..

Dos caballos provocaron un múltiple choque fatal en la autopista a Capital

Participaron dos camiones y dos autos. Uno de los choferes murió aplastado por su propia carga. Los animales estaban en la ruta y perecieron. Investigan la mecánica del accidente

Miércoles 14 de Septiembre de 2011

Fighiera.- La presencia de animales sueltos en la rutas provocó una nueva tragedia. Un hombre falleció y otra persona resultó herida tras un choque múltiple ocurrido durante la madrugada de ayer en la autopista a Buenos Aires, a la altura de esta localidad, luego de que colisionaran dos autos y dos camiones ante dos caballos sueltos que transitaban por la cinta asfáltica y resultaron muertos.

La víctima falta fue Hugo Néstor Solías, de 40 años y conductor de uno de los dos camiones Scania que colisionaron, el que venía cargado con hierros desde San Nicolás. En el mismo accidente resultó herido de consideración Carlos Murialdo, internado en un centro de salud privado de Rosario, quien conducía un Fiat Idea, uno de los dos autos -el otro fue un Toyota Corolla- implicados en la colisión.

El hecho ocurrió a las 2.50, a la altura del kilómetro 254 en el carril que se dirige hacia Rosario, cuando alguno de autos implicados intentó evitar a los dos caballos sueltos en la calzada.

Confuso. El episodio está en plena investigación, ya que su mecánica es confusa: no se sabe a ciencia cierta cuál de los vehículos mató a los animales, aunque sí se tiene certeza de cómo se produjo la muerte de uno de los conductores.

Los bomberos voluntarios de Fighiera recibieron un llamado de la concesionaria de la autopista Vial 5 alertando sobre la catástrofe y se procedió a rescatar a sobrevivientes.

Fuentes de la subcomisaría indicaron a LaCapital que Solías falleció cuando era trasladado al hospital de Villa Constitución y que sus restos fueron derivados luego al Instituto Médico Legal de Rosario para efectuar la correspondiente autopsia.

A raíz de la colisión, la policía, personal de la concesionaria y los bomberos debieron montar un operativo de tránsito con un desvío a la altura del kilómetro 246 hacia la ruta provincial 21, para luego retomar la traza de la autopista en inmediaciones de Arroyo Seco.

Algunos testimonios indicaron, en primer término, que "nadie hasta el momento asumió alguna responsabilidad por los caballos" y "aparentemente, a la hora del hecho, la visibilidad nocturna era buena y no se percibía la presencia rica de neblinas".

El choque de los camiones se produjo cuando la unidad cargada con hierros y conducida por Solías impactó contra la parte trasera de otro camión de la misma marca que frenó de repente para esquivar a los animales presentes en la traza, que igualmente fueron atropellados, aunque la mecánica del accidente aún es objeto de investigación. Según las pericias, el hombre murió a causa de que, producto de la inercia tras verse obligado a frenar de golpe, la carga de hierros que él mismo transportaba se precipitó sobre la cabina.

Al parecer, el conductor frenó de golpe e impactó contra otro Scania que, había detenido su marcha con anterioridad, para sortear a dos equinos que se encontraban sueltos sobre la ruta. El camionero del primero de los vehículos es rosarino y tiene 50 años. Sufrió politraumatismo y fue derivado al hospital Español de Rosario, pero se halla fuera de peligro.

El hecho era investigado por el Juzgado Correccional Nº 8, desde donde entre otras actuaciones se ordenó que un médico veterinario procediera a buscar la existencia de marcas de propiedad en los cuerpos de los equinos. Si estos presentaran algún tipo de identificación de yerra, por los registros de marcas se podría llegar hasta los dueños, considerados responsables del accidente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario