Economía

Apuesta a los productos financieros locales

Con una crisis internacional que profundiza efectos no deseados sobre la actividad económica mundial, la Argentina parece mantenerse al margen de los problemas financieros. Mientras que las perspectivas de desaceleración económica en Estados Unidos se profundizan...

Domingo 13 de Enero de 2008

Con una crisis internacional que profundiza efectos no deseados sobre la actividad económica mundial, la Argentina parece mantenerse al margen de los problemas financieros. Mientras que las perspectivas de desaceleración económica en Estados Unidos se profundizan, el mundo emergente no deja de demandar productos primarios, por lo tanto el precio de los mismos no para de subir. El petróleo está por superar los 100 dólares el barril, el oro los 900 dólares la onza troy y la soja ya supera los 1.400 pesos (sin descontar retenciones), de los cuales 500 quedan para el Estado Argentino y el resto para el productor.

Mientras los problemas de Estados Unidos no se trasladen al mundo emergente y esto haga reducir el precio de los productos primarios, Argentina tiene por delante un primer trimestre del año de fuerte suba en el precio de los productos financieros, ya sea bonos o acciones.

La crisis hipotecaria se resuelve inyectando liquidez y bajando los tipos de interés. La tasa de corto plazo en Estados Unidos se ubica en el 4,25% anual y seguramente en la reunión de enero la Reserva Federal que preside Ben Bernanke la bajará 3,75% anual, y para junio de 2008 se ubicará en el 3% anual. La segunda vía para resolver la crisis es con inyección de capital a las entidades financieras con problemas, por lo tanto más fondos soberanos árabes y del sudeste asiático comprarán una porción del capital de bancos americanos a corto plazo.

El enigma a resolver es el divorcio actual entre el mundo desarrollado y el emergente, ya que no parece haber vasos comunicante entre ambos. Esto se denota a partir de los precios de las materias primas que no paran de subir, lo que podría agravar el pronóstico para los países desarrollados que pasarían de recesión a estanflación (estancamiento con inflación). En el corto plazo, mientras en el mundo sigan a la suba los productos primarios y la tasa arbitre a la baja, Argentina tiene por delante una brusca suba de los productos financieros.

La balanza comercial en el primer trimestre del año será positiva, con un resultado fiscal abultado producto de la suba de ingresos proveniente de las retenciones. Esto quiere decir que el tipo de cambio no variara de los precios actuales manteniéndose en la banda 3,10/3,20.

Si este diagnostico es correcto hay que salir a comprar todos los productos en pesos del mercado. Hoy un plazo fijo rinde no menos del 12% anual para grandes montos, la caución bursátil ronda el 13% anual, un cheque de pago diferido el 15% anual, un fideicomiso en pesos a un año de plazo el 17% anual y un bono en pesos ajustado por inflación el 18% anual.

En cuanto a las acciones, el derrame de dinero lentamente ira ha dicho mercado. El Merval se ubica en los 2.050 y los 2.300 puntos, pero no faltará oportunidad que supere dicho valor holgadamente. Esta semana Petrobras mostró una gran suba y posterior baja. Si bien su casa matriz desmintió la fusión con la empresa local, la suba es genuina con compras de fuste por grandes jugadores del mercado. No es tiempo de salir del papel, sino esperar que vuelva a cotizar en los máximos ya visualizados. Telecom y Pampa Holding, por el momento muy tranquilos pero se vienen nuevas subas. El Grupo Financiero Galicia es el banco a mirar con más atención.

En conclusión, podemos decir que el mundo no nos sonríe porque hay pronósticos de recesión, pero la tasa en baja no es una mala noticia para el país. Ante un clima adverso en la actividad mundial los productos primarios no paran de subir, esto quiere decir que hay un divorcio entre la crisis financiera de los países desarrollados y el mundo emergente. Sin embargo, se puede echar por tierra la fantasía del crecimiento permanente de los commodities.

El primer trimestre del 2008 será muy positivo para las inversiones financieras, especialmente en pesos, el mercado puede ser Dsineylandia. Si a futuro el precio de los productos primarios deja de crecer puede ser Draculandia que sería el parque temático de terror del Conde Drácula. Así de binario y volátil es el escenario, si no lo gustan las montañas rusas quédese en dólares, pero recuerde que si los productos primarios suben, por mucho tiempo valdrá 3,20, por eso diversificar es la clave.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario