Economía

Alberto no pedirá al FMI el tramo final del stand by

El mandatario electo confirmó que no solicitará los u$s 11.000 millones que aún quedan por desembolsar del préstamo del organismo.

Miércoles 27 de Noviembre de 2019

El presidente electo, Alberto Fernández, anunció ayer que no pedirá al Fondo Monetario Internacional (FMI) que le entregue los 11.000 millones de dólares que aún quedan por desembolsar del crédito stand by de 57.000 millones de dólares concedido al gobierno saliente de Mauricio Macri.

Fernández, aseguró que "la solución para los problemas" de la Argentina "no es seguir tomando deuda" y, en ese sentido, reafirmó la posición de no solicitar el tramo que aún queda por desembolsar del acuerdo que firmó el país con el organismo multilateral.

"Si vos tenés un problema porque estás muy endeudado, creo que la solución no es seguir endeudándote", dijo el electo mandatario y agregó: "No se va a pedir el dinero (pendiente)", en una entrevista concedida a Radio con Vos.

"Tengo un problemón y ¿voy a pedir 11.000 millones más? Yo lo que quiero es dejar de pedir y que me dejen pagar", explicó además el presidente electo y lo graficó con una metáfora. "Es como un tipo que tomó mucho y está un poco borracho. La solución no es seguir tomando. La solución es dejar de tomar", agregó.

Fernández señaló además: "No voy a firmar acuerdos que no podemos cumplir. Eso ya lo hizo (Mauricio) Macri", y remarcó que "necesitamos reactivar la economía para poder pagar y resolver el problema de la deuda con sensatez".

Sobre el futuro del acuerdo con el FMI, Fernández remarcó su voluntad de pagar las deudas de la Argentina pero subrayó que necesitará tiempo para que el país se desarrolle y la economía se encienda.

Además, el presidente electo reafirmó su declaración ante los cronistas que lo esperaban al salir de la radio y además agregó en respuesta a una pregunta: "Yo no siento que no nos estén dejando las bases del país, nos están dejando muchos problemas. Las familias endeudadas es parte de la herencia que nos dejan".

De este modo, el electo presidente ratificó lo que viene expresando hace varias semanas de que el país pagará las deudas ya contraídas porque él es "una persona seria.

Por otra parte reclamó "tiempo" para que el país se pueda desarrollar. "Queremos que no nos presten más plata, pero que dejen que nos desarrollemos. Discutamos el tiempo que necesito para poder desarrollarme, pero no me den más plata", dijo.

Los gobiernos kirchneristas adoptaron una política de desendeudamiento y optaron por evitar mantener acreencias con el FMI, organismo del que fueron muy críticos. La relación con el organismo mejoró durante el mandato de Macri al punto tal que el Fondo llegó a autorizar un desembolso extraordinario e inédito por su monto para el país, lo que llevó a engrosar la deuda externa argentina a niveles cercanos al 90 por ciento del PBI.

Hasta ahora, las declaraciones de Fernández muestran que estaría dispuesto a mantener relaciones con el organismo multilateral pero también a sentarse a negociar en forma urgente los términos de la renegociación de la deuda.

Un plan

Ayer el economista Daniel Marx y ex secretario de Hacienda afirmó que cualquier decisión que adopte el gobierno entrante sobre el tema deuda deberá hacerse en el marco de un programa económico "creíble y realizable".

"En lo inmediato vislumbro tres propuestas que se podrían realizar por tema deuda; una es sacar un decreto postergando el pago de la que se encuentra bajo legislación nacional; la otra es una negociación más general, con una propuesta que abarque a tenedores locales e internacionales; y finalmente se pueden comenzar negociaciones con una cláusula más a favor de los locales", expresó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario