Economía

Binner cargó contra la Nación por el campo, la inflación y Brasil

Con tono de campaña nacional, el gobernador inauguró la muestra Agroactiva. Se quejó por la falta de diálogo con el sector agropecuario, la suba de precios y las trabas a importaciones.

Viernes 10 de Junio de 2011

El gobernador Hermes Binner acusó al gobierno nacional de no escuchar al sector agropecuario, criticó la política económica porque alienta el consumo pero no la inversión, subrayó que la inflación es un problema serio que no se aborda desde el Ejecutivo central, se quejó de las trabas a la importación de productos brasileños y aseguró que en la Nación se debería tomar el ejemplo del gobierno santafesino para retomar un federalismo que no quede sólo en la letra formal de la Constitución.

Aunque con pucheros, medias respuestas y fintas discursivas el gobernador escenificó su negativa a hablar de candidaturas presidenciales, en los hechos desgranó durante la inauguración de la exposición Agroactiva una verdadera agenda de campaña nacional, agitando temas de confrontación con la administración Kirchner. Y, con su delfín Antonio Bonfatti siempre a su lado, de paso transitó la ruta del voto rural santafesino con la que supo hacer diferencia en la victoria electoral de 2007.

El escenario fue a medida. Una de las dos megamuestras del calendario anual de exposiciones agropecuarias, la primera con origen en el interior y la más grande en materia de maquinarias agrícolas en acción. Agroactiva nació en Santa Fe en el año 1995 y fue creciendo hasta convertirse en una de las líderes del rubro a nivel nacional. Durante muchos años se realizó fuera de la provincia, hasta su repatriación en 2010.

Luis Nardi, dueño de la empresa organizadora, se encargó de subrayar su agradecimiento al gobernador por las gestiones que posibilitaron este retorno. Y recordó la alianza estratégica entre la firma organizadora, el Estado provincial y cámaras y entidades que representan y vinculan a la actividad agroindustrial, como la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma) y la Bolsa de Comercio de Rosario.

La presencia de las máximas autoridades de esas dos entidades reconoce a la exposición como expresión de un entramado económico y social muy característico de la provincia. “Una síntesis del campo y la ciudad”, dijo Carlos Castellani, vicepresidente de Cafma, quien subrayó que la combinación de buen volumen de producción y alto precio internacional alientan al productor a invertir parte de la cosecha que acaba de levantar en la compra de equipos. La base sobre la cual los fabricantes de agromáquinas, el 45% de los cuales está radicado en la provincia, pretenden avanzar en un proceso de inversión para ampliar la cartera de productos, sustituir importaciones y avanzar en la exportación.

La Bolsa de Rosario reforzó su presencia en la exposición, con la intención de militar entre los productores la canalización de las operaciones comerciales dentro de los mercados institucionales, donde la actuación de los distintos sectores de la cadena agroindustrial permite una formación de precios más amplia y transparente que la compra-venta directa. Una tarea involucra una relación distinta con los poderes públicos, alejada de las crispaciones y posiciones cerradas que forzó el conflicto agropecuario de 2008.

Agroactiva consolidó, en ese sentido, un camino de pacificación política que devolvió al sector a una suerte de tiempo previo a la 125. Un marco general de crecimiento y calma para el complejo entramado económico y social que pivotea sobre el ruralismo pampeano, pero con conflictividad en alza hacia adentro de las cadenas. Hay una puja distributiva interna, en la que el Estado no es neutral.

Por caso, los conflictos por el trigo, la carne y la leche estuvieron presentes en la agenda política de la exposición. El gobernador se encargó de subrayarlos durante el acto de inauguración. Allí compartió palco con los intendentes de Rosario, Miguel Lifschitz; Casilda, Juan Carlos Bacalini, y Carcarañá, Mauro Decándido. En el vendaval binnerista, este último jefe comunal reivindicó las medidas de la presidenta Cristina Fernández a favor de la producción y el papel del ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, en la recuperación del diálogo con el secto. “Logramos dar vuelta la página más negra del conflicto agropecuario”, dijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario