Economía

Argentina y Brasil retoman diálogo para bajar la tensión comercial

La secretaria de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri, recibirá hoy a su par brasileña, Tatianza Prazeres, con el objetivo de profundizar el comercio bilateral entre ambos países y buscar soluciones que permitan amortiguar los efectos de la actual crisis económica internacional.

Lunes 06 de Febrero de 2012

La secretaria de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri, recibirá hoy a su par brasileña, Tatianza Prazeres, con el objetivo de profundizar el comercio bilateral entre ambos países y buscar soluciones que permitan amortiguar los efectos de la actual crisis económica internacional. En ese marco, analizarán el funcionamiento del nuevo régimen de Declaración Jurada Anticipada de Importaciones (DJAI) instrumentado por el gobierno.

Prazeres llegará a Buenos Aires ante la presión que desarrollan empresarios brasileños para evitar que sus productos queden afectados por el nuevo control. La estrategia apuntará a destrabar la situación a través del diálogo. Para la administración argentina, en cambio, el tema prioritario será analizar en detalle la balanza comercial entre ambos países, que en 2011 fue favorable a Brasil en 5.800 millones de dólares.

En particular, el rubro autopartes será discutido con mayor énfasis, desde el punto de vista que el 60 por ciento del déficit que la Argentina mantiene con el país vecino, pertenece a ese rubro.

Ese fue el mensaje que se llevó el presidente de la Federación de Industriales del Estado de San Pablo (Fiesp), Paulo Skaf, durante su visita a Buenos Aires el último jueves, cuando se entrevistó con el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, la ministra de Industria, Débora Giorgi, y los secretarios de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri, y de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Respecto del rubro autopartes, hubo señales concretas de ambos lados. Skaf visitó la planta que la autopartista Taranto posee en La Plata, acompañado por Giorgi, y el presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra), Juan Carlos Lascurain.

Dicha visita surgió del mismo encuentro que Skaf mantuvo con Lorenzino, Giorgi, Moreno y Paglieri en la sede del Ministerio de Economía.

El empresario brasileño había llegado a Buenos Aires con la guardia en alto, tan solo un día después de que el gobierno pusiera en marcha nuevas medidas de control a las importaciones, que requieren de una declaración jurada anticipada de las operaciones.

Fue el propio Guillermo Moreno quien le garantizó a Skaf que el objetivo de las medidas argentinas no pasan por frenar la producción local y por lo tanto no peligran las importaciones brasileñas. Lorenzino, en tanto, expresó la estrategia argentina apunta a aumentar el comercio argentino para ayudar a equilibrar la balanza bilateral. El gobierno argentino determinó un universo de 436 posiciones arancelarias de manufacturas de origen industrial que Brasil importa del mundo por un total de 37.000 millones de dólares, de los que solo 6.100 millones son de Argentina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario