Economía

Argentina en la grilla de las tres economías que caerán en 2019

El país cerrará 2018 año con una caída de 2,6 por ciento según el organismo y estará entre los más afectados en la región el año que viene.

Viernes 21 de Diciembre de 2018

La economía argentina cerrará con una caída de 2,6 por ciento en 2018 y en 1,8 por ciento en 2019, según las proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (Cepal). De acuerdo al informe difundido ayer por el organismo, el PBI argentino será uno de los tres que caerá en la región durante el año próximo. Los otros dos son el de Venezuela y Nicaragua.

El documento difundido ayer en Chile explicó que la recesión se extenderá en Argentina como consecuencia de la inestabilidad cambiaria, la inflación y el ajuste acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El organismo detalló que la inflación se aceleró en Argentina a 45,9 por ciento interanual en octubre, frente al 25 por ciento de fines de 2017.

El PBI por habitante cerrará 2018 con un retroceso de hasta 3,9 por ciento, teniendo en cuenta que en 2017 se registró una suba de 1,9 por ciento, mientras la inflación debería terminar el año con una tasa de 45,5 por ciento y el desempleo urbano en 9,4 por ciento, frente a 8,4 por ciento del año anterior.

Además, la balanza de pagos cerrará con un déficit de u$s 25.201 millones en la cuenta corriente y un superávit de u$s 23.134 millones en la cuenta de capital y financiera.

Pronósticos negativos

Para el año 2019, la Cepal espera que la economía argentina tenga un resultado negativo de 1,8 por ciento del PBI, una estimación que está supeditada a que no se produzcan nuevas tensiones en el frente externo de la economía.

En ese contexto, se espera una leve recuperación de los ingresos reales de las familias, una mejora de la cosecha agrícola y la continuación del crecimiento de los socios comerciales, con un impacto positivo en el consumo privado, la inversión y las exportaciones.

Según el informe, América latina y el Caribe cerrarán 2018 con un crecimiento de 1,2 por ciento, una décima menos que el 1,3 por ciento del año pasado, en el contexto de un "escenario mundial complejo".

En su balance preliminar de las economías de la región para el 2018, la Cepal señaló que el crecimiento se debilitó este año tanto en América del Sur, desde 0,8 por ciento en 2017 a un 0,6 por ciento este año; como en Centroamérica, Cuba y Haití (3,4 por ciento a 3,2 por ciento).

En el Caribe, en tanto, la recuperación tras el impacto de los desastres naturales del 2017 contribuye a una aceleración del crecimiento, desde 0,2 por ciento el año pasado a 1,9 por ciento en 2018.

Este año se destacan con los mayores aumentos del PBI la República Dominicana (6,3 por ciento), Antigua y Barbuda (5,3 por ciento), Granada (5,2 por ciento), Bolivia (4,4 por ciento), Panamá (4,2 por ciento), Paraguay (4,2 por ciento), Chile (3,9 por ciento), Perú (3,8 por ciento), Honduras (3,7 por ciento), Guyana (3,4 por ciento), San Vicente y Granadinas (3,2 por ciento) y Costa Rica (3 por ciento).

Por detrás figuran Guatemala (2,9 por ciento), Bahamas (2,5 por ciento), Santa Lucía (2,5 por ciento), El Salvador (2,4 por ciento), México (2,2 por ciento), Belice (2,2 por ciento), Saint Kitts y Nevis (2,1 por ciento), Uruguay (1,9 por ciento), Surinam (1,9 por ciento), Trinidad y Tobago (1,9 por ciento), Jamaica (1,5 por ciento), Haití (1,4 por ciento), Brasil (1,3 por ciento), Cuba (1,1 por ciento) y Ecuador (1 por ciento).

Por el lado de los retrocesos, Venezuela cierra el año con una caída de 15 por ciento; Dominica de 4,4 por ciento; Argentina de 2,6 por ciento y Barbados de 0,5 por ciento.

Para 2019, en "un escenario de mayores incertidumbres de distintas frentes", la Cepal prevé para la región un crecimiento promedio de 1,7 por ciento.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});