Economía

Acuerdan extender las suspensiones al personal de Argental

Los empleados cobrarán el 75 por ciento de sus haberes por las jornadas no trabajadas.

Sábado 06 de Abril de 2019

La fábrica de equipos para panificación Argental extenderá los días de suspensión a sus 180 empleados por el término de ocho días a partir del lunes, aplicables a lo largo del corriente mes. Por las jornadas no trabajadas, los empleados cobrarán el 75% de sus haberes. Así lo acordaron los representantes de la empresa de Granadero Baigorria y de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) en la audiencia celebrada ayer en el Ministerio de Trabajo de la provincia.

La firma se encuentra en procedimiento preventivo de crisis y a fin de 2018 había firmado con el gremio un convenio por el cual se comprometía a no efectuar despidos hasta junio de 2019.

Sin embargo, entre enero y febrero su situación se agravó, y la empresa planteó al sindicato la necesidad de implementar suspensiones. Así es como desde entonces los empleados no asistieron a trabajar los viernes y por esos jornales cobraron el 80% del monto correspondiente.

Recientemente, la empresa planteó la necesidad de extender y profundizar el esquema de suspensiones. Propuso llevar el plazo a 15 días corridos, pagando el 60% de los días no trabajados.

Esa propuesta se abordó, y fue mejorada, en la audiencia de ayer. En el marco de ese diálogo, la patronal también dejo de lado su decisión de dejar de pagar un premio por un combo de conceptos acordado hace años con el gremio. El monto de esa gratificación se renueva habitualmente entre marzo y abril de cada año. La empresa prometió, finalmente, continuar abonándolo hasta junio próximo inclusive.

El gremio y la empresa se darán cita nuevamente en la cartera laboral el próximo 29 de abril, para definir el devenir de los trabajadores de Argental, que al igual que las empresas de éste y otros rubros metalúrgicos "padecen el impacto de las tarifas y del detrimento del consumo interno", según observó Pablo Cerra, asesor legal de la UOM.

La empresa produce para un sector del consumo interno, que está muerto: las panaderías. "Las que no cerraron tampoco están invirtiendo para renovar sus equipos" observó el asesor legal de UOM Rosario, Pablo Cerra.

El panorama "imprevisible y al no saber qué va a pasar, genera incertidumbre y resignación que está afectando a los empresarios", concluyó el abogado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});