez, la prórroga de la ley 26.093 "no es la mejor opción", porque "implica que continúe el régimen de promoción actual, el cual contempla el corte pero no el precio, y había problemas de cupo al punto de llegar a la judicialización del tema". Recordó que la ley vigente "establece un corte del 5% y de prorrogarse, no se van a contemplar las resoluciones posteriores, lo cual le quitaría al sector la previsibilidad, caería en la judicialización y quedaría sin un marco regulatoria al bioetanol", advirtió.

Sobre los tiempos legislativos, Martínez recordó que el 13 de mayo vence la ley vigente y llegada esa fecha " no es que nos convertimos en calabaza: un día más, o un día menos no es de vida o muerte. Desde ya, haber presentado el proyecto es dar una señal al sistema".

Salvar al mercado

Esta semana la Cámara Argentina de Energías Renovables (Casfer) valoró el proyecto de la nueva ley de biocombustibles presentado por Cleri, ya que "apunta a mantener el abastecimiento del mercado interno", y, porque “resulta fundamental como base y punto de partida para asegurar la continuidad de la actividad, otorgando así previsibilidad al régimen del mercado interno de los biocombustibles”.

“Desde Casfer queremos expresar que esta es una ley consensuada con el sector productivo pyme y de las economías regionales, y con legisladores de distintos espacios políticos. Construye una nueva etapa al convertir el régimen de la ley 26.093 en política pública. Es un proyecto integral, que da continuidad al sector y es compatible con un modelo de desarrollo nacional”, aseveraron autoridades y empresas miembros de la Cámara Santafesina de Energías Renovables.

"Es una ley consensuada con el sector productivo pyme y de las economías regionales "Es una ley consensuada con el sector productivo pyme y de las economías regionales

Así, la cámara destaca que al tener vigencia hasta el 2030, con la posibilidad de prorrogarlo por otros 5 años, el proyecto otorga previsibilidad al sector, "protegiendo a las pequeñas y medianas empresas y a las economías regionales. También construye herramientas objetivas, fijando cortes mínimos obligatorios, pudiéndose elevar o bajar los mismos con los parámetros objetivos que deberán establecerse en la reglamentación de la ley, protegiendo así el empleo, la industria y la macroeconomía.

Es que según la iniciativa de Marcos Cleri, el corte mínimo de bioetanol es del 12% (6% azúcar - 6% maíz) y el corte mínimo de Biodiesel del 5%. Se crea una Comisión Especial con la participación de las provincias productoras de biocombustibles, entre ellas, Santa Fe por ser uno de polos productivos en Argentina. Entre otros puntos, propone un régimen de sustitución de importaciones de combustibles fósiles de acuerdo a las necesidades del mercado; se actualizan las infracciones y sanciones; dispone que el biodiesel y el bioetanol no estarán gravados por el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y por el Impuesto al Dióxido de Carbono (ICO2). En el caso de la mezcla, el gravamen recaerá sólo sobre el componente fósil.

Finalmente, Casfer resaltó la vital intervención que tuvo en todo este tiempo el gobierno de la provincia de Santa Fe, a través del Gobernador, Omar Perotti, y el Secretario de Industria, Claudio Mossuz.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario