Economía

Assa propuso aumentar la tarifa un 50 por ciento en la segunda mitad de 2018

La suba se aplicará en dos tramos, el tercer y cuarto bimestres del año. La empresa dice que, anualizado, el aumento de bolsillo es de 32 por ciento.

Viernes 08 de Diciembre de 2017

Un nuevo servicio se suma a la ola de aumentos anunciados en los últimos días. En este caso, Aguas Santafesinas SA (Assa) propuso al Ministerio de Infraestructura de la provincia un aumento tarifario del 50 por ciento en 2018, a aplicar en dos tramos de 25 por ciento cada uno. De ser aprobado, entrarían en vigencia en el tercer y cuarto bimestre del año, de modo que el incremento pleno se sentirá en el segundo semestre.

El pedido será analizado por el Ministerio de Infraestructura, que a su vez consultará al Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) que, de acuerdo al procedimiento habitual en los últimos años, seguramente convocará a una audiencia pública no vinculante.

La empresa provincial que brinda el servicio de agua potable y cloacas fundamentó el pedido de incremento en la necesidad de contemplar los incrementos de costos de producción registrados desde septiembre de 2016 hasta septiembre de 2017. Al mismo tiempo, considera las variaciones estimadas para el año 2018 en valores de insumos como combustibles, energía, salarios, productos químicos y nuevas unidades de servicio, etcétera.

También apunta, señalaron desde la empresa, a lograr "una relación de equilibrio entre la tarifa y los aportes que el Estado provincial destina para cubrir los gastos de Assa", con el objetivo de tornarla autosuficiente en 2019.

Efecto en el bolsillo

Desde Assa aseguraron que, dado que primero y segundo bimestre del 2018 los valores tarifarios propuestos serán los mismos vigentes en 2017, "el incremento real de bolsillo a lo largo del 2018 llegará al 32 por ciento.

También remarcaron que "cuando se termine de aplicar la nueva grilla tarifaria, el 66 por ciento de los usuarios residenciales no pagarán más de 818 pesos bimestrales, es decir 409 pesos por mes".

Aunque el impacto del incremento, en caso de ser autorizado, se sentirá recién a partir de mayo, el anuncio de Assa se suma a una catarata de tarifazos, aumentos impositivos y de precios en general, que vienen cepillando en forma ruda los bolsillos de los trabajadores.

El miércoles, la otra gran empresa de servicios provincial, la EPE, presentó un pedido de aumento de la tarifa de luz del 16 por ciento a partir de febrero, que se sumará al 31 por ciento que anunció el Ministerio de Energía de la Nación por el costo de la energía mayorista y el transporte, que redondeará un aumento en la boleta para el usuario final del 40 por ciento.

En el ámbito santafesino, también se presentó a la Legislatura un pedido de aumento entre 25 por ciento y 30 por ciento del impuesto inmobiliario. En la ciudad, se analizan los próximos incrementos del transporte urbano y la Tasa General de Inmuebles.

El fin de semana se implementó un nuevo aumento del 6 por ciento en los precios de los combustibles, adicional al del 12 por ciento que se registró cuando se liberó el mercado, poco después de las elecciones.

Hasta las cuotas de los nuevos créditos hipotecarios ajustados por UVA, que el gobierno nacional promociona bajo la denominación de "boom", aumentaron 10 por ciento como consecuencia del aumento de la tasa de interés. También las prepagas prevén nuevos incrementos.

En este escenario, Aguas defendió su pedido de incremento, al asegurar que "la estructura de costos en sus rubros más críticos continúa siendo afectada por los aumentos de precios".

También buscan, señalaron desde la empresa, reducir la asistencia estatal. El Tesoro provincial aportó 470 millones de pesos en 2017 para cubrir el 20,69 por ciento de los gastos operativos de Aguas. La provincia también se hace cargo de la totalidad de las inversiones, por 1.392 millones de pesos en 2017.

Marejada. Aguas Santafesinas se sumó a los anuncios de aumentos para la temporada 2018.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario