Economía

Anuncian acuerdo "sustancial" entre EEUU y China

Trump anunció una tregua de "primera fase" en el conflicto comercial. Frenan suba de aranceles y aumentan comercio agrícola.

Sábado 12 de Octubre de 2019

Los gobiernos de Estados Unidos y China alcanzaron ayer un acuerdo comercial parcial y abrieron una tregua en la guerra económica que libran abiertamente desde hace un año y medio. Como parte del pacto, el gobierno de Donald Trump postergó un aumento de aranceles que tenía previsto aplicar desde el martes próximo, mientras que la administración de Xi Jimping accedió a elevar las compras de productos agropecuarios.

Trump se reunió en Washington con el vicepremier chino Liu He y, al cabo del encuentro, anunció que se alcanzó la "primera fase" de un "acuerdo sustancial" para poner fin a su guerra comercial.

En lo inmediato, el gobierno de Estados Unidos suspenderá un incremento del 25 por ciento al 30 por ciento a los aranceles sobre 250.000 millones de dólares en importaciones chinas que debían entrar en vigor el martes próximo.

China, por su parte, accedió a comprar de 40.000 a 50.000 millones de dólares en productos agrícolas estadounidenses, lo que representa una tregua en la guerra comercial que libran las dos economías más grandes del mundo desde hace 15 meses.

Sin embargo, esta tregua no afecta la decisión del presidente estadounidense de imponer aranceles a partir del 15 de diciembre a otros 160.000 millones de dólares en importaciones chinas. Estas imposiciones cubrirán, de mantenerse, una amplia gama de productos de consumo, como ropa, juguetes y smartphones, y posiblemente los compradores estadounidenses resentirían un incremento en los precios.

El acuerdo tampoco avanza sobre el conflicto en torno de la propiedad intelectual.

Trump denuncia en forma recurrente a China por el "robo de tecnología" y por la exigencia del gobierno asiático a compañías extranjeras de entregar sus secretos comerciales como parte de un intento de convertirse en el líder mundial en robótica, vehículos autónomos y otras tecnologías avanzadas. Ese tema quedará, según el mandatario estadounidense, para una "segunda fase" de negociación.

Horas antes, China había anunciado una agenda para cumplir con su promesa de permitir propiedades extranjeras absolutas de algunos negocios financieros, comenzando con los operadores de futuros a partir del 1º de enero, mientras Beijing intenta que su desacelerada economía se vuelva más competitiva y eficiente.

También se pondrá fin a los límites de propiedad para compañías de fondos de inversión a partir del 1º de abril, y para firmas de inversión desde el 1º de diciembre, anunció la Comisión Reguladora de Inversiones de China. Hasta el momento, los inversionistas extranjeros estaban limitados a poseer únicamente el 51 por ciento de esas empresas.

La tregua alcanzada ayer promete ser la de mayor alcance dentro de la larga guerra comercial que enfrenta a las dos potencias. Trump indicó que podría firmar un acuerdo con Xi en la próxima cumbre de noviembre en Chile.

"Estaremos en Chile y tendré una ceremonia de firma formal con el presidente Xi", afirmó Trump, que hasta ahora no había confirmado si iría a la cumbre del Apec, que se realizará en la capital trasandina.

"Festival del amor"

El presidente de Estados Unidos aseguró que en los últimos meses ha habido mucha "fricción" con China, pero ahora, dijo, hay un "festival del amor" entre ambas potencias.

"Este es un acuerdo tan grande que lo estamos haciendo por secciones", explicó Trump, quien precisó que se empezará a negociar una "segunda fase" en cuanto se firme la primera y no descartó que haya una tercera etapa.

El mandatario precisó que el pacto recién alcanzado incluye algunas medidas relativas a la devaluación de la divisa china y temas de propiedad intelectual, aunque no se ocupa del tema de la transferencia forzada de tecnología en China,

El acuerdo tampoco resuelve el tema de los vetos a la exportación que afectan al gigante chino de la telefonía Huawei, un tema que se está negociando mediante un proceso paralelo, explicó a los periodistas el representante de Comercio Exterior estadounidense, Robert Lighthizer.

El jueves y el viernes de la semana pasada, Liu y el Representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, mantuvieron las primeras conversaciones de alto nivel entre Washington y Pekín desde que un acuerdo anterior se desmoronó en mayo y los aranceles se elevaron en los meses siguientes.

La tregua alivia alguna tensión sobre los consumidores estadounidenses, de cara a la temporada navideña, cuando se incrementa la demanda de artículos importados. La industria manufacturera estadounidense, que Trump prometió en 2016 revitalizarse, ya se está contrayendo en parte debido a la guerra comercial.╠

Desde el lado de China, el gobierno ya había discutido la compra de más productos estadounidenses como la soja, el cerdo y el trigo.

La tregua no implica que la guerra comercial que lleva prolongándose durante quince meses haya finalizado. En anteriores ocasiones, también se alcanzaron acuerdos que derivaron en armisticios y que, posteriormente, se rompieron.

De todos modos, el acercamiento supone algo de alivio para los mercados, que llevan tiempo en alerta por las consecuencias de la guerra comercial en el desarrollo económico internacional. Esta semana, la nueva jefa del Fondo Monetario , Krystalina Georgieva, reiteró esa preocupación.

Golpe mortal para Libra

Visa y Mastercard anunciaron ayer su retiro del proyecto de la criptomoneda libra de Facebook, un posible golpe mortal para el plan de la red social de crear una moneda digital mundial. La compañía de procesamiento de pagos Stripe ya había dicho que no participaría en el proyecto, así como la página de subastas en Internet e Bay. Pay Pal fue el primero de los grandes socios en retirarse. Facebook enfrentó fuertes críticas por sus planes de crear un sistema privado de moneda que permitiría pagos a través de las fronteras. La Asociación Libra debía darle al proyecto de moneda una cómoda distancia de Facebook. A pesar de esos esfuerzos, los reguladores financieros, plantearon sus preocupaciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario