Economía

Argentina, con oportunidades y amenazas por la escalada del crudo

La suba del petróleo, que ayer volvió a superar los 100 dólares el barril pero finalmente cerró en 99,18 dólares, representa una oportunidad y también un desafío para la economía argentina. Como exportador neto de crudo, el país se ve beneficiado con la escalada de precios internacionales. Al mismo tiempo, este aumento influye en el alza de otros commodities...

Viernes 04 de Enero de 2008

La suba del petróleo, que ayer volvió a superar los 100 dólares el barril pero finalmente cerró en 99,18 dólares, representa una oportunidad y también un desafío para la economía argentina. Como exportador neto de crudo, el país se ve beneficiado con la escalada de precios internacionales. Al mismo tiempo, este aumento influye en el alza de otros commodities, como la soja, y abre una excelente oportunidad de negocios para los combustibles alternativos como el biodiesel, un segmento en el que el Gran Rosario empieza a tallar.
  Por caso, en 2007 los envíos de petróleo argentino al exterior totalizaron 819 millones de dólares y los proyectos para producir biocombustibles ya suman media docena en la región.
  Sin embargo, por la escasez de reservas que tiene el país y el vertiginoso crecimiento de la economía —que se prevé seguirá manteniendo un ritmo similar este año— se encienden las primeras señales de alerta. Con un escenario de precios internacionales en los niveles actuales, el país puede verse seriamente afectado por cada dólar que escale el crudo, una situación que actualmente experimentan los principales importadores como Estados Unidos, Japón o Chile.
  Por otra parte, el aumento del petróleo también imprime un componente inflacionario en las economías en expansión como la de la Argentina, ya que tanto la industria como el sector agropecuario o comercial trasladarán a precios la suba de uno de sus insumos clave, que finalmente terminará impactando en el bolsillo del consumidor final.
  Los representantes de la Cámara de Estaciones de Servicio y afines de Rosario (Cesgar) explicaron que la suba del petróleo no se sintió en la región. “Por ahora no hubo modificaciones por parte de las petroleras, todo está tranquilo”, explicó el presidente de la cámara Rubén Fernández.
El cimbronazo de ayer. El petróleo llegó ayer a tocar los 100,09 dólares WTI en Nueva York, aunque por una toma de ganancias cerró en 99,18 dólares, 0,44 centavos por debajo del cierre del miércoles. En tanto, el Brent en Londres cotizó a 97,71 dólares el barril, aunque llegó durante la jornada a un valor histórico de 98,32 dólares.
  El nuevo impulso alcista en la primera hora de operaciones internacionales el informe de la Administración de Información del Departamento de Energía el cual reveló que los inventarios de crudo bajaron la semana pasada en 4 millones de barriles.
  El presidente de EEUU, George Bush, dijo ayer que estaba preocupado por el precio del petróleo, aunque sostuvo que la actual situación no era la clase de emergencia que exigiría acudir a las reservas de crudo de la Nación, que “están disponibles para emergencias, ataques terroristas o dislocaciones masivas”, afirmó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario