..

Descontaminan el arroyo Pavón, una verdadera cloaca a cielo abierto

Comenzaron a limpiar los fangos contaminantes en un tramo de este curso de agua

Sábado 19 de Abril de 2008

Villa Constitución. — Tras décadas de reclamos y luego de haber sido suspendida varias veces, finalmente el gobierno provincial comenzó esta semana la obra de dragado y limpieza de los fangos contaminantes de un tramo del arroyo Pavón, donde se vuelcan los efluentes cloacales de la ciudad.

La obra, que demandará al menos unos 60 días, resolverá sólo una parte del gravísimo problema de contaminación que padece ese curso de agua y las centenares de familias asentadas en su margen derecho. La otra parte de la solución es la terminación de los trabajos de instalación de cañerías y bombas que derivarán los efluentes hacia el arroyo Correntoso, obra que está paralizada desde hace más de un año por problemas con la empresa adjudicataria.

La draga ya funciona. "La draga de última generación de la provincia ya llegó al lugar y está trabajando. Ahora está instalada en la curva del arroyo Las Cucharas, y luego irá subiendo por el Pavón", explicó el presidente del club Náutico Bartolomé Mitre, Edgardo Ferrer.

Precisamente, esta institución está ubicada a la vera del contaminado arroyo Pavón, y durante los últimos años su comisión directiva luchó denodadamente —la mayoría del tiempo en soledad— para que la obra se concretara.

Las obras. "Estos trabajos no sólo resolverán los problemas que padece nuestro club, sino los de toda la comunidad villense, porque la contaminación perjudica a todos por igual, y especialmente a centenares de familias de cuatro barrios asentados a la orilla del curso de agua", señaló Ferrer. "Ahora falta la terminación de la obra restante, que son cañerías para expulsar los efluentes en el Correntoso. El sector político debería concientizarse que estas obras son imprescindibles para la salud de todos los villenses", sostuvo el directivo.

La obra en ejecución apunta a efectuar una remoción de sedimentos de 103 mil metros cúbicos, y consiste en limpiar el cauce y remover los fangos existentes a fin de restablecer las cotas del canal y lograr su navegabilidad.

En tanto, la restante obra inconclusa consta del tendido de 2.520 metros de cañerías, de los cuales 780 metros atraviesan un sector periurbano, y el resto se ubica sobre material de origen aluvional en una zona expuesta al régimen de crecidas del río Paraná. Estos trabajos se complementan con la ejecución de una obra de descarga en la desembocadura sobre el arroyo Correntoso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario