Economía

Autopartes: un sello de identidad del sur santafesino

Este eslabón del sistema productivo provincial cuenta con unas 200 empresas que proveen a terminales de todo el mundo.

Domingo 18 de Enero de 2015

Santa Fe pisa fuerte en la producción de autopartes. Si bien hay otras provincias en donde esta cadena de valor tiene una participación más marcada, las empresas santafesinas cuentan con una vasta trayectoria en este tipo de producción y, más aún, luego de la radicación de General Motors por estas pampas y del crecimiento que tuvo la industria automotriz en el país.

   El eslabón industrial del sistema productivo autopartista de Santa Fe cuenta al menos con dos centenares de pequeñas y medianas empresas, localizadas fundamentalmente en las ciudades de Rosario, Alvear, Villa Gobernador Gálvez, Villa Constitución, Venado Tuerto, Santa Fe, Sauce Viejo y Rafaela. Estas empresas conforman un entramado industrial de singular importancia para la provincia.

   En Santa Fe se encuentran presentes algunas fabricante de autopartes de equipos originales con entrega directa a terminales del país y del exterior, entre las que se destacan ACM, Plastilit, VMG, Basso, Fric Rot y Mahle, pero el grueso pertenece al segmento autopartistas que destina su producción a mercados de reposición tanto en el país como en mercados externos. Este subsector resulta mayoritario en cuanto a cantidad de empresas en comparación con los fabricantes de equipos originales.

   A nivel nacional el sector autopartista está integrado por unas 400 empresas y emplea en forma directa a unos 65 mil trabajadores. Su participación en el empleo industrial es del 5%. Se trata de un sector que cerró el 2013 con ventas por 7.440 millones de dólares, con lo cual su participación en el PBI es de 1,4%, mientras que su participación en el PBI industrial asciende al 9,1%. Además, que sumó exportaciones por 2.603 millones de dólares y su participación en las expo industriales es del 9,20%.

Un poco de historia. La segunda Guerra Mundial trajo consigo la necesidad de cubrir con producción interna numerosos productos industriales sin posibilidades de importación. Así, a comienzos de 1940 surgen en Santa Fe las primeras empresas autopartistas.

   Los años cincuenta dieron un fuerte impulso al sector autopartista de la mano de Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado (Iame) y la radicación de importantes plantas terminales automotrices especialmente en Córdoba y Buenos Aires. Algunas empresas autopartistas santafesinas de considerable dimensión supieron integrarse a la producción automotriz nacional, mientras que otras, en general de menor tamaño, se orientaron a satisfacer las demandas de los mercados de reposición.

   Además, la cercanía al polo siderúrgico nacional y el entramado de instituciones técnicas y universitarias permitió en Santa Fe el desarrollo de típicas firmas elaboradoras de productos de metal destinadas al mercado automotriz.

   La fabricación de autopartes en Santa Fe presentó por décadas características semejantes a las observadas en otras actividades del amplio espectro de la industria metalmecánica. Al menos hasta comienzos de los años noventa en un contexto de economía semicerrada y acotado tamaño del mercado interno, el sector autopartista presentó —entre otras características tecno-productivas— plantas de bajos volúmenes de producción, altos niveles de integración vertical, y amplio mix de productos elaborados. También demandó recursos humanos de alta calificación técnica que permitió recrear un círculo virtuoso conformado por la educación técnica, la industrialización y los trabajadores.

   El deterioro industrial desde mediados de la década de 1970 y hasta los años ochenta generó cierres de plantas y cambios de estrategias que alejaron a ciertas empresas santafesinas del sector terminal. Por entonces, en un entorno caracterizado por la hiperinflación, fuertes crisis macroeconómicas y desaliento industrial, prevalecieron lógicamente acciones empresariales defensivas y de supervivencia.

   Desde el Ministerio de la Producción recordaron que hacia 1992 Santa Fe contaba con aproximadamente 12% de las quinientas empresas fabricantes de autopartes del país, estimándose que sólo una porción acotadas de ellas se encontraba en condiciones económicas y tecnológicas para enfrentar el nuevo escenario propuesto por el reciente régimen automotor que proponía mayor competencia y la apertura comercial. Sin embargo, las condiciones tecnológicas y de mercado prevalecientes en las décadas anteriores limitaron las posibilidades de competir internacionalmente.

   En las últimas décadas la creciente internacionalización de la producción automotriz generó profundas transformaciones y nuevas exigencias al sector autopartista. Frente a este nuevo contexto las compañías fabricantes de partes y piezas enfrentaron en ésta nueva etapa el desafío de mejorar aspectos organizacionales y técnicos a fin de elevar su competitividad a través de mejoras de productividad. Para ello realizaron importantes inversiones que abrieron paso a nuevas estrategias.

La industria hoy. Gabriel Frontons, jefe de la Unidad Coordinación de la Cadena Autopartes de Santa Fe, explicó que algunas necesidades actuales del sector pasan por ampliar las líneas de financiamiento para capital de trabajo especialmente cuando el destinado es la sustitución de importaciones y el aumento de exportaciones.

   También recordó que las empresas manifiestan periódicamente la necesidad de montar un sistema de devolución de reintegros o compensaciones impositivas, más ágil, y fortalecer el desarrollo de técnicos y universitarios afines a la industria automotriz.

   Otro de los puntos, detalló Frontons, es mejorar las condiciones de negociación del sector autopartista en los mercados de insumos básicos como así también agilizar las tramitaciones de importaciones especialmente las de insumos, partes y piezas, y bienes de capital no producidos eliminar los derechos de exportación para el universo autopartista.

   Incrementar el contenido local en los vehículos de producción nacional y acelerar los planes de localización de piezas son dos de los mayores desafíos del sector, subrayaron desde la cartera productiva provincial.

   También la cadena santafesina busca fortalecer laboratorios nacionales para su validación y certificación de autopartes y promover la investigación y desarrollo de la industria automotriz en el sistema científico-tecnológico argentino.

   Una de las grandes apuestas de las firmas santafesinas es impulsar un proyecto para la fabricación de un motor argentino, contó Frontons.

   El jefe de la Unidad Coordinación de la Cadena Autopartes de Santa Fe contó algunas de las actividades que se realizaron para potenciar a las empresas de la provincia. Para fortalecer la internacionalización de las firmas santafesinas participan desde 2013 en el programa Focem de integración productiva del Mercosur. Son de la partida Acm Argentina, BMR, Carlos Boero, Dupla, Etma, Fapersa, Juntas Illinois, Motor Parts, Paraná Metal y Plastilit.

   Frontons también mencionó que en el marco del programa se realizaron actividades de capacitación técnica y rondas de negocios tanto en Argentina, como en Brasil y Uruguay.

   Además, para apuntalar el desarrollo de proveedores se vienen realizando diferentes acciones. Por ejemplo, en marzo de 2014 junto a la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) llevó a cabo una jornada de capacitación orientada al desarrollo de potenciales proveedores de General Motors Argentina. La actividad contó de dos presentaciones a cargo de responsables del área de compras de la automotriz que buscaba proveedores de piezas productivas de equipos originales para la industria y proveedores de servicios aplicables a la industria.

   Por otra parte, un importante grupo de empresas santafesinas participó de Automechanika, la feria más destaca en la Argentina de la industria automotriz que se realizó del 12 a l 15 de noviembre pasado. Se sumaron a la movida Marietta Marmetal, Fremec, Etma, VMG, Clorindo Appo, Weskan, Rafaela, Motores, Basso, Lifgate, Juntas Illinois y Jaime Serrat.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS