..

Dos operarios desaparecen en el río tras reparar una barcaza cerca de Pueblo Esther

El hecho ocurrió ayer, a las 13.30, frente al astillero UABL. Entre los desaparecidos está el bombero César Moriñigo, de esa localidad. Una bombera murió camino al lugar del hecho.

Sábado 10 de Mayo de 2014

Una lancha que realizaba el relevo de nueve operarios que regresaban de reparar una barcaza en el río Paraná dio una vuelta campana casi llegando al muelle y terminó debajo de embarcaciones amarradas en el lugar. Siete de los trabajadores, aún heridos, pudieron salir por sus propios medios, pero dos no lo lograron. Quienes se salvaron no habrían tenido salvavidas y están fuera de peligro. El hecho ocurrió ayer, a las 13.30, frente al astillero UABL, en Pueblo Esther. Entre los desaparecidos está el bombero César Moriñigo, de esa localidad. Al cierre de esta edición, buzos de Prefectura continuaban la búsqueda.

   El siniestro ocurrió en el marco de tareas habituales de reparación de las que se encargaba una empresa que estaría tercerizada por UABL. Los operarios heridos tienen entre 18 y 40 años. Pero no fue la única tragedia para esta ciudad y la zona. Mientras se dirigía desde General Lagos a Pueblo Esther, donde prestaba servicios, falleció en un accidente de moto, la bombera Mónica Aguirre.

   Por ambas tragedias, los cuerpos de bomberos voluntarios de la provincia de Santa Fe, declararon duelo por 48 horas. Así lo confirmó el jefe de la Regional I, Rubén Moreira, desde el cuartel de Pueblo Esther. La misma medida tomaría la ciudad que ayer estaba conmocionada por los accidentes.

Angustia. La tarde tuvo dos zarpazos fatales para la zona. Después de las 13.30 y por razones que aún no se dieron a conocer, la lancha que hacía el relevo de nueve operarios que habían estado reparando una barcaza no muy lejos de la costa, dio una vuelta campana a menos de cincuenta metros del muelle y terminó debajo de otras embarcaciones amarradas en el lugar.

   Según versiones, ya que no hubo comunicación por parte de la empresa, se trata de operaciones habituales en el astillero, pero la correntada y la profundidad del río frente al muelle convirtieron el hecho en una tragedia ya que dos personas no lograron salir a la superficie y se presume que fue por los golpes recibidos. Entre los sobrevivientes, hay dos trabajadores con traumatismo leve de cráneo.

   Durante la búsqueda de estos operarios, uno de ellos el bombero Moriñigo, la angustia de los familiares no encontraba respuesta y permanecían detrás del ingreso al astillero. En horas de la noche, el Ministerio de Salud de la provincia evaluaba enviar al lugar un equipo de salud mental para contención durante las largas horas que llevaban de dolorosa vigilia.

   Apenas ocurrido el accidente en el río, se activó un importante operativo sanitario y de rescate. En declaraciones a LT3, el coordinador del nodo Rosario del Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies), Juan Manuel Gálvez, explicó que concurrieron con seis ambulancias desde Arroyo Seco, Villa Gobernador Gálvez y Pueblo Esther, a las que se sumó una unidad sanitaria de la comuna de Alvear que integra la red de emergencia. Las directivas sanitarias fueron dispuestas por el secretario de Emergencia y Traslado de la provincia, Jorge Stettler, y del Ministro de Salud, Mario Drisun.

   “Todas las víctimas rescatadas del agua presentaban signos vitales, las trasladamos en ambulancias del Sies de Alvear, Villa Gobernador Gálvez, Arroyo Seco y de Pueblo Ester en lo que fue una amplia respuesta regional”, confirmó Gálvez.

Además, se utilizó una lancha guardacostas de Prefectura Naval y buzos especializados que fueron afectados a las tareas de búsqueda y rastrillaje de las que participaron bomberos voluntarios de Villa Gobernador Gálvez y Arroyo Seco para suplantar solidariamente a sus pares de Pueblo Esther, conmocionados por la desaparición de uno de sus compañeros.

Esfuerzo. La tarea de los buzos fue denodada ya que procuraban en todo momento que la lancha siniestrada no terminara arrastrada aún más por la corriente porque eso dificultaba el rastreo de los operarios desaparecidos. Según versiones recogidas en el lugar, los siete trabajadores que lograron salir a flote, lo hicieron con mucho esfuerzo, incluso lastimados, en lo que no pocos consideraron un verdadero milagro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario