Economía

Binner: el alto precio de la soja pone en riesgo al resto del agro

El gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, advirtió que “el proceso de 'sojización'  vació al campo”, y estimó que si continúa la escalada del precio de  ese cultivo en los mercados internacionales, donde ya superó los  mil dólares la tonelada, “en poco tiempo no va a quedar nada de  las demás actividades productivas”.

Viernes 01 de Febrero de 2008

Buenos Aires- El gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, advirtió que “el proceso de 'sojización'  vació al campo”, y estimó que si continúa la escalada del precio de  ese cultivo en los mercados internacionales, donde ya superó los  mil dólares la tonelada, “en poco tiempo no va a quedar nada de  las demás actividades productivas”.

Binner remarcó que “el proceso de sojización ha significado  vaciar el campo, que la gente migre a las ciudades, con oficios que  no corresponden a las demandas que hoy tiene una ciudad, a vivir  en los peores lugares, lo que genera planes sociales que nunca  tendrán el valor del trabajo como elemento formador del individuo y la  sociedad”.

“Si nos dejamos llevar por el precio de la soja, en una  provincia como Santa Fe, en poco tiempo no va a quedar nada de las demás  actividades productivas”, subrayó el mandatario santafesino en  una entrevista publicada hoy por el matutino La Nación.

También se refirió a las discusiones que los productores de  carne y leche mantienen desde hace algún tiempo con el gobierno  nacional, y de la cual él tomó partida, poniéndose del lado de los  hombres del campo.

Al respecto, señaló que “ninguno de esos dos problemas está  resuelto”, y consideró que es preciso “trabajar para lograr un  acuerdo nacional alrededor de cada una de estas cadenas productivas”.

Estimó que “hay muchos problemas que se pueden solucionar con  diálogo”, y añadió que “avanzar en todo aquello que se pueda  acordar es bueno”.

Para ello, sostuvo que “hay que entender que la cadena  productiva se corta por el eslabón más débil”, y por lo tanto indicó que  se debe “fortalecer cada eslabón para que la cadena en conjunto  sea fuerte”.

Destacó que Santa Fe “aporta 1.500 millones de dólares  anuales” a la Nación en concepto de retenciones a las exportaciones  agropecuarias, pero remarcó que “indudablemente, lo que vuelve es muy  inferior respecto de lo que se aporta”.

“El problema es que Santa Fe tiene todo el centro-norte  consumiendo agua con arsénico, tiene 60 por ciento de su población sin  cloacas, y prácticamente no se tratan los líquidos que se vierten  al Paraná. De manera que es una situación que no condice con la  riqueza económica de la provincia”, puntualizó Binner. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario