Economía

Argentina inicia una dura negociación con el FMI por un crédito stand by

El ministro Dujovne se reúne hoy con la titular del Fondo. Los bancos de inversión internacionales dudan de que el país pueda acceder a esa línea.

Jueves 10 de Mayo de 2018

El gobierno nacional confirmó que le solicitó al Fondo Monetario Internacional (FMI) un crédito stand by de "alto acceso" por un monto no revelado y la respuesta del organismo podría demorar hasta seis semanas, según detalló el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien encabeza el equipo que fue a Washington a encarar las negociaciones.

Por las características de este tipo de financiamiento —un programa destinado a países de ingresos medios o economías avanzadas o de bases sólidas y abarca un período no mayor a 36 meses—, los bancos de inversión no creen que Argentina esté en condiciones de acceder a este tipo de créditos, pero que en cambio podría llegar a negociar otra línea denominada de liquidez precautoria, que impone más exigencias a los países tomadores.

El anuncio del martes y la formalización de ayer no calmaron la tensión del mercado cambiario, sino todo lo contrario. Ayer el peso volvió a depreciarse tras la nueva escalada del dólar, que cerró en la plaza minorista porteña a $23,12 en una jornada en la que el Banco Central debió salir a vender 600 millones nuevamente en el mercado de futuros. "Llamó la atención que el mercado no se aplacó después de que el Central comenzara a vender a futuro", indicaron los operadores.

La negociación

Un día después del anuncio del presidente Mauricio Macri de pedir auxilio financiero al Fondo para enfrentar la crisis cambiaria, el ministro Dujovne hizo la solicitud formal en el marco de una reunión introductoria con Alejandro Werner, el director para el Hemisferio Occidental del organismo, ya que la directora del FMI, Christine Lagarde, se encuentra en Europa.

Fuentes de Hacienda explicaron que se trató de una "primera reunión para discutir los próximos pasos en el proceso de negociación" y señalaron que estos procesos duran alrededor de seis semanas.

Por ese motivo se espera que Dujovne y Lagarde se encuentren hoy para avanzar en las conversaciones que le permita obtener a Argentina, según anunció el funcionario en un comunicado, un "acuerdo financiero stand by de alto acceso".

Si bien no revelaron el monto del auxilio financiero que otorgará el FMI, se estima que rondará los 30.000 millones de dólares, que podría ser utilizado por la Argentina en caso de necesitar fondos extraordinarios.

En 2003 la Argentina firmó con el FMI los últimos préstamos stand by, que por lo general tienen plazos de dos a tres años. Los fondos se reciben en cuotas y tienen un monitoreo intenso por parte del organismo multilateral.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, negó ayer que el FMI haya impuesto condiciones para brindar financiamiento a la Argentina y remarcó que la negociación con el organismo multilateral "durará semanas". También rechazó la posibilidad de que se concreten cambios en el equipo económico (ver página 4).

En una conferencia de prensa que dio en la Casa Rosada, el funcionario planteó que "aun no hay una cifra" del auxilio financiero que el FMI le otorgará a la Argentina.

Aunque el funcionario negó los condicionamientos del organismo, la descripción de las características del crédito publicada en la página web oficial del FMI indica que "todos los países miembro que enfrenten necesidades de financiamiento externo son elegibles para acceder a un acuerdo stand by con sujeción a las políticas del FMI".

El texto también detalla que "el marco del acuerdo stand by permite al FMI responder rápidamente a las necesidades de financiamiento externo de los países y respaldar políticas que los ayuden a salir de las crisis y volver a un crecimiento sostenible". Muchas de estas políticas apuntan a la contracción del gasto público y se concentran en las mayores erogaciones que realizan los estados, fundamentalmente orientadas a políticas sociales como jubilaciones o subsidios, entre otros.

Desconfianza externa

Aunque el gobierno se mostró optimista sobre el resultado de las negociaciones en Washington, ayer un comunicado firmado por el especialista de la banca Goldman Sachs, Alberto Ramos, especificó que hay dos tipos de préstamos en el FMI a los cuales podría apelar la Argentina. Uno es la Línea de Crédito Flexible (FCL), que fue utilizada en países como Colombia y México en distintas crisis, pero que es un programa para naciones con economías de "bases sólidas". El otro es el llamado PLL (Línea Precautoria de Liquidez).

Al respecto detalló que "dado que las bases (de la economía argentina) están lejos de ser fuertes, quizás la mejor opción de fondos no es un FCL sino un PLL. Esencialmente, el PLL tiene una vara menos alta de calificación, pero viene aparejada de revisiones y ciertas condiciones para atender las vulnerabilidades macroeconómicas", señalaron desde Goldman Sachs.

Mientras tanto, el analista de la city londinense Daniel Alvarez, de Alpha Capital Markets, sostuvo ayer que el gobierno de Mauricio Macri ha tomado muchas medidas en la dirección adecuada desde su llegada al poder, "pero parece que el problema de la Argentina es superior al que todos pensábamos".

"La imposibilidad de reducir el déficit y la inflación a los objetivos marcados, el hecho de que la suba de los tipos de interés americanos hayan hecho menos atractiva la deuda argentina por ser aún considerada de riesgo por los inversores internacionales y la propia falta de confianza a nivel interno en la moneda local, que hace que la mayoría de los argentinos prefieran invertir en dólares, han formado un cocktail de difícil digestión que ha forzado al presidente a buscar ayuda en el FMI", señaló.

Pero dijo que el problema radica en que las líneas de crédito con el FMI permiten ganar tiempo, sin duda, pero no son nunca la solución al problema. "Las medidas gradualistas de Macri parecen no ser suficientes para poder solucionar el problema y, muy probablemente, el FMI exigirá fuertes recortes como contrapartida. Aún es pronto para juzgar los resultados de la negociación, pero los acontecimientos de los últimos días parecían no dejar otra alternativa", apuntó.

primer contacto. El director del organismo, Alejandro Werner, recibió al ministro Dujovne.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario