Economía

Agosto aseguró que le deja al futuro gobierno $1.611 millones en la caja

El ministro de Hacienda saliente presentó un informe final sobre las cuentas provinciales. Según un pormenorizado trabajo 232 páginas al que tuvo acceso La Capital, la gestión de Jorge Obeid deja en las arcas 1.611 millones de pesos, que mañana entregará a su sucesor en el cargo, Angel Sciara.

Lunes 10 de Diciembre de 2007

La transición en la provincia llega a su fin, y cumpliendo con lo prometido una vez que se sellara la victoria del socialismo en las urnas el 1º de septiembre, el ministro de Hacienda, Walter Agosto, se encargó de presentar un balance de los números santafesinos. Según un pormenorizado trabajo 232 páginas al que tuvo acceso La Capital, la gestión de Jorge Obeid deja en las arcas 1.611 millones de pesos, que mañana entregará a su sucesor en el cargo, Angel Sciara.
  Si bien las conversaciones en el área económica de cara al traspaso de mando las partes reconocieron que navegaron por aguas tranquilas, incluso se pusieron de acuerdo en torno al proyecto de presupuesto 2008, la discusión sobre el “saldo” de las cuentas fue el único punto que se pareció a una partida de truco. El gobierno saliente insistió en los dos últimos meses que dejaría un importante saldo positivo, a lo que las autoridades entrantes respondieron con un pedido a la Auditoría General de la Nación (AGN) antes de admitir si aceptaban esos números.
  Finalmente, a horas de dejar su puesto, Agosto mostró sus cartas confiado en que la AGN confirmará las cuentas sacadas al 10 de diciembre. El informe, elaborado por el tesorero y la contadora general de la provincia, “da cuenta objetivamente que la situación de la provincia es inmejorable”, dijo, y adelantó que elevará una copia del trabajo al Tribunal de Cuentas, a la Legislatura y a las nuevas autoridades.
  Pero cómo llega el ministro a los 1.611,2 millones de resultado de caja. De la siguiente manera:
  u Cuenta corriente de rentas generales: 861,8 millones de pesos, de los cuales 717,3 millones de pesos corresponden a los siete plazos fijos que tiene la provincia que vencen entre diciembre y el 9 de enero, salvo uno en mayo, por 50 millones de pesos. “Dispusimos esos vencimientos para que las nuevas autoridades puedan definir casi al momento de asumir el destino de esos fondos”, explicó Agosto.
  u Fondo anticíclico: 274,7 millones de pesos distribuidos entre cuentas corrientes y plazos fijos. De estos recursos 200 millones fueron reconstituidos en los últimos meses luego de que gran parte de esos recursos fueran utilizados para atender la emergencia hídrica y pluvial que afectó a 99 localidades y un importante número de productores.
  u Cuentas corrientes recursos afectados: 17,5 millones de pesos. Estos fondos tienen un destino específico, como la transferencia a municipios en el marco de la ley de obras menores.
  u Fondo unificado de cuentas oficiales (Fuco): 525,6 millones de pesos, pero por ley el gobierno provincial sólo puede utilizar libremente de este fondo el 80%, por lo que la cartera económica computó 420 millones de pesos por este concepto a los 1.611 millones de pesos. El Fuco es el saldo en cuenta corriente de más de 700 cuentas del Estado provincial.
  u Títulos públicos: 37,8 millones de pesos en deuda pública como Par en pesos, Descuento en dólares y en pesos.
  u Cuentas especiales: son 86,8 millones de pesos que fueron excluidos del resultado final porque no son específicamente del Tesoro sino de distintos organismos, aunque también son recursos que quedan para el próximo gobierno.

Créditos a favor. A parte de estos recursos en caja, la provincia cuenta con créditos ya reconocidos por el Estado nacional, que ascienden a 253,2 millones de pesos. A lo que se podrían sumar otros 689,7 millones en reclamos realizados al gobierno en el marco de compensación de créditos y deudas.
  En tanto, la provincia registra una posición acreedora en relación al conjunto de municipios y comunas, frente a las cuales tiene un saldo favorable de 230,5 millones de pesos.
  Otro crédito importante a favor del Tesoro surge del último plan de facilidades de pago implementado por la API. En este punto, la provincia recibió cheques de pago diferido de los contribuyentes por 68,6 millones de pesos en custodia del agente financiero de la provincia y 102,2 millones de pesos en efectivo como compromiso de pago. (Ver aparte)

Stock de deuda. En materia de deuda, el gobierno saliente deja su gestión con un pasivo de 2.068 millones de pesos, de los cuales sólo 336,1 millones son en concepto de deuda flotante. De esta manera, la gestión cierra con 500 millones de pesos menos de la que existía a diciembre de 2003.
  “Esto representa menos del 3% de producto de la provincia”, resaltó Agosto, quien agregó que esto le permitirá al futuro gobierno tener un “horizonte de compromisos financieros totalmente despejado”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario