Economía

Amplio consenso para garantizar el feriado del Día del Empleado de Comercio

El gremio mercantil, la Asociación Empresaria y la Cámara de Supermercados de Rosario coincidieron en respetar la celebración.

Martes 24 de Septiembre de 2019

Los negocios de Rosario permanecerán cerrados mañana por la conmemoración del "Día del Empleado de Comercio", un feriado que viene militando el gremio del sector desde hace años y en esta oportunidad con el consenso del sector empresario, que se sumó a la iniciativa.

"Para nosotros es un feriado. Desde hace años venimos promoviendo el cierre de comercios este día, incluso antes de que saliera la ley nacional, con lo cual Rosario fue pionera en este festejo", señaló el secretario general de la Asociación Empleados de Comercio, Luis Batistelli, quien confirmó que se llegó a un acuerdo con el 90 por ciento de los comerciantes y asociaciones del sector de la ciudad para implementar la medida.

Desde hace años venimos promoviendo el cierre de comercios este día, incluso antes de que saliera la ley nacional"

El día del Empleado de Comercio se celebra el 26 de septiembre y fue establecido en la ley nacional 26.541. A nivel nacional, este año la Federación Argentina decidió implementarlo ayer, pero en Rosario será mañana a raíz de un acuerdo entre gremio y sector empresario.

Así lo confirmó también, en el marco de un encuentro que realizaron las partes, el vicepresidente primero de la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Rosario (Casar), Sergio Cassinerio. "Los supermercados van a estar cerrados respetando este día, nos pusimos de acuerdo e informamos a los clientes en cada una de los bocas de expendio, para que puedan cubrir las compras", aseguró.

En el encuentro, donde participaron además representantes de la cadena Libertad y La Gallega, entre otras, el representante de esta última confirmó que ya está colocada la cartelería en las 13 sucursales de la firma y en puntos estratégicos para que los clientes puedan informarse sobre el día feriado.

El consenso no fue menor ya que se dio en un contexto de crisis en la cual los empresarios quieren evitar perder días de trabajo por la caída de ventas. "Este es un compromiso conjunto", dijo el titular de la Asociación Empresaria de Rosario (AER) e integrante del directorio de Came, Ricardo Diab. "Valoramos la actitud del sindicato con el cual tenemos una relación muy adulta en este momento tan difícil, donde el trabajador está pasando por momentos muy complejos, pero sabe que la empresa que lo está sosteniendo, también vive lo mismo", dijo Diab.

El dirigente reiteró que el balance del año en la actividad comercial "es muy negativo" y precisó que el sector lleva 19 meses consecutivos con volúmenes de venta en baja, con números muy drásticos como los agosto que mostraron una caída interanual del 18 por ciento".

Pero además, señaló que en Rosario "hoy cierran dos comercios por día" y la situación es totalmente adversa desde el punto de vista "económico, fiscal y productivo". Algo que se expresa en un "estiramiento en la cadena de pagos".

Esta situación que vive la ciudad se replica también en el interior de la provincia, y en muchas localidades pequeñas se agudiza por tratarse de economías más reducidas. De todos modos, "Santa Fe es una sola y la falta de consumo, el alto costo de las tarifas y la presión fiscal es para todos", detalló Diab.

Con este diagnóstico coincidió Batistelli, quien señaló que "es una situación muy difícil y como siempre los sectores que representan a los trabajadores y las empresas e industrias nacionales son los más afectados".

Esto es así porque "estamos fuera de la toma de decisiones" de política económica. "La usura internacional, los grandes conglomerados, el Fondo Monetario Internacional, son los definen las cosas", agregó Bastistelli.

Por otra parte, Diab viajó por la tarde a Buenos Aires donde se reunió con dirigentes de la CGT y funcionarios del gobierno. En ese encuentro se arribó a un acuerdo para pagar una recomposición salarial de $ 5 mil a los empleados del sector privado, a cuenta de las paritarias. La suma a otorgar será obligatoria, no remunerativa y podrá cancelarse en cuotas, en los casos de las empresas más pequeñas o que estén en situación de crisis (ver página 11).

Batistelli recordó ayer que la semana pasada el gremio mercantil a nivel nacional se reunió con las cámaras empresarias para discutir este tema

El reclamo concreto pasa por volver a reabrir la paritaria de este año en función del desfase que generó la inflación sobre los salarios del sector y para eso solicitaron un monto que permita subsanarlo. "Si la inflación es mayor al resultado que habíamos tenido hace dos meses hay que compensar la diferencia", sentenció el dirigente de la Asociación de Empleados de Comercio (AEC).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS