Brasil

Detuvieron a la fundadora de Femen Brasil por "actos contra la democracia"

Sara Winter es seguidora de Bolsonaro y líder del grupo "300 de Brasil", que el sábado lanzó fuegos artificiales contra la sede del Tribunal Supremo.

Lunes 15 de Junio de 2020

Sara Winter, quien fuera fundadora del movimiento Femen en Brasil y ahora reconvertida en acólita del presidente del país, Jair Bolsonaro, fue detenida por la Policía Federal en Brasilia y enviada a prisión preventiva mientras se le investiga por actos contra la democracia por liderar el grupo conocido como los "300 de Brasil", quienes el sábado lanzaron fuegos artificiales contra la sede del Tribunal Supremo.

Junto a Winter, cuyo nombre real es Sara Fernanda Giromini, fueron detenidas otras cinco personas más, aunque sus identidades no han sido reveladas. Todos ellos resultaron encarcelados por orden de la Fiscalía General, que tendría indicios de que estarían captando financiación para cometer crímenes previstos en la ley de seguridad nacional.

Los "300 de Brasil" montaron un campamento la semana pasada en la Explanada de los Ministerios, en Brasilia, pero no fue hasta el sábado cuando los acólitos de Bolsonaro fueron desalojados por la fuerza por la Policía Militar después de haber intentado sin éxito acceder al Congreso.

https://twitter.com/gentedemal/status/1272025444062236672

Winter, quien tiene una Cruz de Hierro tatuada, es una activista contra el aborto y miembro del partido de extrema derecha de Bolsonaro Alianza por Brasil. En 2012 fundó la filial de Femen en el país sudamericano tras un viaje a Kiev, Ucrania, aunque un año después fue desvinculada por el movimiento.

Además, también está siendo investigada en el proceso sobre la difusión de noticias falsas y ofensas a las autoridades judiciales por parte de grupos bolsonaristas. En su caso, se indaga un vídeo que ella misma publicó en redes sociales en el que amenazaba al magistrado del Supremo Alexandre de Moraes, quien lleva la causa.

A su vez, tal y como señala la cadena Globo, Winter es objeto también de una investigación por el mal uso de 25.000 reales del Fondo Especial de Financiación de Campañas de 2018, cuando se presentó para diputada federal en Río de Janeiro por el partido Demócratas. La formación política la expulsó a principios de mes.

Los "300 de Brasil" toman el nombre en referencia a los 300 espartanos que se enfrentaron a las fuerzas del Imperio persa en la Batalla de las Termópilas.

Este grupo afín al presidente Bolsonaro ya suma 3.200 adherentes y son conocidos en Brasil por su marcada retórica beligerante contra grupos de la izquierda, a la que amenazan con “exterminar”, y partidarios de una intervención militar en el Tribunal Supremo y en el Congreso.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario