Economía

Binner y el PJ buscan acuerdos para auxiliar a municipios y comunas

Los máximos referentes del gobierno socialista y el justicialismo analizaron ayer la posibilidad de liberar totalmente los recursos del Fondo de Obras Menores para el pago de sueldos en las administraciones locales. La medida formaría parte del plan de auxilio para los gobiernos locales, muchos de los cuales enfrentan serias dificultades financieras que los ponen al borde de una riesgosa conflictividad.

Jueves 10 de Septiembre de 2009

Los máximos referentes del gobierno socialista y el justicialismo analizaron ayer la posibilidad de liberar totalmente los recursos del Fondo de Obras Menores para el pago de sueldos en las administraciones locales. La medida formaría parte del plan de auxilio para los gobiernos locales, muchos de los cuales enfrentan serias dificultades financieras que los ponen al borde de una riesgosa conflictividad.

La urgencia de las administraciones locales dominó la agenda del cónclave que protagonizaron el gobernador Hermes Binner y sus ministros, y los intendentes, presidentes de comuna, legisladores y autoridades del justicialismo. A tal punto que se amortiguaron los cruces de las últimas semanas en torno del fondo sojero y la supuesta discriminación en la distribución de recursos para focalizarse en las alternativas destinadas a apagar el incendio, donde el pico de la crisis está pegando en las finanzas públicas, a pesar de algunos signos de repunte en la economía real.

Binner recibió a la misión opositora acompañado de los ministros de Gobierno, Antonio Bonfatti, y de Economía, Angel Sciara. Los jefes de gobiernos justicialistas concurrieron a la Casa Gris acompañados por el titular del PJ santafesino, Ricardo Spinozzi, y su colega en el Senado Alcides Calvo, y los diputados Mario Lacava y Jorge Lagna.

La previa prometía fuertes debates. Además de la polémica instalada en torno de los proyectos para incrementar la participación de municipios y comunas en el fondo sojero, el justicialismo llegaba con serias denuncias sobre discriminación en la distribución de adelantos de coparticipación y recursos del fondo de obras menores a las administraciones de ese signo.

Ese tema estuvo en la mesa de discusión. Bonfatti expuso los números de la provincia, recordando la eliminación de topes a la coparticipación que habían impuesto las anteriores administraciones justicialistas. Pero no llegó a mayores. El intendente de Venado Tuerto, José Freyre, explicó que se analizó la posibilidad de agilizar la transferencia de recursos de fondos de obras menores.

Este fondo fue creado originalmente para financiar obras en municipios y comunas. Este año se habilitó la utilización de un 50 por ciento de esos recursos para financiar gastos corrientes. Desde ayer se analizó llevar ese tope al 100 por ciento.

"El grueso de los gobiernos locales está afectando el 70 o el 80 por ciento de los ingresos a pagar salarios", señaló el intendente de Pérez, Darío Corsalini, quien recordó que "el problema no es sólo del PJ". Algunos municipios y comunas están al borde de conflictos sindicales por las dificultades en el pago de salarios.

Con este panorama, oficialismo y oposición se mostraron ayer especialmente interesados en quitar el tema de la primera línea electoral. Si bien subsiste una discusión de fondo tendiente a movilizar una suerte de nuevo pacto fiscal a partir de una combinación de cambios al fondo sojero y una segunda vuelta de reforma fiscal, la misma sería abordada después de las elecciones.

Bonfatti señaló que la discusión del presupuesto 2010 en la Legislatura, que será enviado en las próximas semanas, "será una buena oportunidad para buscar alternativas que permitan mejorar los ingresos de la provincia y de municipios y comunas".

Mientras tanto, destacó el compromiso de "encontrar respuestas entre todos" y aseguró que la provincia asistirá a los gobiernos locales "con adelantos de coparticipación, como ya viene ocurriendo".

"Fue una charla franca y a calzón quitado", señaló uno de los intendentes justicialistas que asistieron al encuentro. Pero al salir de la Casa Gris, las declaraciones fueron contenidas. Una señal de descompresión que se suma a la decisión de los senadores justicialistas de posponer durante las últimas dos semanas el tratamiento del proyecto para cambiar la distribución del fondo sojero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario