Economía

Alberto: "Vamos a pagar la deuda el día que hayamos crecido"

El presidente electo habló frente a los industriales en la conferencia de la UIA. Planteó que en su gestión buscará reactivar la producción y el consumo.

Viernes 29 de Noviembre de 2019

El presidente electo, Alberto Fernández, dijo ayer que la deuda que mantiene el país con organismos y acreedores internacionales se va a "pagar el día que hayamos crecido", aseveró que no se va a saldar a costa de "los que menos tienen y dan empleo" y les propuso a los empresarios "decidir entre todos" para resolver los problemas del país.

Así lo afirmó ayer al disertar en la XXV Conferencia Anual de la Unión Industrial Argentina (UIA) que fue clausurada por el presidente saliente, Mauricio Macri (ver aparte), en el marco de la cual Fernández mostró un fuerte discurso en favor de reactivar la actividad industrial y el consumo y mostró los principales ejes de su futura política económica.

Frente a los industriales, uno de los sectores más afectados por la crisis económica y la recesión generada durante el gobierno de Cambiemos, Fernández prometió que en su gestión apuntará a reactivar la producción y el consumo, que hará un control de las importaciones de los productos extranjeros que compitan con la industria local, y que buscará que los bancos vuelquen el créditos a los sectores que inviertan en la economía y no en la especulación.

"Vamos a pagar el día que hayamos crecido, producido más, exportado más y hayamos conseguido los dólares para pagar esa deuda; así va a ser esta vez", dijo Fernández al hablar de la deuda y agregó enfático: "Esa deuda no la van a pagar los que menos tienen y dan empleo".

En el mismo sentido, manifestó que no se va a "dejar convencer por los cantos de sirena, porque nos han dejado en el fondo del mar. Espero que todos lo entendamos".

"No vamos a dejar que las obligaciones externas, que son muchas y han sido acordadas de un modo delirante, se lleven puestos a la industria", añadió.

Luego precisó: "No quiero hacerle quitas a nadie, no quiero dejar de pagar lo que debemos, pero esta vez esa deuda no lo van a pagar los que menos tienen, los que producen, los que dan empleo. Vamos a pagarla luego de que los que producen produzcan más".

En ese marco, el mandatario electo sostuvo que "la solución no es tirar argentinos por la ventana porque sobran", y dijo que para resolver los problemas del país "hace falta un compromiso social de todos y cada uno de nosotros".

Reafirmó su compromiso de "crear un consejo económico y social para pasar de la política que impone medidas a la política que busca consensos para pensar un futuro", y agregó: "Estoy renunciando a mi capacidad de decidir solo y les propongo decidir entre todos".

Al dirigirse a los industriales, dijo: "Todos tienen que hacer un aporte y un compromiso, algo van a tener que dar y algo tendrán que resignar. Se equivocan quienes piensan que el debate es ver por cuánto congelamos precios y salarios. El debate es ver lo que tenemos que hacer para que Argentina se ponga de pie y vuelva a producir".

Incertidumbre por Brasil

El presidente de la UIA, Miguel Acevedo, tomó el guante y abogó por trabajar en un acuerdo profundo de largo plazo, pero también mostró su preocupación por la situación de la región y en especial con Brasil porque según dijo, "además de ser nuestro principal socio comercial, es también el corazón del Mercosur, un proyecto que necesita profundizar su integración productiva más que disgregarse en tensiones comerciales".

Fernández poco antes, durante su discurso, fue claro al respecto y aseguró que vio "con alegría" que el presidente de Brasil (Jair Bolsonaro) propusiera tener un vínculo pragmático para el Mercosur, es lo que debemos hacer. Porque el Mercosur va a superar a los Bolsonaro y a Alberto Fernández".

"Vamos a profundizar el acuerdo con el Mercosur. Que el Mercosur tenga presidentes que piensen distinto no me hace perder de vista la importancia que tiene. Y ninguna disputa personal que pueda tener me va a hacer poner a la Argentina en el lugar equivocado", señaló Fernández.

Por otro lado, cuestionó que, tras cuatro años de gestión de Mauricio Macri, "las cuentas fiscales quedan en estado deplorable y con reservas para seis meses, algo de lo que yo me avergüenzo mientras otros (funcionarios actuales) lo celebran".

"No sé cuáles son las bases sólidas que nos dejan. Yo siento que camino en un pantano", expresó el mandatario electo, que asumirá el próximo 10 de diciembre.

"Llegamos un punto de caída que debería asombrarnos. Fueron 4 años de especulación financiera y ustedes son víctimas de la situación", reflexionó el electo mandatario que en la cumbre de la UIA ya hablaba en tono presidencial.

Acevedo recordó que el sector está finalizando "un año difícil, luego de otro que también fue muy complejo. Y nuestro país se encuentra en un momento bisagra".

Al respecto, detalló que en los últimos ocho años el sector cayó 25 por ciento en términos per cápita y dijo que "casi el 17 por ciento fue sólo en los últimos 4 años, donde perdimos 150.000 empleos formales".

El industrial aseguró que de acuerdo a las charlas mantenidas en los últimos meses con los actores políticos y económicos "hoy en Argentina existe una convicción sobre la necesidad de alcanzar un acuerdo profundo, estructural y de largo plazo" pero advirtió que "lo que no logramos consensuar aún es el contenido específico de ese acuerdo".

Además, el titular de la UIA subrayó que "después de ocho años de estancamiento estructural y de dos años de caída profunda" el proceso de acuerdo se debe alcanzar con "urgencia".

El dirigente recordó que la entidad elaboró este año el Plan Productivo 20/23; un trabajo que fue realizado este año desde los equipos técnicos de la UIA. "Son 150 medidas concretas en 11 áreas, pero sobre todo son un conjunto sistemático de acciones para agregar valor. Y la capacidad de hacerlo depende de una decisión conjunta que debemos tomar y que estamos obligados a hacerlo", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario