La Región

Demoraron a supuestos pastores umbanda que traía un niño a Santa Fe

Las autoridades investigaban en qué situación los progenitores les dieron la guarda del menor a los adultos, quienes fueron demorados.

Jueves 30 de Noviembre de 2017

Una irregular situación se produjo en torno a un niño de nueve años cordobés, que fue descubierto por la policía mientras viajaba con destino a la ciudad de Santa Fe junto a dos hombres —supuestos pastores de la religión umbanda—, quienes se cree que le realizarían rituales de sanación. Anoche, al cierre de esta edición, el chico —que quedó en resguardo en un hospital de Rafaela— esperaba para ser restituido a sus padres. Las autoridades investigaban en qué situación los progenitores les dieron la guarda del menor a los adultos, quienes fueron demorados.

Se indicó que la situación quedó al descubierto en un operativo de control de vehículos en el cruce de las rutas nacionales 34 y 19, cerca de Rafaela. Allí, los policías procedieron a identificar a los ocupantes de una camioneta VW Amarok en la que viajaban los dos hombres adultos y el niño.

Se confirmó que no pesaba ningún pedido de averiguación de paradero sobre el menor ni tampoco una denuncia por desaparición. No obstante se dio intervención a la Subsecretaría de Niñez y Adolescencia de la provincia, cuyos responsables resolvieron —luego de analizar el tema con el equipo interdisciplinario del organismo— separar al chico de los hombres con los que viajaba y alojarlo en las instalaciones del Hospital Ferré de la ciudad de Rafaela donde hasta anoche se hallaba hasta que la madre se hiciera presente.

Según los DNI que tenían los hombres y el chico los tres poseían domicilio en la ciudad de Córdoba y no tenían ningún vínculo parental. Además afirmaron los adultos que la madre, llamada Alejandra C., les dio al niño para que lo traigan a la capital provincial santafesina, y dijeron que ambos eran pastores de la religión umbanda y que le haría rituales de sanación.

Cabe acotar que la Central de Emergencias verificó que el menor no tenía pedido de paradero y, además, confirmó que los dos hombres no poseían impedimento legal. Por esa circunstancia, las autoridades tomaron contacto con la titular de la Subsecretaría de la Niñez con sede en Rafaela, Lorena Adorati, a quien interiorizaron del extraño hecho. La funcionaria, luego de llevar a cabo consultas al grupo interdisciplinario de la entidad, dispuso la mencionada separación del menor de los adultos y alojarlo en el hospital en compañía del personal de ese organismo hasta que se apersone la madre en la subsecretaría.

Anoche se aguardaba que la madre llegara a Rafaela para restituirle el hijo, que está en

guarda en el hospital

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario