Economía

Argentina importa más gas boliviano

La empresa estatal Enarsa y Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia (YPFB) acordaron ayer una ampliación del volumen del gas natural que Argentina importa "por hasta 16,3 millones...

Jueves 19 de Julio de 2012

La empresa estatal Enarsa y Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia (YPFB) acordaron ayer una ampliación del volumen del gas natural que Argentina importa "por hasta 16,3 millones de metros cúbicos diarios" en el año en curso, que podrá llegar a 19,2 millones de metros cúbicos en 2013.

En el caso de lograr este mayor volumen de importación de gas desde Bolivia, se estima que la Argentina podría además reducir sus compras de Gas Natural Licuado (GNL) por barcos a terceros países, por el que paga hasta 17 dólares por millón de BTU. Si se considera que por el gas boliviano se paga alrededor de 10 dólares por millón de BTU, el ahorro estimado por las autoridades energéticas argentinas por los dos años rondaría los 230 millones de dólares.

Se trata de un convenio que acrecienta las ventas de gas previstas originalmente por Bolivia, de hasta 13,6 y 15,9 millones de metros cúbicos diarios para el bienio referido, habida cuenta de la creciente demanda del mercado interno argentino, refirieron fuentes del Ministerio de Planificación Federal.

A futuro. A este convenio se suma una carta de intención para la posible compra por parte de la argentina Enarsa de propano, butano y/o gas licuado de petróleo (GLP) a YPFB a partir del segundo semestre de 2014, cuando Bolivia active su producción en dos plantas separadoras de gases que está construyendo cerca de la frontera común.

Ambos convenios fueron suscriptos por funcionarios de los dos países en el marco de la visita oficial que realizó a Cochabamba (Bolivia) la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para entrevistarse con su par Evo Morales.

El acuerdo sobre mayores compras de gas natural consiste en un contrato interrumpible de compra y venta sujeto a la disponibilidad boliviana y capacidad de transporte por ductos en la Argentina.

En cuanto al transporte del gas en el lado argentino, desde Planificación se indicó que "la actual capacidad del sistema del Gasoducto Norte resulta suficiente para un incremento del volumen hasta los 16,3 millones de metros cúbicos", y refirieron que "habrá que realizar obras no muy importantes para ampliar dicha capacidad hasta los 19,2 millones previstos para 2013".

Cabe consignar que el ingreso desde Bolivia esta facilitado por el gasoducto Juana Azurduy (Salta) que, inaugurado el año pasado, puede transportar hasta 27,7 millones de metros cúbicos diarios.

Ahorro. Estas mayores compras de gas a Bolivia tornan cada vez más necesario el tendido del aletargado proyecto del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA), cuyo trazado fue reformulado respecto del proyecto original y que, indicaron en Planificación, "esta en proceso de licitación".

Desde la cartera de Energía calcularon que la importación de gas natural desde Bolivia en el período 2007/2011 como sustituto del gasoil (usinas e industrias) implicó un ahorro de 6.200 millones de dólares, y de 1.700 millones de dólares si en lugar de dicho gas se hubiera importado igual volumen de GNL.

En el mercado local el gas natural producido en yacimientos maduros se paga en boca de pozo entre 2,50 y 3 dólares, y puede llegar a 5 dólares si se extrae de yacimientos nuevos, en el marco del programa "gas plus".

En Cochabamba, los ministros Julio de Vido (Planificación) y Juan José Sosa (Hidrocarburos y Energía de Bolivia) conversaron además sobre la posibilidad de que YPF e YPFB convengan la construcción en Bolivia de una planta productora de Urea, cuya producción podría interesar a la Argentina, que actualmente importa unas 400 mil toneladas anuales, con creciente demanda.

Por su parte, el ministro de Planificación Federal y su par boliviana de Comunicación, Amanda Torres, firmaron el acuerdo para la planificación y ejecución de políticas mutuas en telecomunicaciones y energía.

Antes de emprender el regreso a la Argentina, Cristina rindió homenaje a las Heroínas de la Coronilla, en una ceremonia realizada en el cerro San Sebastián, en donde estuvo acompañada por el presidente de Bolivia. Allí la mandataria entregó una ofrenda floral en nombre del gobierno argentino en memoria de la resistencia llevada adelante por un grupo de mujeres ante el Ejército Realista en la guerra de la Independencia, al cumplirse el Bicentenario de la gesta.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario