Economía

Advierten que el próximo gobierno deberá ajustar más para evitar el default

La consultora E&R dijo que el acuerdo con el FMI le permitió a la actual gestión trasladar la cesación de pagos.

Sábado 03 de Noviembre de 2018

El financiamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI) está trasladando el riesgo de default al próximo gobierno, advirtió la consultora Economía & Regiones en su último informe económico, en el cual señala además que la Argentina deberá hacer un ajuste adicional de tres puntos porcentuales del Producto Bruto Interno (PBI) para no caer en una cesación de pagos.

   El trabajo elaborado por el centro de estudios que dirige Diego Giacomini indicó que Argentina "está fuera del mercado internacional de deuda" porque "los agentes económicos tienen la percepción de que no tiene capacidad de devolver su deuda".

   Por ahora ese desenlace se postergó por el nuevo financiamiento acordado con el FMI. "Salvo una catástrofe previa, los dólares del organismo están trasladando el riesgo del default hacia el próximo gobierno", señalaron los economistas de E&R.

   Según este análisis, los números indican que el Estado argentino no cumple con ninguno de los requisitos indispensables para pagar su deuda. "Argentina está condenada a no crecer y la deuda argentina es intertemporalmente insolvente", indicó.

   E&R aseguró que el gobierno actual dejará al país con presión tributaria récord, lo cual comprometerá negativamente "como nunca la capacidad de hacer negocios, crecer y consecuentemente pagar la deuda".

   "Argentina necesita hacer un ajuste de cinco puntos porcentuales en términos del PBI para que su deuda sea pagable y tener chances de volver a los mercados voluntarios de deuda", agregó.

   Esto implica, señaló, que "asumiendo que Macri hace un ajuste fiscal de 2 puntos del PBI en 2019, harto difícil, la próxima administración deberá asumir y hacer un nuevo ajuste fiscal por otros 3 puntos porcentuales del PBI adicionales".

Escenarios

Economía & Regiones describió un escenario fiscal firmado con el FMI, con superávit primario de 1% del PBI fijado para 2020/2023, en el cual "el mercado de deuda permanecería cerrado y las necesidades de financiamiento rondarían u$s 53.219 millones".

   En un escenario alternativo, con un superávit que pasa de 1% en 2020 a 1,5% en 2021, 2% en 2022 y 2,5% en 2023, las necesidades financieras treparían hasta u$s 37.400 millones. "En ambos escenarios se incurre el default", señaló la consultora.

   El estudio advierte que "con estos niveles de superávit primario el default es inexorable, salvo que sucedan dos cosas poco probables: un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por un monto adicional similar al ya otorgado y al mismo tiempo se postergaran todas las amortizaciones del actual stand by para 2024 en adelante".

   En ese sentido, los economistas de E&R consideraron que sólo con un superávit primario de 3% del PBI a lo largo de todo el período que va de 2020 a 2023 se evitaría el default, ya que "las necesidades financieras del próximo gobierno nacional caerían a 11.592 millones de dólares".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});