Economía

Acreedores externos se sumaron al ataque especulativo, y el FMI respaldó al gobierno

Dos comités de bonistas que entraron al canje exigieron un plan económico. El Fondo asegura que el plan está avanzado

Viernes 23 de Octubre de 2020

Acreedores externos de la Argentina se sumaron con furia al ataque especulativo contra el gobierno, a quien le exigieron que presente un plan económico que garantice el pago de la deuda. También le reclamaron al FMI que “pague lo suyo” en el proceso. Precisamente, el organismo multilateral salió ayer en respaldo del ministro de Economía, Martín Guzmán. Dijo que está elaborando un programa que tiene “una probabilidad significativa” de ser aprobado.

Este cruce de declaraciones se dio durante otra jornada de alto voltaje en el mercado cambiario paralelo. El contado con liquidación (CCL) avanzó 2,20%, a $ 178,70, y el MEP 1,60%, a $ 165,33 por unidad. El blue se fue a $ 190. Valores que el economista Orlando Ferreres calificó ayer de “ridículos y exorbitantes”, frente a un tipo de cambio oficial que no está atrasado.

En el segmento oficial, la divisa aumentó 47 centavos para la venta minorista y 33 centavos para la mayorista. En esa plaza, el Banco Central terminó otro día con posición compradora y sumó u$s 5 millones a las reservas.

El director del Departamento Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, salió ayer en respaldo de Guzmán. Manifestó que la Argentina se encuentra en plena elaboración de un plan económico integral que tendría una “probabilidad significativa” de ser apoyado por un nuevo programa con el organismo.

Para Werner, el gobierno ya comenzó a avanzar con ese plan. “Ya hubo medidas y avances importantes que se han llevado a cabo, y dado los eventos recientes en mercados financieros a veces nos olvidamos de ellos, pero claramente la reestructuración de deuda privada es un hito importante del programa económico y viabilidad futura a la finanzas públicas”. Una nueva misión del FMI visitará el país en noviembre.

Contra el gobierno y el Fondo se despacharon dos comités de bonistas que participaron del canje de deuda externa. Quedó afuera de este comunicado el grupo Ad Hoc, liderado por Blackrock, Los que protestaron aseguraron que ellos ya brindaron una “oportunidad histórica a Argentina para comenzar de nuevo” y que ahora “le toca a Argentina y al FMI jugar lo suyo”.

Los bonistas criticaron al BCRA y cuestionaron la brecha cambiaria Los bonistas criticaron al BCRA y cuestionaron la brecha cambiaria

Recordaron que, pese a que en las negociaciones por la deuda reclamaron un programa económico, el gobierno eligió “negociar la reestructuración de su deuda comercial antes de elaborar un plan detallado y negociar un nuevo programa del FMI”.

Y se quejaron porque “después de casi un año en el cargo, el gobierno argentino aún tiene que ofrecer una visión económica coherente y sostenible a la sociedad argentina y a los mercados”.

Los acreedores dijeron que ellos aceptaron “una gran pérdida de valor” para aliviar el flujo de efectivo argentino en u$s 37 mil millones pero el gobierno “no sólo no logró restablecer la confianza”, sino que “las medidas políticas adoptadas inmediatamente después de la reestructuración de la deuda empeoraron drásticamente la crisis del país”.

Los bonistas criticaron duramente al Banco Central y aseguraron que la brecha cambiaria “garantiza virtualmente que las reservas no se puedan reconstruir, un caso clásico de dinero poco sólido que expulsa dinero sólido”. La mano de alguna corporación local se adivina tras su queja por obligar a empresas a reestructurar sus deudas.

Los clubes de deudores afirman, además que “la estabilidad macroeconómica parece ser un espejismo en constante retroceso”. Señalaron que “los mercados deben asumir lo peor y extrapolar a partir de 2021” y enfatizaron que “los títulos argentinos reestructurados sufrieron caídas de 30% y hoy son considerados los más riesgosos después de Sri Lanka”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario