Economía

Artana: "Argentina este año no la va a pasar bien"

El analista dijo que la suba del riesgo país es más preocupante que el tipo de cambio. Prevé una caída del 1% en la economía para este año

Domingo 19 de Agosto de 2018

"Argentina este año no la va a pasar bien. Creemos que la economía va a caer 1% y la inflación si tenemos suerte va a estar en 30 o 32%", disparó el economista jefe de la fundación Fiel, Daniel Artana, durante su paso por Rosario para participar del Precoloquio de Idea Centro que se realizó en Puerto Norte.

Ante la mirada atenta de cientos de empresarios y directivos de grandes empresas de la región, Artana planteó que ante la "nueva ronda de turbulencias" la clave para la recuperación "es que el tiempo acompañe, es decir que la cosecha se normalice, y que se pueda normalizar el acceso al crédito".

"Si logramos eso esta va a ser una recesión relativamente suave. No va a ser un buen año en general para los ciudadanos porque nuestros ingresos van a poder en relación a la inflación pero habremos sorteado otra vez más una turbulencia, un poco innecesaria. Como tantas veces en Argentina nos hemos dejado seducir por esa atracción fatal de endeudarnos para tratar de evitar lo que hay que hacer. En la vida la productividad pasa por apretar los dientes y volverse más eficiente, no por buscar un arreglo fácil a través de deuda de corto plazo como solución mágica", analizó.

No obstante, Artana consideró que "hoy Argentina debería modificar el acuerdo con el FMI" y apuntó que mientras el país está muy preocupado con el tipo de cambio, "acá la prioridad es arreglar el tema del riesgo que permite acceder al financiamiento para evitar que la recesión sea peor".

"Estamos en el momento de elegir el mal menor. Creo que hay que flexibilizar el acuerdo porque si uno mira el mercado de bonos está asignando la posibilidad del 40% de que Argentina defaultea en los próximos 5 años. Tenemos 30 mil millones de reservas netas, ¿uds creen que el fondo va a dejar que vayamos al default sin usar esas reservas netas? El acuerdo suponía que iba a poder renovar casi todas las letes y el gobierno no las está renovando casi todas. Por el efecto Turkía, cuadernitos gloria, por lo que sea el gobierno tiene que demostrar que tiene la plata para cubrir la deuda. Eso debería hacer que baje el riesgo. Después nos dedicaremos a otras cuestiones", enfatizó.

Artana mostró algunos números de la realidad económica argentina, pre acuerdo con el Fondo Monetario internacional (FMI), en donde expuso que el país "tenía un déficit externo mayor al que se sugería y tenía un atraso cambiario importante". En ese sentido, puntualizó que "en la medida que tuviera financiamiento externo barato y abundante estos problemas no se notaban" pero "producto de algunos cambios y algunas macanas en la cuestión doméstica ese financiamiento dejó de ser abundante y por lo tanto obligó a corregir".

"Vivimos como una suerte de situación particular en donde no se notaban los problemas porque sobraba plata. La plata comenzó a faltar y eso nos puso en el candelero. No es casual que Turquía esté teniendo problemas, que haya tenido en algún momento problemas la moneda de Sudáfrica. Si uno quiere entender el déficit externo de Argentina que como porcentaje del PBI el año pasado llegaba a 5 puntos, unos 30 mil millones de dólares, hay que saber que como país se gastó más de lo que produzco y para que eso ocurra alguien me tuvo que poner la plata, alguien me financió o uso algún activo como lo hizo el kirchnerismo que usaba reservas del Banco Central", detalló el máximo referente de Fiel.

El analista explicó que mientras que el sector privado tiene superávit, el sector público tiene déficit y explicó que "está asociado a una fuerte expansión del gasto, no por un boom de inversión pública, que hace varios años que está en alrededor del 4 puntos del PBI entre Nación, provincias y municipios".

"El déficit del gobierno está básicamente por un boom del gasto público, más empleados públicos que los razonables, jubilaciones a gente que no aportó, subsidios a la energía y al transporte en forma generalizada. De esos tres problemas el gobierno se focalizó en el último y uso los ahorros presupuestarios que obtuvo por haber subido las tarifas para financiar baja en algunos impuestos, reforzar partidas sociales, cumplir con la sentencia de la corte del 15% de la coparticipación, etc.. Cuando uno mira el déficit fiscal consolidado de los dos años que llevamos de Macri es igual. Es lo que se llama inacción fiscal, acá no hubo ajuste. Lo que se ahorró por un lado se gastó por el otro", relató Artana.

El economista jefe de Fiel consideró que como el déficit externo tiene que bajar producto del acuerdo que Argentina firmó con el Fondo "hasta llegar a un grado que se considera aceptable que es un punto del PBI" mediante "una corrección gradualmente" se fue a un tipo de cambio más depreciado. "Ahora sí el gobierno se ha tomado en serio el tema fiscal y está proponiendo bajar el déficit fiscal. Diferentes estudios muestra que cuando uno mejora el resultado fiscal el resultado externo mejora. Si no consigo resolver el problema de estas dos cosas lamentablemente la economía como no tiene financiamiento cae en recesión. La clave es corregir esto, pero mientras uno hace el aterrizaje sigo teniendo déficit externo", sostuvo.

En ese sentido, Artana entiende que la Nación más o menos arregló sus cuentas al conseguir financiamiento del Fondo y organismos internacionales pero advierte sobre los vencimientos de deuda que deben enfrentar algunas provincias en el corto plazo. "A estos niveles de riesgo país que hacen que el soberano pueda endeudarse a 10% en dólares es muy difícil para el sector privado conseguir financiamiento a tasas razonables. Si no conseguimos financiamiento la economía va a recesionar", alertó.

Poniendo énfasis en "los problemas" que comenzaron a solucionarse dijo que hubo una depreciación importante del tipo de cambio, más o menos de un 30% más que el año pasado y que "esto ayuda a algunos sectores que comienzan a exportar con algo más de fluidez" pero advirtió que "esto también da un dolor de cabeza por el traspaso de la devaluación a los precios", aunque aclaró que el traspaso no es completo.

Por otra parte, la segunda cuestión tiene que ver con la caída de la actividad económica producto de la sequía que afectó la cosecha de granos. "Esperamos que se corrija el año que viene porque este año nos ajustó divisas y nivel de actividad. Si el tiempo acompaña deberíamos esperar que se vaya normalizando la actividad", señaló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario