Economía

Aumentan tarifas en el interior

El aumento de las tarifas por el servicio de energía eléctrica ya es un hecho en algunas provincias del país. Los gobiernos de Córdoba y de Mendoza autorizaron incrementos de entre 10 y 27%. La Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec) anunció aumentos del orden del 11% en las facturas de marzo y de otro 10% en las boletas de mayo...

Miércoles 23 de Enero de 2008

El aumento de las tarifas por el servicio de energía eléctrica ya es un hecho en algunas provincias del país. Los gobiernos de Córdoba y de Mendoza autorizaron incrementos de entre 10 y 27%.
  La Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec) anunció aumentos del orden del 11% en las facturas de marzo y de otro 10% en las boletas de mayo, al tiempo que anticipó un plan de inversiones por 280 millones de pesos para obras de infraestructura.
  El incremento, que en total alcanzará un 22%, fue justificado en el “congelamiento” que desde hace seis años presenta la tarifa del suministro eléctrico, sin aumentos directos. Las subas deben ser autorizadas por decreto por el gobernador, luego de la realización de una audiencia pública en el Ente Regulador de los Servicios Públicos que se estima para la primera quincena de febrero, pero ya se da por hecho el incremento.
  El gobernador Juan Schiaretti había anticipado que iba a registrarse un aumento y que en parte el incremento iba a estar destinado a obras de infraestructura que se ejecutarán a lo largo de este año y el primer semestre de 2009, con el objetivo de que Córdoba esté “en el umbral del autoabastecimiento energético”.
  El presidente de Epec, Daniel Boneto, precisó que se mantiene la tarifa social para las personas de menos recursos económicos. “Vamos a morigerar el efecto de los cargos fijos en los usuarios de hasta 240 Kw”, indicó.
Desde febrero. El gobierno de Mendoza anunció la firma de un decreto por el cual se autoriza a la empresa concesionaria de energía eléctrica un aumento de tarifas de entre 10 y 27 por ciento a partir del 1º de febrero.
  El ministro de Infraestructura, Francisco Pérez, explicó que los hogares que consumen hasta 300 kilovatios bimestrales, alrededor de un 44 por ciento de la población, no se verán afectados por los incrementos.
  En tanto, quienes registren un consumo de entre 300 y 600 kilovatios, unos 166 mil usuarios, recibirán un aumento que rondará un 10%, mientras que para los grandes consumidores el incremento rondará el 27.
  De acuerdo con el funcionario, lo que se intenta es garantizar la sustentabilidad del sistema, “porque se encuentra en riesgo”. Además, indicó que en los últimos tres años el consumo de energía eléctrica creció un 6 por ciento anual en la provincia, y que existe un atraso tarifario “que hay que solucionar”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario